Ciclo Kubrick: Espartaco

Espartaco

Durante largo tiempo, Stanley Kubrick renegó de Espartaco por considerarla una obra fallida. También es cierto que  al final fue capaz de admirar el trabajo que él mismo había hecho.

Y es que Espartaco es una de las mejores películas del subgénero del Péplum. Una demostración clara de que el cine comercial y el mensaje con contenido se podían conjugar de una manera artística.

Es curioso porque los primeros 15 minutos, las secuencias ambientadas en la pedrera, no pertenecen a Kubrick, sino a Athony Mann (un gran director de Westerns) pero este tuvo desavenencias con Kirk Douglas y el actor puso presión a la productora para que lo despidieran. Sí, el ego de Douglas era grande y además contaba con una importancia considerable, pero la Universal sabía que el éxito estaba casi asegurado y se doblegaron ante sus exigencias. Ya Douglas había trabajado con Kubrick en Senderos de Gloria y los dos habían formado una pareja tremenda. Desgraciadamente Espartaco, como muchas de las grandes superproducciones históricas, exigió demasiado a todo el equipo y la relación entre los dos se degradó al extremo. Douglas lo definió en una frase: “Kubrick es una mierda con talento”.

Por otro lado el guión es un claro canto a la libertad. Y es muy dignificante saberlo pues la apuesta era arriesgada. La caza de brujas estaba en plena ebullición y el senador MacArthur había señalado a muchos artistas que trabajaban en Hollywood. Dalton Trumbo, era uno de ellos. Ya la novela de Howard Fast era un foco de rebelión hacia el stablishment norteamericano (de hecho los Estados unidos se han amparado miles de veces en el modelo norteamericano, pensemos cuantas veces en este tipo de películas el bando protagonista son los considerados civilizadamente inferiores), pero Trumbo fue capaz de elevar el guión a la categoría de arte. Los diálogos pese, a que mimetizan el vocabulario e intentan semejarse a las condiciones de la época, esconde una carga política evidente. De hecho se formó una campaña política contra ella en la que muchos actores se involucraron (como John Wayne), seguramente esto explica el poco éxito en cuanto a premios oficiales se refiere (cuando este tipo de superproducciones de género siempre se llevan bastante entre la academia). Espartaco no es un mero esclavo liberado, es el símbolo de una generación que se opone ante lo que el régimen establece como normal, que no tiene porque ser ético.

El rodaje fue una pelea de gallos. Estaba claro que iba a ser una pelea de egos, sólo viendo el reparto era más que evidente. Reparto que seguramente sea unos de los mejores de la historia: Kirk Douglas, Peter Ustinov, Tony Curtis, Laurence Olivier, Jean Simmons, Charles Laughton, Woody Strode, John Gavin..Como para quitarle a uno el hipo de golpe. Pese a que cada uno de ellos intentó acaparar más protagonismo que el otro y que entre todos hicieron que el rodaje fuera un poco más caótico de lo que ya lo estaba siendo (por cierto muchos escenarios están ambientados en España).

Kubrick de hecho se sintió como un general. Muévanse por aquí, los extras por allá, que se monte esto así…Una superproducción de estas características requería un mando férreo que fuera capaz de aglutinar todo el personal. Seguramente se sintió como un pez en el agua aunque se trató de una experiencia agotadora. Realizó para la película una de las direcciones menos Kubrickianas que conocemos, aunque esto por sí mismo no lo hemos de tener en cuenta como aspecto negativo. Muchas veces se ha denostado a la película por considerarla como una obra impersonal, cuando se trata de una injusticia generalizada. Además pese a que el toque Kubrick cuesta de distinguir entre escenas de pompa y circunstancia, si observamos un saber hacer que serviría al director como prueba de fuego. De hecho la experiencia que acumuló le sirvió para futuras experiencias.

Hay escenas que demuestran un trabajo delicado detrás las cámaras. Secuencias magistrales como el travelling en la que Espartaco conoce  a Varinia, una demostración de tacto y sensibilidad perfecta. Pero la que se nos quedará a la memoria a todos es en la que todos los hombres libres (porque me niego a utilizar la palabra esclavos) demuestran su honor poniéndose al lado de Espartaco.

9/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s