Análisis Fílmico: Un millón en la basura

Un millón a la Basura podría compararse perfectamente con ser la versión española de “Que bello es vivir” de Frank Capra. Las dos comparten un tono nostálgico y melancólico, además de compartir un desarrollo muy parecido, una trama ambientada en época navideña (con esa atmósfera tan típica). Y un final claramente inspirado.

También Forqué bebe del Neorrealismo italiano, porque la película no deja de ser una invitación a pasear en apenas dos días por la vida de Pepe (el nombre tan común no está escogido por casualidad, sino que nos releva que podría ser un espectador cualquiera, un español de a pie). Pepe vive en un miserable barrio y su familia está endeuda hasta los topes, y su trabajo no es precisamente el más recompensando de todos. Con todas estas influencias Forqué consigue elaborar una película con una gran personalidad, que bebiendo del neorrealismo italiano y del toque Capra consigue una gran personalidad, tintando el film además con el humor español tan corrosivo y negro, que podríamos calificar como Berlangiano (y que se adhiere perfectamente a la película).

Ya es inicio tan nostálgico de la película, con la introducción de un Madrid tañido por el popular villancico de “Mira como beben” nos mete totalmente en situación. De hecho, Forqué se sirve de manera muy inteligente de la música para crear un leimotiv que le de a una película una atmósfera típicamente navideña, sirviéndose de canciones y villancicos habituales de esas fechas. Es además un retrato de la España de los sesenta, realizando una parábola perfecta sobre un pequeño limpiador que encuentra un millón de pesetas (que para la época era una auténtica fortuna).

Como decía, la película consigue retratar perfectamente la sociedad de la época y de lo que sucedería en la mayoría de nosotros (no hemos cambiado tanto como creemos, sólo hace falta ver la película) si nos encontramos en la misma situación que el personaje principal.

Y al igual que en atraco a las Tres (la más célebre de las películas de Forqué), una de las cosas más interesantes es la visión tan cáustica  irónica y a la vez tan sincera como el director la consigue imprimir en la película. El humor tan ácido se expande por toda la película (y es un recurso  del que se sirve también el director para atacar vicios de la sociedad). Dos ejemplos, Pepe, nuestro protagonista principal entra a la iglesia (la importancia de la religión es bastante notable en la película, hemos de tener en cuenta las circunstancias de la época) y confiesa a Cristo de su inapropiada conducta, posteriormente se santigua…pero se detiene para comprobar que el dinero sigue en su sitio.

un-millon-en-la-basura1 Una de las secuencias más emotivas de la película. la madre dando los regalos de sus hijos, comprados con el dinero encontrado

Otro ejemplo, Pepe guarda el dinero, ansioso porque alguien pueda entrar en casa y robárselo (¿Quién va entrar en casa de un pobre barrendero del que no se le puede quitar absolutamente nada?). Después de comentar que esta vez dormirá de un tirón, el montaje nos muestra un plano de la cara de Luis Vázquez, totalmente llevado por el histrionismo, estirado en la cama y sin poder pegar ojo en toda la noche.

Además de ese tono navideño y ameno, la película también se trata de un certero ataque contra diversas instituciones y supuestos complejos de la sociedad. Sólo hace falta ver el trato despótico con el que los personajes de más altas clases sociales tratan a nuestro protagonista principal, denostándole totalmente por el simple hecho de tratarse de un pobre hombre (en todos los sentidos).

También podemos destacar el papel de las mujeres en el film, que se tratan siempre de los personajes que llevan los pantalones en casa. La mujer de Pepe, la madre de esta, o la misma esposa que llama al jefe de comisaría de la policía.

Es interesante destacar los diferentes recursos de los que se sirve Forqué. Uno de ellos, bastante habitual en el film es el zoom, que utiliza en los momentos más dramáticos para captar todo el rostro en el plano y así conseguir toda la atención psicológica del personaje.

El montaje si está un poco desequilibrado, y el espectador encuentra a veces que la conexión entre planos parece un poco bruta en este sentido, pero aún así el tono conseguido se acerca mucho a ciertas películas italianas neorrealistas.

En todo caso, una película que debemos rescatar, más aún en la situación económica actual.

 

un-millon-en-la-basura La película no sería lo mismo sin el gran José Luis López Vázquez, uno de los mejores actores del cine español. Poco hay que decir de su actuación en la película, que se puede resumir en una palabra: Excepcional.

7/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s