Repasando El 2012: It’s Such a Beautiful Day

its_such_a_beautiful_day_don_hertzfeldt (1)
I’ts Such a beautiful day se trata de una obra que recopila tres proyectos anteriores del mismo director, Don Hertzfeldt, montados de manera que cogen un sentido unitario al formar los tres fragmentos.Antes de nada, comentar que It’s a Such Beautifull day es un soplo de aire fresco y además la constatación de un hecho que me colma de alegría. En pleno 2012, cuando ya damos todo por perdido, cuando parece que la esperanza ha muerto y que sólo podemos recoger las migajas del pastel que se ha devorado (no ya sólo en el cine y en el arte, sino del planeta en general) cuando creemos que la moral ha muerto y que la ética no es más que una palabra pertenciente a la historia, aparece una obra tan brillante como independiente para mostrarnos que el arte sigue vivo, y que a pesar de todas las crisis tanto económicas como personales que padezcamos siempre habrá gente para iluminar el camino tan oscuro que nos toca recorrer.
Porque que las industrias saquen películas buenas cada año no es novedad, pero que un proyecto tan interesante venga realizado desde donde viene, de la creatividad y la hazaña de tan poca gente es una oda al esfuerzo y a la dedicación.Cuesta hablar de la película porque para ello hemos de hablarse de la propia vida. Y es que It’s a such a beautiful day es una de las obras que más claros tiene el concepto de arte-vida (aquel famoso concepto al que recurrieron tantas vanguardias artísticas durante el siglo pasado) y que más analiza en profundidad, traspasando la pantalla y llegando a nuestro corazón.
Recreada a modo de fragmentos, observamos el día a día y trozos de la vida de un hombre corriente, dibujado con dos trazos (o tres si contamos el sombrero) pero con una historia y un nombre: Bill.
Bill podría ser cualquiera de nosotros. La primera secuencia de la película es ya definitoria, de fondo oímos la preciosa música de Smetana, die Moldau, nuestro personaje, Bill, se encuentra con una persona por la calle, que le resulta conocida, se acercan y los dos se saludan (aunque Bill sólo es capaz de recurrir a un simple gruñido), aunque sin saber realmente porque, para después seguir su camino sin saber que nunca más volverán a encontrarse como añade la voz en off. Así es la obra, un retrato sobre el absurdo mundo en que vivimos, una disección de los males y temores del mundo moderno, donde la soledad está presente en el día a día, donde la gente camina en soledad con miles de personas a su alrededor sin saber ni conocer, ni preocuparse de los problemas ajenos. Bill quiere hablar y rehacer su vida, se siente sólo y llama a su ex, pero es incapaz de solucionar nada. Bill está enfermo, (su madre ya lo estaba) y nadie lo comprende, pero él sigue soñando y se empeña en seguir viviendo. Es a partir de los sueños donde él es capaz de expiarse y seguir con sus ganas de no ser pisoteado no ya por los demás, sino por el tiempo, ese poder inexorable que tanto miedo nos ha provocado en muchos de nosotros.
Bill reflexiona sobre eso, y las conclusiones a las que llega le dejan a uno en un estado de shock del que uno sólo es capaz de esbozar una sonrisa y aplaudir.Formalmente es una maravilla. Como ya he dicho, los personajes apenas están dibujados con cuatro rayas pero el director es capaz de forzar los límites de los elementos que tiene a su disposición para llevar la película a la categoría del arte. Es muy interesante el juego y combinación que se hace entre texturas y materiales (fotografías en color, distorsionadas, blancos y negros, luces..una extensa galería de recursos), por otra parte el fondo negro se transforma en los momentos delicados para convertirse en un retrato lleno de colores y formas expresionistas llenas de luz que emboban y embotan nuestros sentidos pese a su aparente sencillez. Es difícil explicarlo sin verlo, pero Hertzfeldt es capaz de utilizar esa aparente simplicidad formal para llevarla hasta los límites de la expresión. Logrando crear una atmósfera caleidoscopica llena de elementos que dotan a la obra una gran plasticidad. La voz en off es otro elemento indispensable para la película, de la que se sirve el director para contarnos todos los detalles acerca de la vida de Bill, es toda la narración que existe. Igual que la música, preciosa y variada, de la cual se aprovecha la película para elevarse en los momentos claves y de mayor importancia.Apenas dura poco más de una hora, pero it’s such a Beautiful day es una experiencia maravillosa, de las que logran transformar por completo a uno. Si uno está predispuesto a ver una oferta original y dispone de un poco de sensibilidad va a gozar con una firme candidata a ser una de las películas de animación más importante, no ya de los últimos años, sino de la historia del cine.

9/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s