Ciclo Akira Kurosawa: Los sueños de (Akira Kurosawa)

image

“El hombre es un genio cuando se está soñando”, Akira Kurosawa

Kurosawa es uno de esos genios sin los cuales el cine japonés pasaría inadvertido. Muchas de sus obras han conducido a Occidente a seguir inspeccionando a los maestros nipones. Y Kurosawa, de alguna manera, es un genio que crea esa enorme estela. Por una parte, tiene su etapa más clásica, con ejemplos como Rashomon Los siete samuráis. Pero su más moderna, y quizás también la más accesible para el gran público, incluye algunas perlas como Ran o este mismo ejemplo.

Los sueños de Akira Kurosawa no es una película, sino un catálogo de cortos que siguen una línea lógica de distribución. En ellos, a grandes rasgos, se cuentan historias con moralejas. Cada una de ellas es un cuento, cada una de ellas es original, pero todas ellas son a veces tan poco reales que son sueños, pequeñas porciones del genio del director nipón.

Todo ello sigue un hilo lógico. Los dos primeros sueños los protagoniza un niño que bien podría ser el director. Abre el telón el cuento de la boda de los zorros. Allí se ve un tema como es la pérdida de la inocencia que casi no se nos desvela hasta el final. La escenografía sorprende, pero aquí el punto fuerte aquí es cómo se distribuye la trama con sutileza y la fuerte imagen que tiene la escena más potente del primer relato.

Tras el primer sueño aparece el de los melocotoneros. Mediante un hilo creativo bien llevado, Kurosawa habla no sólo ya de la pérdida de la inocencia, sino que también lo enlaza con el poco respeto que el ser humano le tiene a la naturaleza. La fotografía tiene una potencia muy poderosa (especialmente cuando se liga a la simbología del relato), con un final muy detallista.

El tercer sueño es el de la tormenta. Un cortometraje que habla sobre la dureza de la vida y sobre la muerte. Con un simple escenario cubierto de nieve, y con cinco actores, Kurosawa consigue relatar una historia a ratos real y a ratos muy fantástica, y lo hace con sutilezas. El problema, quizás, es que este relato no es tan potente como los anteriores, pero sigue siendo muy disfrutable.

Luego llegamos a la etapa del ecuador. Y nada más llegar, nos encontramos con la pieza más potente de Kurosawa. Un túnel, una serie de personajes y un maquillaje muy bien utilizado sirven para contarnos el relato más potente de todos. Aquí un comandante se despide de las personas a las que no ha podido salvar y que no saben, desgraciadamente, que han muerto. Si lo separáramos del resto, tendríamos uno de los mejores cortometrajes de la historia. Y es que no falta nada en una pieza que es a la vez tan sencilla en recursos y tan fácil de entender, además de funcionar con gran soltura.

Tras ver el cuarto relato, nos adentramos en el más famoso de todos, y en el único que no se usa el japonés. De hecho, Kurosawa adoraba el arte de Van Gogh. Tanto, que le compuso este relato. Es el más fantasioso de todos, sobretodo cuando se sumerje entre los cuadros del pintor. La aparición de Martin Scorsese como Van Gogh también sorprende mucho, pero el relato juega mucho con los colores y con el imaginario del artista, empezando y acabando con la misma situación: uno de sus cuadros.

El sexto fragmento habla sobre uno de los temas más duros que ha vivido Japón. En este caso, Kurosawa crea un relato tremendo sobre la radiación nuclear y lo hace con un auténtico acto macabro: destruyendo el Monte Fuji. Sin embargo, esto no es lo más importante. Lo brillante es como los tres personajes interactúan en un guión muy propio del director, sobretodo por los monólogos desasogantes y de culpabilidad presentes. Es un relato duro de ver pese a su belleza, ya que el tema nos deja completamente helados en la butaca.

Siguiendo el hilo nuclear pasamos a un relato muy metafórico sobre las consecuencias del desastre nuclear. Los demonios, no ajenos a Japón, se lamentan igual que los humanos del desastre que éste ha causado en la naturaleza. Aquí el maquillaje y la escenografía cobran un papel trascendental, consiguiendo que impacte mucho más allá de lo habitual. La conversación, además, sirve para ligar este con el último cuento.

Tras siete relatos bien hilados, llegan las conclusiones en el relato de “La Aldea”. Este, como en el anterior cortometraje, tiene presente el tema de la naturaleza. En una forma de relatos muy propia del cineasta japonés, el protagonista acaba siendo aleccionado por la sabiduría del anciano, que es quien le dice que hay un futuro diferente. Tras tantos relatos, este acaba dejándonos un buen sabor de boca y un mensaje positivo, como diciendo que todo no se acaba con un lamento, sino con cuidar la naturaleza y lo que es de todos.

En general, en esta obra Kurosawa vertió sus dosis más fantásticas y las condensó en una obra muy completa. Para empezar a ver la carrera del director es quizás uno de los mejores intentos posibles. En color, con relatos que condensan bien su trayectoria y con historias de todo tipo, el compendio de sueños de este genio es como una invitación a entrar en su memoria. Ahora sólo queda ver si lo mejor para usted, el futuro espectador que lee esto, es un regalo o no.

 

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Ciclo Directores, Cine and tagged , . Bookmark the permalink.

2 Responses to Ciclo Akira Kurosawa: Los sueños de (Akira Kurosawa)

  1. Hola, no digas que no es una película. Es una película y un relato en toda regla con un principio y fin. Eso sí dividido en 8 micro-relatos. Lo único que pasa es que “Los sueños” es muy simbólica y hay que saber interpretar los símbolos. He estudiado la película. Quien quiera saber más le dejo el guión del primer sueño aquí. http://www.candelavizcaino.com/2012/05/el-sol-brilla-traves-de-la-lluvia.html A través del link puedes acceder a los restantes fragmentos. Un saludo.

  2. carlosmpe says:

    Hola, Candela.

    Muchas gracias por el comentario.

    Primero de todo, sí es una película en el sentido estructural de la palabra, pero también creo que he remarcado en el segundo párrafo que es un compendio de cortos o de relatos que siguen un hilo específico.

    Por otra parte, el análisis en mi caso es más una crítica que un análisis profundo en sí. Lo que siempre he detestado es poner una crítica extensa poniendo spoilers de gran magnitud. Para mí hacer eso es arruinar en cierta parte el pacto visual que se produce entre el espectador y la cinta, que es algo fundamental para el transcurso de una buena película.

    Espero haber resuelto las dudas y me parece genial que hayas puesto ese enlace. De hecho, lo estoy viendo ahora mismo 😉

    Un saludo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s