Ciclo Kubrick: Lolita

lYON

La película está basada en la obra de Nabokov, que en aquella época estaba muy de moda entre ciertos círculos intelectuales y se trataba de una obra que tocaba un tema bastante polémico, por lo cual mucha gente era reacia a la adaptación de la película. De hecho Kubrick sabía que no podía ser tan explícito como lo era la novela porque la imagen nunca podía ser tan provocativa como lo eran las palabras, por lo que opta por el inteligente juego de la sutileza, que se respira en muchos momentos de la película.

En su exilio voluntario de los Estados Unidos (Kubrick fue seguramente un director mucho más europeo de lo que pensamos) se decidió por el Reino Unido para las localizaciones de la película. Fue aquí donde empezó a recibir el reconocimiento que se le negaba en su tierra natal, por directores como Joseph Losey, el mítico director británico, que consideraba a Kubrick como uno de los mejores directores de esta generación de jóvenes que estaba empezando a florecer. Pese a que en un primer momento el autor de la novela, Nabokov no pretendía involucrarse en el proyecto, acabó colaborando en la construcción del guión.

Para el papel de Lolita se escogió la novata e inexperta atriz Sue Lyon. El proceso de selección fue de lo más curioso, haciendo un cásting entre miles de adolescentes jóvenes que se presentaron a las pruebas. Lyon fue la escogida y fue una buena selección. Aunque en los primeros momentos del rodaje recitaba las frases como un robot fue capaz de convertirse en una estrella interpretativa de la noche a la mañana y cumplió con creces el papel de Lolita.

Una de las características de Kubrick está presente en el film. Kubrick sabía que las secuencias iniciales formaban una parte importante de la película, porque tenían el poder de enganchar de primeras al espectador. Además para él habían de saber preparar al espectador para que este fuera capaz de ver por dónde iban a ir los tiros. En “La Naranja Mecánica” nos queda patente, con esa voz en off y ese monólogo interpretado por Malcom McDowell. En Lolita también nos queda claro, la primera secuencia demuestra el poder erótico (y a la vez sutil) de la película, cuando el personaje de Humbert pinta las uñas de los pies a la joven Lolita.

Kubrick cambio el inicio de la película respecto a la novela. Según él introdujo este cambio porque una vez Humbert se ha aprovechado de ella el interés narrativo decae en cierta manera. De mutuo acuerdo con Nabokov cambio esta estructura para intentar darle más tensión a la película. La película empieza con el asesinado de Humbert a Quilty, para intentar impresionar al público y que este se quede sorprendido y se empieza a preguntar lo que ha pasado.

Humbert es una persona traumatizada por la muerte de su primer amor, cuando él contaba con sólo doce años. Siguiendo un análisis Freudiano se llegaría a la conclusión de que Humbert deriva su obsesión sexual por las jovencitas debido a este trauma adolescente. Lolita es la superación de esta ruptura fracasada. Es una persona fría y distante, una personalidad psicopática que actúa y se mueve por instintos.

Por otra parte, siguiendo el análisis psicológico de los personajes (que es el pilar de la película), Sue Lyon se podría ligar con el complejo de Electra (el complejo de Edipo en mujeres, explicado de manera basta). Amor al padre y odio a la madre, vista como una enemiga, es importante remarcar que su padre murió durante la época en que era apenas una niña, hecho que le marcará profundamente y que tenga fijación con gente de la misma edad que tenía su padre al morir.

El rompimiento que hace Kubrick con la estética es también interesante de remarcar. Lo bello no se corresponde con lo ético y al revés. Además la película se trata de una sátira brutal contra América, las leyes morales y la autoridad, que se encargan de prohibir los deseos personales de los individuos . Otro tópico del cine Kubrickiano y que se repetirá en casi toda su filmografía.

La crítica más rígida fue dura con la película, normal por otra parte. No obstante se trata de un giro importante en la película, porque Kubrick pudo comprar su ansiada libertad creativa. A partir de Lolita pudo hacer cada vez más proyectos personales e independientes de las productoras.

9/10

Kyrios

Chess Kubrick y el ajedrez son dos términos que van muy ligados, veremos de que manera influye este deporte en el director, a lo largo de su carrera más adelante

Advertisements
This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s