Análisis Fílmico: El increíble Burt Wonderstone

images (5)

Ver a Steve Carrel, Jim Carrey y Steve Buscemi en un mismo reparto es suficiente aliciente para ver la película. Esa es seguramente la mejor baza de “The Incredible Burt Wonderstone” que es capaz de juntarlos a los tres y realizar una interesante comedia en que todos  explotan su vis cómica. Por desgracia, con un poco más de maquillaje y menos finales dulcones y autogratificantes se habría conseguido una buena película, cosa que no ocurre.

La película es demasiado convencional y eso acaba pagándole factura. De hecho el guión y la estructura de este es la rémora más grande de la película,  dejándole totalmente noqueado. Desde el momento en el que los celos aparecen en la pareja protagonista (es decir, en aproximadamente menos de un cuarto de hora) uno adivina por donde van a ir los derroteros del film, y las expectativas se cumplen cuando la película presenta las mismas situaciones de siempre. Steve Carrel interpreta a un mago que ha conseguido el máximo éxito posible y los humos se le han subido a la cabeza, pero una nueva estrella aparece en el mundo de la magia (Jim Carrey) y habrá nuestro protagonista habrá de renovarse si quiere volver a triunfar (renovarse o quizá mejor dicho regresar a sus orígenes). La historia ya nos puede resultar familiar y no hace falta ser muy listo para adivinar en cada momento hacia donde se dirige la película.

Porque no es en el guión donde la película explota realmente, sino que lo hace en los protagonistas principales y su vis cómica. El cambio de vicioso a honrado y respetado mago permite a Carrel pasar por todos los registros posibles para demostrar su talento. Jim Carrey vuelve a su registro más recurrente (el más odiado por los críticos por otra parte), en el que vuelve a hacer uso de su histrionismo, haciendo de un genial chalado en el que Carrey se mimetiza a la perfección. Por otra parte Buscemi cumple como ayudante sacrificado, mientras que Olivia Wilde interpreta mujer florero que aparentemente no lo es, pero que para lo que aporta en la película sí lo acaba siendo.

images (3)

Y el mundo de la magia, como no podía ser de otra manera, es el que nos atañe. Ahí la película hace una disección muy interesante, colocando frases bastante acertadas en las bocas de algunos personajes. Evidentemente, todo el mundo sabe que la magia no existe, pero en aquella magia pequeña, en aquellos juegos de manos en que el mago hace desparecer o aparecer un objeto de donde menos te lo esperas, es la que nos hace creer que realmente hay algo más. Una magia minimalista , que precisamente se ha perdido ante la triunfante hoy en día, como bien se nos muestra ante el éxito que recibe el personaje de Jim Carrey. Nada más que sensacionalismo barato y poner a prueba el cuerpo como mero juego para ganar audiencia. Así el film consigue parodiar perfectamente la realidad (sólo hay que encender la televisión y poner ciertos canales en los que supuestamente se ofrecen documentales para ver como de crítico y acertado es el film en este aspecto) y a la vez crear secuencias de una comicidad excelente (casi todas en las que Carrey demuestra su registro más excéntrico).

Pero el final se encarga de rematar cualquier posibilidad de gloria de la película. Precisamente porque en parte la película no sabía cómo solucionarse y recurre a un Deus Ex Machina (la técnica de recursos improvisados que salvan la situación en el último  momento es casi una constante en el film, que trata vanamente de justificarse con el prólogo inicial) que rompe precisamente con la ideología de la película. Se recurre a un truco final en que la magia como gran y pedante espectáculo triunfa entre el público. El final feliz y azucarado se impone una vez más. Es ya una constante que en la mayoría de comedias taquillers se recurra siempre a un deje de infantilismo que trate de solucionarlo todo, quizá un tono que va muy en sintonía con el espectador que trata a la comedia como un medio para volver a una etapa de niño burbuja.

Lo normal y más edificante habría sido acabar con un truco sencillo, pero claro, eso habría ido en contra del público, no el ficticio, sino el real.

5/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s