Cine y Artistas: Crónica de Anna Magdalena Bach

Cronica_de_Anna_Magdalena_Bach-807159117-large

Glaucher Rocha, célebre director brasileño, ya nos   hablaba sobre Jean Marie-Straub y su particular personalidad. Cuenta Rocha (después de visitarlo en el continente europeo) que influencias aparte, Straub, palabras textuales, “está bastante loco”. Desde luego, después de ver Crónica de Anna Magdalena Bach, le creemos.

No esperen ni de lejos una película al uso sobre el compositor alemán. De hecho, tampoco esperen una película más experimental como “El silencio antes de Bach” de Pere Portabella, porque también se aleja de esos cánones. La estética de la pareja de directores (Jean Marie Straub y Danièle Huillet fue un matrimonio que trabajó juntos en el cine durante toda su vida, firmando juntos todas sus películas) está muy patente y resulta tan singular como repelente. Desde luego no es una película recomendada para los amantes del cine más tradicional.

imagesJean Marie Straub y Danièle Huillet, una pareja que trabajó en el cine de manera conjunta.

Los dos directores no pretendían dotar a la película de una vida dramática tal y como la entendemos en nuestro esquemas. La película no cuenta una historia. No hay ni una presentación ni un nudo, ni un desenlace habitual, sino que todo queda disuelto por la música de Bach. Es una aproximación a la figura del músico a través de su música, y dejando la vida del compositor totalmente de lado.

Es cierto que la vida del compositor de Leipzig no fue desde luego la más interesante de la historia musical, pero la película rechaza contarnos momentos de la vida del músico. De hecho sólo hay un parte de escenas con contenido dramático y apenas duran un par de minutos juntando todas ellas. Para centrarse en la vida del músico, la película opta por la voz en off. Teóricamente se supone que esta voz en off que escuchamos durante toda la película se trata de la mujer de Bach, pero en la práctica podríamos ver podría tratarse de cualquier otra persona, que no pasaría absolutamente nada. Con una voz poco melódica y más robótica que otra cosa, se nos cuentan los hechos y las singularidades de las composiciones entre obra y obra que sale representada. Es más un nexo de unión entre las obras que un acompañamiento o un recurso cinematográfico habitual. Todas estas características nos pueden recordar el cine documental, y la verdad es que la película coquetea perfectamente con este género. De hecho podríamos calificar la película como una rara avis del cine biográfico. Por otra parte, otras imágenes que también son recurrentes en la película son los diferentes planos de las partituras del propio músico, así como documentos relacionados con este mismo. Visualmente la película opta por un blanco y negro simplista, que no trata de jugar demasiado con los elementos formalistas. Por otra parte la puesta en escena también es bastante minimalista. La pareja no realiza movimientos de cámara durante las interpretaciones de música, sino que simplemente se dedica a registrar lo que los músicos hacen sonar. Planos fijos y una vista oblicua que abarca mayoritariamente a todos los miembros de la orquestra.

chronikderamb01 Así son la mayoría de planos en la película.

Así pues, ¿Qué es el eje fundamental de la película? La respuesta es la música. Toda la película está concebida para que la música sea el tronco de toda la obra. Incluso la voz en off parece apresurada con tal de dar paso al siguiente momento musical de Bach.

Papel de Bach interpretado por Gustav Leonhardt uno de los clavecinistas neerlandeses más importante del siglo pasado. Evidentemente, con la singularidad de la obra, no hace falta destacar que la palabra interpretación pierde su sentido tradicional. Por lo tanto, donde verdaderamente encontramos su importancia es en la virtuosidad de su interpretación exclusivamente musical, donde ahí sí, Leonhardt se define como un auténtico maestro. Siendo Bach uno de los iconos más sobreestimados de la cultura alemana, no es casualidad que haya sido interpretado por un holandés. Los directores quieren quitar hierro nacionalista a la película, mostrando exclusivamente la parte más religiosa del compositor.

Película curiosa, que puede resultar bastante aborrecible por momentos y que puede exasperar al público, incluso al más ávido de sensaciones.

 

 

6/10

 

Kyrios

This entry was posted in Cine, Cine y Artistas and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Cine y Artistas: Crónica de Anna Magdalena Bach

  1. Aprovecho este espléndido artículo para felicitarte por tu blog (del que soy fiel seguidor) y, por otro lado, invitarte a participar en el Ranking de películas por décadas que hace poco he configurado en mi blog, DICCINEARIO. Sería todo un honor para mí que me enviaras tus listas.
    Te doy las gracias de antemano.
    Antonio

  2. carlosmpe says:

    No me dejéis por ahí suelto, ¡que hace mucho que no vengo por trabajo!

    En breves me pondré con el ranking. Empezaré con los 30, que los tengo más o menos claros.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s