Mundo Mudo: Cabiria (1914)

cabiria-1

Cabiria es quizá la última película catalogada dentro de la etiqueta de cine MRP (modo de representación primitivo) y por ese motivo no se considera cine clásico (la primera película a la que se le otorga ese valor por la mayor parte de la historiografía se trata de “El nacimiento de una nación). Pero más allá de tópicos, Cabiria de Pastrone, se trata de una de la película más importante de la primera década del siglo XX.

Y es que aunque para muchos este hecho puede resultar desconocido, la industria cinematográfica italiana se trataba de una de las más importantes durante esta primera década. Sus películas triunfaban por toda Europa pero además gozaban del éxito norteamericano y conseguían verse al otro lado del atlántico. La mayoría de películas se caracterizaban por ser superproducciones históricas (o legendarias ) que explotaban el sentido del espectáculo, mostrando unas deslumbrantes escenas donde confluían miles de extras, e incluso arquitecturas construidas especialmente para las películas (la expresión cartón piedra viene de estos filmes, que en un primer momento simplemente se pintaban pero acabaron por construirse). Películas como “Los últimos Días de Pompeya” de Caserini o “Quo Vadis” de Guazzoni son ejemplos de este tipo de cine. También es cierto que hubo otra vía de cine más intimista y que contaba con actrices de talento para embelesar al espectador, pero estos films precedentes del Péplum son las que más han destacado con posterioridad.

Y Cabiria es sin duda el máximo exponente a la que se llegó con este tipo de films. Mezclando historia (el ambiente de las guerras púnicas) con gran parte de leyenda se construyó un film que entusiasmó a medio mundo. Es necesario destacar que este tipo de films tenían también un componente nacionalista muy importante. En plena escalada colonial los países habían de justificar sus acciones más allá de sus fronteras y sus tratos con el continente Áfricano. Cabiria es una justificación de la ocupación italiana en la colonia de Etiopía, en la que se recuerda y se menciona estas acciones bélicas. Además muchas de estas producciones italianas recuerdan al pasado glorioso italiano (por eso tantas historias se ambientan en el Imperio romano y en menor medida también encontramos films ambientados en el renacimiento y la unificación italiana).

Cabiria de Pastrone es el gran ejemplo de este tipo de cine grandilocuente. La historia una interesante mezcla de aventuras e historia es lo suficientemente interesante como para entretener al espectador. Gabrielle D’annunzio un mítico escritor se prestó a escribir el guión, que por otra parte no nos engañemos, no resulta lo más importante de la película. También hemos de destacar la colaboración de Segundo de Chomón, operador español de renombre que llegó a trabajar en la película como asistente.

Porque lo más importante son los decorados que Pastrone consigue construir, unas impresionantes arquitecturas que aún hoy en día resultan impresionante (es más, con todo el engaño visual al que estamos acostumbrados, estas arquitecturas tan puras y reales no resultan más creíbles que nunca). Para ello Pastrone contó con la ayuda de diversos arquitectos que ayudaron a configurar el proyecto. El guión ambienta parte de la historia en ambientes fenicios y de ello se sirve parte de esta monstruosa arquitectura para desarrollar un ambiente exótico e increíble, sólo hay que recordar el templo del sacrificio de Baal para entenderlo. Aparte de decorados, la película también se sirve de las grandes batallas para demostrar toda la parafernalia. Es allí donde queda demostrado todo el poder visual de la película, entre vestidos, movimientos de extras, incluso barcos. Pese  a que la película se sustenta en pilares que pueden temblar un poco por carecer de consistencia (especial momento cuando aparece Arquímedes y hace uso de sus aparatejos para cargarse media flota) acaba convirtiéndose en una película interesante.

cabiria El templo de Baal, una de las construcciones más interesantes de la película.

Por otra parte, para que estos escenarios tan exacerbados sean capaces de ser mostrados Pastrone recurre a un movimiento de cámara que tendría mucho éxito. Conocido también como Plano Cabiria, la cámara situada encima de una plataforma se dedica a moverse de manera horizontal, situando siempre a los personajes dentro de un mismo encuadre, con lo que da una visión general de lo que está sucediendo.

maciste El personaje de la derecha se trata del forzudo Maciste, personaje del cual posterioremente se harían películas sobre él, debido al gran éxito que tuvo el personaje.

Esta película llegaría a impresionar altamente en Griffith, que demostraría su influencia en films posteriores, como “Intolerancia” donde queda claro que Pastrone llegó a marcar un antes y un después con la película. Desgraciadamente, con el fin de la primera guerra mundial, la producción italiana decaería de manera clara y no volvería a recuperar el prestigio internacional hasta treinta años más tarde.

6/10

Kyrios

This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s