Ciclo Kubrick: Atraco Perfecto

thekillingf1Johny Clay en pleno atraco, la máscara que utiliza nos puede recordar perfectamente cierta película de Christopher Nolan

Atraco perfecto fue el primer proyecto más serio de Kubrick hasta el momento. El director pasaba de películas de bajo presupuesto como lo habían sido “Fear And Desire” y “El Beso del asesino” para adentrarse en un proyecto que contaba con actores profesionales y con una salida comercial mayor. Esto se debe a la amistad y alianza que encontraría Kubrick en James Harris con el que colaboraría en posteriores proyectos (hasta que Harris decidió pasarse a la dirección, sin pena ni gloria por otra parte), Harris fue el primer hombre que vio en Kubrick un talento que necesitaba mecenazgo.

Seguramente también se trata la película del director que más se adentra en lo que podríamos calificar cine de corte clásico. No es que la personalidad de Kubrick no sea patente en la obra, sino que acepta las reglas del género para elaborar una película excelente dentro de este. Como su guión para “Fear and Desire” había sido uno de los puntos más flacos de la película, en este caso opta por adaptar una novela negra, “Clean Break” de Lionel White, una obra poco conocida antes de la adaptación. Pese a que Atraco perfecto influiría en generaciones de directores posteriores (Reservoirs Dogs bebe mucho de la película, incluso “El caballero Oscuro”, en la escena principal del atraco, también nos puede recordar algunas cosas de Atraco Perfecto) también Atraco Perfecto se deja influenciar por otras películas anteriores del cine negro. Las similitudes más evidentes son con “La jungla de Asfalto”, la obra maestra de John Huston, una obra que además de compartir muchos elementos argumentales comparte actor protagonista, Sterling Hayden, una de las caras más conocidas del cine negro. Kubrick ya quedó fascinado cuando vio la narratividad de la película de Huston, pero pensó que él podía darle otra tuerca de vuelta más en este aspecto.

Por ello, el montaje y la narración forman dos pilares básicos de la película. La película está montada desde diferentes puntos de vista (los diferentes atracadores que preparan el asalto). De esta manera tan original para la época, la película supo diferenciarse de obras de mismo género que eran totalmente planas y carentes de esa salsa que tienen las grandes obras maestras. Los diferentes puntos de vista aportan un dinamismo muy interesante a la película.

Por otra parte Kubrick no se separa de los tópicos del cine negro, para seguir con muchos de los elementos que forman parte del género.  La voz en off del narrador, que nos adentra en las diferentes situaciones de manera subjetiva y personal, las reuniones donde se ensaya el atraco, condimentadas con una fotografía que plasma el humo y los claroscuros que produce el tabaquismo. Como no, la Femme Fatale también hace aparición en la película. Pero todos estos condimentos no quedan unidos entre sí sin gracia, sino que Kubrick es capaz de plasmar su ironía y sarcasmo habitual.

atracoperfecto03 Reuniones antes del atraco, el típico claorscuro de las películas de cine negro hacen su aparición

El antihéroe vuelve hacer aparición en la película. Es un personaje central en estas películas de género, pero es cierto que en la filmografía de Kubrick también es uno de los personajes fundamentales de la obra (sólo hace falta ver que la mayoría de sus personajes se tratan de antihéroes a nuestra vista). Álex De Large en la naranja mecánica, Humbert en Lolilta, el propio Johny Clay de esta…

Técnicamente hablando Kubrick dota a la película de un gran poder visual, pero a diferencia de “Fear and Desire” y “El Beso del Asesino”, sus películas anteriores, la cámara no se mueve tan libremente como en estas. Pese a contar con algún que otro travelling técnicamente perfecto (en especial aquel que se mueve entre las instalaciones de los mafiosos). Quizá Kubrick no quería estropear su película agotándola con su retórica visual, temiendo que la película no acabará de cuajar en el espectador más reticente. Por ejemplo cuando los actores dialogan en grandes secuencias, el director apenas moverá la cámara para dejarles dialogar tranquilamente y darle importancia a esas conservaciones.

Evidentemente el final tiene muchas semejanzas con la película de John Huston, “La Jungla de Asfalto”. Sin duda en esta sociedad el antihéroe no podía acabar saliéndose con la suya, con lo que Kubrick se aprovecha del elemento fortuito para desbaratar los planes. Las altas esferas no la habrían permitido (recordemos que el código Hays estaba en más vigencia que nunca)

9/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s