Cine y Artistas: Copying Beethoven

Betho

Copying Beethoven es una película que se centra en la vida de Beethoven, especialmente en la última etapa del artista, en la que su sordera fue ya irremediable y en la que se aisló prácticamente del mundo exterior.

La película adapta una obra literaria, la cual se inventa una protagonista (la copista) que formará parte de la trama de una manera indispensable. La pregunta que primero surge es, con lo interesante que resulta ya de por sí, era necesario transfigurar así la vida del maestro? Pero claro, el dinero es lo que manda y la inclusión de la mujer da juego a posibles romances entre el compositor y la copista que dota al film de una comercialidad irresistible para los productores. Porque quién iba a financiar la película de un viejo sordo y gruñón que vive aislado del mundo entero? El carácter de la película lo aporta Ed Harris, que sobreactúa (sin que esta definición pretenda tener un carácter denotativo) clavando el papel que se le exige. La película avanza de manera esquemática sin apenas sorpresas (un guión que deja bastante que desear) en la que más que el hecho musical o la investigación psicológica de los personajes protagonistas, lo que prima son las desavenencias sentimentales entre uno y otro, llevando a la obra por unos derroteros dramáticos bastante cuestionables. De hecho después de la eclosión que supone la novena sinfonía la película pierde fuelle y se sigue con menos interés. Un fallo de dosificación evidente.

Aún así la película deja entrever ciertos elementos de la figura del verdadero Beethoven que hacen que el visionado de la película sea aceptable. Quizás el proceso creativo que llevó al maestro a componer la novena sinfonía, es una de las mejores plasmaciones de la película. El compositor tuvo que aislarle del mundo entero para poder crear una oda a la hermandad, que pretendía el sueño casi insondable de la fraternidad global. De hecho, la novena sinfonía fue la primera en incluir parte coral en su composición, texto del filósofo Schiller, el cual da título a la oda a la alegría. Es curioso (y maravilloso evidentemente) porque se trata de una lucha entre bien y el mal en la que finalmente el optimismo es capaz de triunfar. Desgraciadamente después de este éxito, el compositor se volvió a encerrar en sí mismo para no volver a componer una obra que tuviera una acogida ferviente entre el público. La película capta bien esta esencia con diálogos en los que se revela la esencia trágica y romántica del artista (la música tiene que venir de las tripas, del alma, no de la cabeza). Por lo demás algún detalle musical interesante, como las diferencias entre él y Rossini, el alejamiento hacia el profundo interior del artista (cuando su ayudante toca el Für Elise). También la relación con su sobrino Karl está más o menos bien apuntada, aunque en Amor inmortal se retrate mejor la relación entre los dos.

Lo que parece una barbaridad,  es la dirección que lleva a cabo Beethoven durante el concierto, siendo guiado por su copista, una absurdez considerable. Lo que si es cierto, al igual que ya retrata la película, Amor inmortal, es que no oyó los aplausos que propiciaba el público, pues estaba de espaldas a él. Maravillosa anécdota.

4/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Cine, Cine y Artistas and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s