Análisis Fílmico: The Purge (La noche de las bestias)

images (12)

 

La Purga o The Purge, cuenta con un concepto muy poderoso, seguramente porque detrás de un argumento que a priori parece imposible, se encuentra una definición bastante cercana al carácter violento que forma parte de la idiosincrasia americana y sobre todo, de su gobierno.

Imaginen que por un día, pueden permitirse el lujo de asesinar a quién quieran. Eso sí, sólo por un día, después todo vuelve a la normalidad. De esta manera los Estados Unidos han conseguido salir del estado de miseria en el que se encontraban. Semejante argumento, que parece sacado de un episodio de la serie británica Black Mirror, funciona durante gran parte del metraje. La purga es una parábola perfecta sobre los deseos más intrínsecos del gobierno y el poder (no en vano los que se aprovechan de la purga no son lo que nosotros consideramos criminales, sino que son familias de alto nivel social). Porque créanme, la purga sería totalmente justificable si el poder contara con un apoyo popular. De hecho, en ella vemos las pesadillas de la guerra, la violencia y el que cada uno tenga un arma en su casa, aunque sea por protección. La purga funciona porque es una catarsis colectiva en la que la violencia que el hombre moderno llena durante parte del año es liberada en un solo día, dando rienda suelta sus demonios. Un poco como los Espartanos y sus esclavos los ilotas, porque cuando un espartano cumplía la mayoría de edad, también se dedicaba a cazar gente.

Eso sí, el director se encarga de señalar muy bien quienes son los que más sufren con la purga. Una excusa en realidad para que los gobiernos de deshagan  con los sectores sociales que más gastan y menos producen. Ya saben los vagos, indigentes etc..Desde luego más de uno chocaría con las orejas si vieras tales problemas (es decir, personas) solucionadas. Por eso mismo el desencadenante de todo es un hombre de raza negra (uno de los apuntes valientes del film) que se ve obligado a entrar en la casa de una familia de alto standing con tal de sobrevivir de los poderosos que se lo pasan bien en su día de cacería.

002194 El malo maloso es un pijo estirado que parece que ha estudiado en Harvard

Los primeros momentos de La Purga son los mejores de la película. El director no cae en la obviedad sino que se sirve de pequeños detalles para contarnos como el país ha llegado a semejante barbaridad. Por suerte no encontramos monólogos que te explican la película, como decía Berto el humorista, como en Matrix, que sale un tío a contarte la película-No, aquí son los pequeños detalles los que se encargan de definir una sociedad que está podrida por dentro pese a la superficie de bonanza que hay en el país. Buen dia seguro tengan! Frases, telenoticias que se encargan de retransmitir en directo lo que sucede en todo el país (ya saben, como las persecuciones policiales que se retransmiten tan gustosamente por canales tan mediáticos como la Fox).

The-Purge

De hecho, una de las mejores bazas de la película es cómo afronta el núcleo familiar la Purga. No es por casualidad que haya sido una familia de clase alta la escogida para sufrir las consecuencias de unos pijos que deciden pasárselo bien por un día. La película retrata una pequeña familia que al igual que la sociedad, tiene también diversos fallos disfuncionales en su interior.

El problema es que la película no es del todo valiente y a mitad de trayecto se acaban las ideas, con lo que el guión acaba tirando por lo más fácil, la acción. Así pues, en cierto momento de la película y tras una progresiva decadencia se funden los plomos (también en la casa, y se queda toda la película a oscuras) y se llega a una situación bastante monótona, donde la idea y el  concepto que tan inteligentemente se habían construido se reducen a una película de tiros donde no desentonaría Sylvester Stallone o el austriaco de nombre impronunciable. Bueno, exagero porque la puesta en escena no es tan terrible como en aquellas películas de acción ochenteras y hay algunos detalles interesantes, pero por lo demás, el bajón que la película da en la segunda mitad del metraje, es considerable.

De hecho, aparece un personaje que resulta bastante caricaturesco (el enemigo principal o el malo, y que tenga que utilizar esta palabra denota el poco juego que saca la película de él) que le quita bastante mérito a la película.

Pero y pese a las continuas sucesiones de tiros y golpetazos en la noche (que ni el director se debía enterar de lo que estaba grabando, seguramente debió necesitar un mapa para poder orientarse en semejante caserío) y alguna dramatización excesiva, la película gira en el último tercio hacia otra interesante resolución. Sólo les diré que si tienen algún vecino que les pone la lavadora a las dos de la madrugada, espero que no la tomen con él el día de la purga. Genial detalle de demostración de lo que seríamos capaces con total libertad y amparo de las leyes.

Y se acabó o eso parece. Quédense a los títulos de créditos que pese a que son sencillos resultan igualmente interesantes.

 

 

6/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Análisis Fílmico: The Purge (La noche de las bestias)

  1. carlosmpe says:

    Coincido totalmente en el análisis. La vi antes de ayer y su problema es que se pierde en el nudo. No obstante, he de decir que el antagonista recuerda mucho a Michael Pitt en Funny Games.

  2. Carlos Lopez says:

    De hecho mi mejor amiga me invito a verla como parte de una noche de peliculas, y de hecho la trama me parecio bastante interesante, sobre todo por el aspecto psicosocial y el cuestionamiento que invita al publico sobre la verdadera naturaleza humana y su (innata) tendencia al pecado. La forma como propone la purga como una posible solucion a la violencia a traves de pequeñas claves a lo largo de la primera mitad y como se recalca la division de clases son aspectos que dejan mucho que pensar al concluir la pelicula.
    Pero concuerdo, realmente me decepciono un poco en la segunda mitad donde simplemente se recurre a la salida facil de “pues vamos a matar a los malos”, en un “intento de hacer lo correcto” (enfasis añadido). Solo lo salva el desenlace de otra alternativa al problema, que si bien por el momento calma la violencia nos deja claro que solo es el inicio de la espera para la siguiente purga. Le asigno una puntuacion media de 7.5

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s