La moda, Nueva York y Bill Cunningham

LA MODA, NUEVA YORK Y BILL CUNNINGHAM

Como casi todas las buenas cosas, descubrí la historia de Bill Cunningham por casualidad mientras estaba viendo el telediario. Quería contar su historia, porque lo que no se comunica se pierde y yo no quiero que se pierda nada y menos una historia como esta.

El documental Bill Cunningham New York muestra a un hombre creativo, solitario, tímido, humilde y, sobre todo, infinitamente curioso. La curiosidad le hace dejar todas las mañanas Carnegie Hall, coger su bicicleta y salir a beberse la vida de las calles de Nueva York. Desde su aventurero recorrido por las calles Cunningham se entremezcla entre la vorágine de la ciudad para capturar el Street style. El fotógrafo quiere captar aquello que le parece bonito, que es natural y que en esencia tiene vida.

La figura de Cunnignham es curiosa tanto por su peculiar personalidad como por su forma de trabajo única y comprometida. Es sorprendente que no quiera recibir remuneración económica por su trabajo fotográfico para The New York Times. Esta es la muestra que la vocación y el amor por una profesión son posibles, y que, todavía, existen personas que harían su trabajo aunque no les pagaran por ello. En palabras de Cunningham: “Verás, si no aceptas dinero no pueden decirte qué hacer. Eso es lo importante, nunca ser de nadie”. El dinero constituye un elemento corrosivo del oficio a ojos de Cunningham. Su libertad consiste, digámoslo así, en hacer lo que “le da la gana” y considera que “el dinero es lo más barato. La libertad es lo más caro”, si acepta dinero estará sometido a los dictámenes de otros.

En un mundo en el que parece ser que pocos se preguntan por la verdadera vocación y en el que te aconsejan que elijas una carrera con salidas profesionales aparece el señor Cunnigham que sin dejarse atar por nadie sale de su humilde apartamento neoyorkino para captar la belleza de cotidianidad de la gente normal. Aunque en cierta forma el fotógrafo es independiente en la industria de la moda recibe el aplauso de diseñadores, celebreties, modelos y it girls que mueren por ser fotografiados por él. ¡Así se hace Bill!.

Imagen

Para Cunningham la moda “es la armadura para sobrevivir a la realidad de la vida cotidiana”.

Cristina Ortiz

Fotografías: en la primera fotografía, Bill Cunningham un domingo por la tarde en la New York Fashion Week fotografiado por Amina Said; la segunda fotografía tomada por mí del documental Bill Cunningham New York.

Aside | This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s