Análisis Fílmico: Despierto (Awake)

Imagen Dicen que un póster dice mucho de la película. Fijaos en la estética cutre que ya destila este.

Despierto (Awake) se trata de una de las películas más pedantes, prepotentes y pretenciosas que un servidor ha podido ver en mucho tiempo. La obra se inscribe en la última estela de los thrillers de estos últimos años, que tratan de agredir la voluntad del espectador mediante trucos bastante sucios y que juegan en una liga de la que últimamente se sacan bastantes filmes. Podríamos decir que versión ligera de Saw, pero con la misma intención que aquellas.  La película adopta esta voluntad como su máximo objetivo, la del puro y llano morbo, dejando la búsqueda de cualquiera otra intención en otros quehaceres.

Para empezar podríamos hablar de que médicamente traspasa cualquier lógica. Es más un filme de ciencia ficción que un thriller. Lo pondré en mayúsculas para que quede más claro: DE UN MINUTO A OTRO SE DECIDE UN TRASPLANTE DE CORAZÓN. Creo que ha quedado claro, ¿no? La película no tiene ningún reparo en tomar por tonto al espectador. Pero tonto, tonto. El problema no es sólo este, sino que la película no tiene ningún reparo en destrozar sus propios cimientos con tal de impactar al espectador. Si empieza de una manera que más o menos sigue una coherencia lo que no puede suceder es que la obra traicione sus propios principios en pos de buscar el impacto y la impresión más lacrimógena en el espectador.

Despierto 2 Jessica alba y Hayden Christensen demuestran una química nula, De hecho la película fue nominada como peor pareja interpretativa en los razzies.

No miento. Para más ejemplos tenemos la pésima utilización que hace la voz en off de la película. Durante el momento en el que verdaderamente empieza la película, porque esa es otra, antes el espectador ha tenido que tragarse cuarenta minutos de la más absoluta nada, dirigida además con un pésimo gusto estético, que no tiene ni el sentido de la vergüenza, además de utilizar escenas que rozan la cursilería más azucarada que uno haya podido ver en mucho tiempo (espera que te llamo, que jamonas estás, tu más jeje). Empieza el verdadero bombardeo de la película. ¿Qué función tienen esas escenas, en las que la voz en off no hace más que (además de volver a transgredir las leyes de la física más primaria) regodearse en la desgracia del protagonista principal? No sólo se repiten en exceso, sino que el director se deleita hurgando en la herida (ya me entendéis) con el simple hecho de conseguir el morbo por el morbo. Puede que esto engatuse a alguno, pero mis gustos estéticos se alejan bastante de disfrutar viendo a un hombre abierto por la mitad mientras se encuentra en un estado de semiincosciencia (repito, cuando no hay ninguna otra justificación para mostrar estas escenas en la película)  Seguir con la traición a los propios principios que en un primer momento apuntaba Joby Harold.

Pero esto no es todo. Lo más absurdo del film llega en su momento final, en lo que teóricamente conocemos como el clímax de la película. En ese momento se destapa la caja de Pandora (y nunca mejor dicho) y las piezas que se han tratado de construir se desmoronan totalmente. Atención a como la madre descubre que el personaje de Jessica Alba esconde más de lo que aparece. Atención porque es de lo más lamentable que uno haya visto en mucho tiempo.

Por si fuera poco, el tono pretencioso, unido a una puesta en escena totalmente fuera de lugar (con la que Harold intenta llamar constantemente la atención al espectador y que mediante trucos bastante revulsivos, como los constantes flashbacks que remiten al pasado del protagonista,

Y Por si fuera poco, la película tiene un último tercio final que se resulta totalmente atropellado y que no consigue dar más que vergüenza ajena. No es sólo que se programe un trasplante de corazón de un minuto al otro, sino que de tan mal que está realizado el guión queda cierto tufillo a mensaje clasista que tira para atrás. No, no son paranoias mías, la pelandrusca que va por el dinero y que ya te aviso tu madre multimillonaria hace mucho tiempo, estos pijos…que adorables resultan.

No busquen personajes, no busquen interpretaciones. Jessica Alba realiza uno de los papeles más lamentables que se han visto en mucho tiempo. Es cierto que el guión no le ayuda en su tarea (no se puede construir un personaje con tan sólo pequeños flashcbacks que muestran la cara de bobalicona que pone para la película), pero ella tampoco pone mucho de su parte. Normal que la nominaran para los Razzies de ese año por partida doble (que ojo, también tienen un valor bastante poco significativo). Sólo quedaos con la escena en que se supone enfadada con el médico de color, una vez le descubren el pastel.

2/10

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s