La generación dorada del videoclip (III): Spike Jonze

spike-jonze

A parte del nombre de Michel Gondry, otro gran creativo se suma a la lista de la generación dorada del videoclip. Su nombre es Spike Jonze, y con él, al igual que Gondry, se ha conseguido crear un imaginario cinematográfico lleno de experiencias imaginativas. No obstante, su prodigio no está en la técnica tanto como en las historias frescas o en los giros inverosímiles.

Spike Jonze empezó a labrarse un nombre a principios de los años 90. Su “locura” le permitía crear obras inverosímiles. Pero, al contrario que Gondry, ni se basa en un estilo rápido de contar las cosas ni tiene surrealismo en ninguna de sus obras. Él es posmoderno hasta la médula. Y lo demuestra con el videoclip “Praise You”, donde hace una de las primeras flashmobs de la historia.

Jonze es un director inquieto y nunca ha parado de rodar. En el año 2000 sería el creador de Jackass, el primer y gran reality de la MTV. A ello hay que añadir colaboraciones con artistas variopintos. Del MC Kanye West al grupo Daft Punk, pasando por Bjork, Fatboy Slim o REM. Todos ellos son los que han pasado bajo su varita, con algunos trabajos muy notables. En todos ellos se aprecia una gran noción estética e incluso pequeños detalles creativos que sorprenden nada más verlos. Un ejemplo es el Otis de Kanye West y Jay-Z, donde no hay detalles creativos pero sí un trato espectacular de la imagen.

Todo ese currículum es mucho para un director de renombre. Pero a eso hay que añadirle tres películas donde su denominador común es una puesta en escena muy creativa donde, por increíble que parezca, todo está tratado con un enorme ingenio artesanal.

Jonze lo hace todo paso a paso, con cuidado. Domina muy bien la música y sobretodo la composición de los planos, los cuales seguramente ensaya miles de veces antes de terminar. El lenguaje corporal habla tanto como las palabras en su caso, y un ejemplo de ello se puede poner en Cómo ser John Malkovich. Allí se puede contemplar hasta cómo se puede llegar a controlar una secuencia. Sólo hay un cambio por ordenador. El resto, todo es artesanal hasta la médula.

Otro aspecto tremendamente llamativo de Jonze es su cuidado de los detalles. En ese aspecto se parece muchísimo a Akira Kurosawa. El director japonés se especializaba en el realismo de sus obras (en todos sus aspectos, tanto buenos como malos), y su cuidado en los detalles le daba un realismo tremendo a sus obras. Sus manías, como las de Jonze, son idénticas, especialmente por lo que respecta al raccord de situaciones temporales. En la película Donde viven los monstruos puede apreciarse el desorden en las ropas de los personajes, en el trato de cada una de las cosas. Pese a la fantasía que desprende dicha película, Jonze consigue introducirle una capa de realismo lógico en cada uno de sus mundos. Algo vital para los elementos de fantasía, donde se necesitan unas reglas para que el espectador vea verosímil ese mundo.

Jonze es también un niño grande de la industria. Sus películas desprenden originalidad y fantasía, tanto como para ilusionar a un público joven y al adolescente. A pesar de ello, no cae en tópicos ni en clichés, haciendo verosímiles mundos que hasta ahora eran muy difíciles de reproducir sin conseguir credibilidad. Sin embargo, el director norteamericano consigue lo imposible donde otros se han estancado en productos comerciales de baja calidad.

Advertisements
This entry was posted in Ciclo Directores, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s