Análisis Fílmico: Antes de la lluvia

Antes_de_la_lluvia-222045217-large La imagen hace referencia a uno de los momentos más emotivos de la película.

Antes de La lluvia es una interesante visión que nos aporta el director de origen macedonio Milcho Manchevski sobre cómo su país y sus ciudadanos afrontaron las consecuencias de la guerra de los Balcanes, la desintegración de la república de Yugoslavia y todas las espirales bélicas que se desencadenaron por culpa de un odio fratricida.

Lo más interesante de la película es como ha afrontado la estructura el director. Al igual que en el drama clásico, el director escoge los tres actos como una secuencia narrativa para estructurar la película, y pese a que los tiempos de los actos tienen unas particularidades entre ellos (el tiempo que abarcan es más o menos el mismo y además los tres tratan de lo mismo) el director ha creado una secuencia circular, de tal manera que el tercero y el primero de los actos está conectado de una manera viciosa, con la que Manchevski propone la idea fundamental de la película, la idea circular de la guerra y destrucción, una constante que por desgracia se repite allá donde el ser humano va (incluso fuera de las fronteras de su país, pues sitúa uno de los actos en la metrópoli urbana de Londres, y hay que decir que mantiene un decoro ajustado, en la que los personajes hablan siempre el idioma que les corresponde). La violencia para Manchevski es una condición ligada al hombre de manera indispensable y la guerra es el principal destructor de la vida…y del amor. Así nos lo hace saber en cada uno de los actos, en los que siempre que va a sucederse algo que parece aportar un brillo de esperanza acaba siendo truncado por la violencia. Así en el primer acto el amor se arruina justo antes de finalizarse, en el segundo todo acaba de manera trágica e inesperada (y la muerte se presenta como un ser que no avisa, sino que llega en cualquier momento inesperado) y el tercero…ya lo conocemos.

tumblr_mazxk0D52G1r6ho0wo1_500 La propia película hace alusión a su concepto de circularidad, con un graffiti pintado en una pared en el segundo acto, en que se plantea este idea.

Manchevski se adentra de manera muy interesante en cada uno de los territorios que abarca, incluyendo una interesante fotografía que se presenta muy a tono con cada una de las realidades que presenta. Tanto la más alejada de nosotros, como el mundo rural de Macedonia, en la que presenta unas aldeas (en la que el mundo oriental está muy presente, hemos de tener en cuenta el contacto que han tenido esos pueblos a lo largo de la historia con el mundo árabe) como en el mundo urbano, de Londres, el pasaje más cercano a nosotros y que el director retrata con una gama cromática en la que predominan los colores fríos y apagados, retratando un mundo artificial que está sustentando prácticamente por autómatas.

Manchevski domina bien la técnica cinematográfica. Hay algunas escenas remarcables, como las últimas de los dos actos, en las que mediante un montaje interesante en la que intercambia diversos planos, genera unas interesantes secuencias de tensión. En la reunión en el restaurante, el director macedonio introduce bien una acción paralela que transcurre en el mismo sitio y que acabará explotando al final.

MilchoManchevski1 Manchevski, el director de antes de la lluvia ha seguido con una interesante trayectoria en Macedonia

El racismo injustificado y los choques de religiones son una constante en la película. Hemos de tener en cuenta que uno de los problemas de la separación de Yugoslavia fue que al caer Tito, el país empezó a mostrar sus diferencias y las diversas etnias que configuraban el territorio. Esas diferencias son retratadas en el film como un irracional de la que se sirve el ser humano para acusar a su compañero. No se salva nadie, el racismo y la exclusión del otro son mostrados como una pasión irracional que propicia el caos y la violencia más absoluta. Todo el mundo odia al otro sólo por estas diferencias, desde Macedonios, albaneses, serbios, incluso el director tiene un acertado guiño entre Irlandeses e ingleses. Es la rueda inacabable que como la estructura del film, Manchevski parece querernos decir que toda esta historia de violencia es eterna. De hecho la película precogniza (está realizada en el año 1994) lo que poco tiempo después acabaría sucediendo en el propio país de Macedonia, que pese a haber conseguido aislarse en los primeros momentos de la violencia de la guerra Yugoeslava, finalmente estalló una espiral de violencia en el 1999, cuyas consecuencias aún perduran hoy en día.

Pese haber estado nominada a diversos galardones, incluyendo el oscar a mejor película extranjera, la película ha sido olvidada. Es nuestro deber recuperarla, para intentar que historias como está no vuelvan a suceder, y demostrar a Manchevski que se equivoca y que a veces el ser humano puede evitar el círculo vicioso de la más execrable violencia.

8/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s