Películas a Rescatar 3- El Estrangulador de Rillington Place

rillington-00

Richard Fleischer es un director que quizá no pasé a los anales de la historia del cine, pero es un hombre que tiene una filmografía con algunos títulos muy interesantes. El tema del psychokiller también lo ha tratado en otra película suya, igualmente recomendable, titulada el estrangulador de Boston. Aquella película notable, interpretada genialmente por Tony Curtis, tiene puntos en común con esta. No sólo es que las dos tratan el mismo tema, sino que las dos intentan explorar el perfil psicológico de sus personajes. Y que llevan el verismo como estandarte principal. Pero mientras que el estrangulador de Boston se dividía en dos partes muy diferenciadas entre ellas (una primera con una narración mucho más fluida y digamos, más cinematográfica, la segunda se partía brillantemente para acercarse al tono documental). Aqui no, aquí todo forma parte de un conjunto que se desarolla por unos derroteros que se acercan de manera muy realista a la vida de nuestro perturbado protagonista, aunque por lo escabroso del relato nos parezca que la película se dirige a una pesadilla.

Y eso que el personaje de Richard Attenborough no parece un mal tío, no llama la atención, no es ni alto ni bajo, físicamente normal y de modales correctos. Pero Fleischer no engaña a nadie, no le interesa crear una intriga, en la primera secuencia (secuencia por otra parte oscura, gélida y muy bien elaborada) nos muestra quien es el asesino. A continuación avanza con una elipsis de cinco años para mostrarnos el mismo escenario del crimen pero con nuevos personajes. El público va a temer a partir de ahí, expectante de que todo se arregle y atormentándose y compadeciéndose de los inocentes.

Todo esto no sería posible sin la excepcional interpretación de Richard Attenborough que crea un personaje totalmente increíble, una interpretación que pone los pelos de punta, sinceramente le deja a uno sin palabras. Los demás actores cumplen, claro, pero al lado del asesino nadie es capaz de brillar.

Y de fondo, una crítica al sistema judicial que es capaz de cometer atrocidades tan grandes como el propio asesino. Una película que desgraciadamente no triunfo en taquilla pero que el tiempo va colocando en su lugar.

Y claro, luego uno se entera que está basada en hechos reales. Incluso uno puede hacer un ejercicio Masoquista mirando imágenes del verdadero asesino y compararlas con las de la película. Impresiona.

Y eso, que siempre saludaba a los vecinos….

7/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s