Ciclo Hitchcock: Alarma en el Expreso

hit
Alarma en el expreso es una de las películas más locas de Hitchcock, quizá después de Pero quién mato a Harry? (esta es ya una locura excepcional) una de las que más acentúa su comicidad. Se trata de su penúltima película de la etapa inglesa, antes de posada en Jamaica (una película de época, totalmente alejada de las características habituales del cine del director británico) precisamente esta fue bien apaleada por la crítica, lo contrario que Alarma en el expreso, por una vez parece que los críticos acertaron). Y eso que en un principio el guión no estaba pensado para que fuera Hitchcock el que dirigiera la película, sin embargo acabo en sus manos y a base de unos pocos retoques tiró para adelante el proyecto. Fue una buena despedida, firmando una de sus películas inglesas más famosas.Alarma en el expreso es una genial locura. Al principio nos descoloca de buena manera, colocando la historia en un hotel y haciéndonos creer que una pareja serán los protagonistas de la película, para luego, cuando la acción se sitúa en el tren cambiarnos de protagonistas (la parte en el hotel por cierto parece más un fragmento de los hermanos Marx que otra cosa).
La historia ya de por sí es curiosa e intrigante (habrá visto si o no la muchacha a la anciana?) y juega a la confusión durante buena parte del metraje, compartiendo la intriga de la protagonista y haciendo que sea la misma que el público (no en vano se repiten planos subjetivos, habituales en la técnica del director).
Mientras va pincelando situaciones cómicas que añaden un toque de irrealidad y confusión a todo lo que está sucediendo. Interesante como se juega con los diferentes idiomas para acentuar tanto la confusión como la vis cómica.
El guión dará especial importancia a objetos y frases que juegan un papel importante, como los tacones de cierta mujer, las gafas de la anciana, la frase que escribe Froy en la ventana…El mcguffin también hace su presencia. Quizá uno de los casos más ejemplares. Primero con la búsqueda de la anciana. Pero luego, cuando descubrimos que la identidad secreta de la anciana (momento brutal del film, en el que no podemos más que reírnos ante lo absurdo de tal situación, una abuela espía! y además se mueve por la escena como una veinteañera!) se sigue el juego. La canción que se supone que juega un papel relevante, no deja de ser una sorna más. Buena pareja interpretativa, entre la pasión y desorientación que aporta Lockwood y la incredulidad de Redgrave (que en un principio no vio con demasiados buenos ojos el papel)El final es un caso aparte, una bomba de relojería que enfrentará a los detractores habituales con los incondicionales del británico. Un absurdo total, en el que se llega al climax cómico al que ha ido jugando in crescendo la película.
7/10
 Kyrios
This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s