Análisis Fílmico: Mamá

images (10)

No sé que resulta más lamentable en Mamá, si la caracterización que la han dejado a la pobre Jessica Chastain, convirtiéndola en una punk rocker de tras al cuarto y haciendo que interprete un papel más que penoso  o la patética trama de la película, que se sustenta en una historia que tiene más lagunas que la carrera de Guillermo del Toro.

Y es que Del Toro es un hombre muy listo, y para esto de los negocios tiene mucho ojo. Lástima que detrás de las cámaras no sepa ni tenga el talento de otros directores, así que para lavarse las manos concedió el proyecto de Mamá en el director Andrés Muschietti, que exceptuando un corto de apenas tres minutos de duración, no había demostrado absolutamente nada en el mundo del cine.

images (6) Si no te provoca miedo esta imagen es normal, es sólo una de las niñas de la película.

Y así se rueda Mamá, una película inflada que ha conseguido ser un éxito de taquilla y que sin embargo cuenta con una historia totalmente irregular.

De hecho la trama no se sostiene por ningún lado. Guillermo del Toro debe creerse que el espectador puede permitirse aceptar cualquier cosa por el simple hecho de encontrarnos ante una película de terror. Vayamos a lo principal, ¿Qué es lo que nos propone Mamá? Como viene siendo habitual en las películas de género se inicia la obra con un flashback que nos introduce una historia curiosa, unas jóvenes son cuidados por un espíritu que las conservará en una cabaña durante cinco años, y a partir de ahí la historia empieza de nuevo. Realmente la película no tiene sentido alguno y las actitudes del ente sobrenatural no tienen justificación alguna en la película. De hecho el final es totalmente contradictorio con el inicio que plantea la película, porque, ¿Qué demonios se supone que tiene como objetivo el ente sobrenatural de Mamá?  Porque primero las cuida pero en el acto final intenta asesinarlas. Pero claro es un demonio un poco corto de miras y su actitud en la película es cuanto menos confusa, ya sabemos cómo se las gastan. Roto este primer punto de la película, y sin duda uno de los más importantes, seguimos en una escabechina en la que la película continúa en una caída libre.

images (7) Mamá se pilla unos berrinches de cuidado.

Cinco años comiendo ciruelas. Toma ya.No hay dieta humana que sea capaz de sobrevivir ante tal régimen pero si el espíritu es capaz de aparecer donde le dé la gana, a kilómetros de distancia en segundos (sí, espera, que había un portal mágico) seguro que también es capaz de enriquecer las ciruelas con un poco de vitaminas. Por cierto, ¿El espíritu del hermano es el que se le aparece al protagonista principal, o quien carajos es?

El caso es que está muy claro que la historia importa un pimiento y la salsa está en los sustos, pero claro, para comer un buen plato primero tienes que cocinarlo y eso es más complicado, así que directamente se nos prepara un menú precocinado de sustos donde todo está lamido de ante mano. De hecho, para cualquier cinéfilo que se precie, será capaz de observar cualquiera de los sustos en la película, y los vendrá venir a una hora lejos. El director no innova nada en este campo sino que simplemente se dedica a expoliar todo un historial de películas de miedo. Atención especial a los momentos de mala suerte, y es que siempre tiene que fallar una linterna en los momentos cruciales. Cuando digo que todo está ya visto me refiero a todo. Personaje principal en primer plano y siendo enfocado totalmente, dejando de manera indefinida el fondo. A continuación en unos segundos la mancha surge por el fondo indefinido mientras sale fuera del campo para volverse a introducirse en la cuadratura de la cámara. Fundido a negro. Armarios que se abren y ocultan a seres malignos dentro, personajes ya muertos que esperan pacientemente a que se les dé la vuelta para que uno observe el estado de descomposición en el que se encuentran, subidas y bajadas de volumen.

Incluso acompañamiento cutre de una música instrumental que podemos reconocer como más cercano al mundo de fantasía, elemento muy reconocible del mundo de Guillermo del toro y su sello de producción.

Por no comentar el diseño de producción y los efectos especiales. Al principio parece que por lo menos el director no cae en el error de mostrarnos absolutamente cada momento el espíritu, pero en el último trayecto de la película Mamá aparece cada dos minutos y realmente, resulta un poco dantesca cada aparición. De hecho no difícil que el espectador  suelte alguna risa tonta en momentos pretendidamente serios. A eso debemos sumar la interpretación de los niños, que parece que les hayan dicho, oye poned la máxima cara de mala ostia posible, que si luego en el final ya lo cambiamos y eso.

Señores productores. Algunos seguidores del cine de terror estamos ya hasta los mismo que se nos tome el pelo continuamente.

 

2/10

 

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s