Análisis Fílmico: La sombra de la Noche

images

La sombra de la noche se trata de un remake dirigido por el mismo director, Ole Bornedal, sobre su película “El vigilante nocturno” (rodada en Dinamarca), una nueva visión, rodada esta vez en los Estados Unidos y con un elenco formidable.

Y que Bornedal no se trata de un director convencional, lo notamos en el primer minuto de la obra, con ese peculiar inicio (el plano subjetivo del asesino) que nos deja con la intriga de saber quien cometió los crímenes (una de las llaves con la que juega la película), y después con unos singulares títulos de créditos que rozan lo onírico.

Y es que hay mucho de pesadillesco en la película. De hecho podríamos decir que se trata de una obra que nace como un sueño y va convirtiéndose a cada nuevo paso en una pesadilla. Las primeras situaciones pueden causar pavor, pero no dejan de entrar en lo que podríamos entender como normal, pero a medida que avanza la película todo se va volviendo más caótico y las cosas que en un primer momento parecían rígidas e inamovibles se vuelven del revés. El que haya visto la película sabrá a qué me refiero con el revés de autoridad. De hecho una de las secuencias finales, en que se produce casi una tortura (que es interrumpida), roza totalmente el componente absurdo (tanto para lo bueno como para lo malo que esto significa).

Pero si hay que destacar una escena, escogeríamos sin duda uno de los momentos iniciales de la película, En la que nuestro protagonista inicia su singular profesión, vigilante de un centro hospitalario , donde hay sala de autopsia incluida. Después de una interesante charla con el antiguo vigilante (en la que el director inteligentemente intenta dotar un ambiente paranormal a la escena) llega la noche y se acerca el primer turno de vigilancia de Martin. ¿Todos habremos sentido miedo en un pasillo oscuro, aunque sepas obviamente que no hay nada al otro lado, no? Pues imaginad la situación en semejante recinto, donde los pasillos son más largos que los de la Zarzuela y donde parece que renovar la instalación eléctrica no entra dentro del presupuesto del centro.  Además es muy interesante el uso de la música que realiza el director en la película, porque como en cualquier película la música (de tensión) acompaña la escena, pero esta no se detiene una vez acabado el clímax de terror, sino que sigue sonando acabada el momento culminante. Seguramente un director académico no habría resuelto esta escena de la misma manera.

Y la iluminación también es destacable. Evidentemente más de la mitad de la película se la pasan a oscuras, más que porque realmente toda la acción transcurra durante la noche (que también, claro está) le sirve a Bornedal para crear una tenebrosa atmósfera que recorre todos los pasadizos. Quizá por eso choque ante esta oscuridad, el hecho de que la sala más terrorífica del centro esta iluminada totalmente, quizá porque a Bornedal le sirva como contrapunto. Los pasillos oscuros que nos puede remitir a otras películas (de hecho hay un guiño al resplandor, más que evidente)

Desgraciadamente el guión no es del todo perfecto. Pese a que se trata de un entretenimiento interesante y de que convierte a la película en un adictivo relato, el guión ciertamente bordea los límites de la trampa. Y es que el juego del descubre el asesino, aparte de no soportar un segundo revisionado, engaña en cierta manera al espectador, intentando artificialmente (y es esta la palabra clave) hacerle un lío al público para que sospeche absolutamente de todo. Si no se hubiera tratado de ocultar ciertas cosas la película habría salido beneficiada. De todas maneras es un thriller que está muy por encima de otros que no pueden competir junto a la excitabilidad que suscita este. Y es que los nervios están a flor de piel, en parte gracias a la intensidad que ofrece la película.

Los personajes secundarios también tienen una importancia bastante especial, porque son realmente muy singulares, y aunque tengan poca presencia en la película, ayudan a contribuir con el tono de absurdo y de sueño que tiene la película. Como ejemplo el antiguo vigilante, que en apenas cinco minutos quedan sus consejos en el recuerdo (recordad de comprar una radio si trabajáis como vigilante nocturno) o el histriónico médico que comprueba que todo esté en orden, y que entre aspecto y bromas, consigue ganarse un hueco.

El reparto es auténticamente genial. Como personaje principal tenemos a un jovencísimo Ewan Mcgregor, pero también contamos con Nick Nolte, Josh Brolin, Patricia Arquette…Incluso John C Reilly cambia su registro habitual para realizar un interesante papel secundario como subinspector de policía.

Imagen

 

 

 

6/10

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s