La verdadera historia de Juana “la Loca”

Si este fin de semana habéis visto las noticias o leído la prensa, os habréis percatado que la noticia más importante ha sido la abdicación del rey de Bélgica, Alberto II en favor de su hijo Felipe I. Nos encontramos, pues, en un momento en que debido a su debilidad y sus escándalos, algunos monarcas europeos están abdicando en favor de sus hijos. La transición monárquica ha llegado en masa a Europa y parece que las monarquías están cambando su rumbo, adaptándose a los nuevos tiempos. Concretamente, desde que entramos al siglo XXI, son ya cuatro los monarcas que han abdicado en Europa: en el año 2000 Juan, Duque de Luxemburgo, abdicó en favor de su hijo Enrique de Luxemburgo; en Liechtenstein, Hans Adam II delegó sus poderes a su hijo el príncipe Alois en el año 2004; la reina Beatriz de los Paises Bajos abdicó el pasado mes de abril en favor de su hijo Guillermo Alejandro; el último episodio ya comentado, se ha vivido a lo largo del fin de semana en Bélgica.

Entrando ya en materia, a lo largo de la historia, abdicaciones ha habido de muchos tipos y en muchas etapas diferentes. Ha habido reyes asesinados (Enrique III de Francia, 1589), obligados a abdicar bajo pena de muerte (Carlos IV de España, 1808), desaparecidos en combate (Sebastián I de Portugal, 1578) o por presión popular (Isabel II de España, 1868). Pero uno de los casos más curiosos y extraños lo encontramos en España del siglo XVI, en la figura de Juana I de Castilla conocida como “Juana la Loca”. Vamos a contar su historia:

Juana de Castilla nació en Toledo el 6 de noviembre de 1479. Era la tercera de los hijos de los Reyes Católicos, Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla. Como infanta, recibió una educación propia de las hijas de monarcas. Aprendió comportamiento religioso, urbanidad, buenas maneras y manejo de la vida cortesana. Además, también fue enseñada en danza, música y lenguas romances como el latín o el francés. La idea de sus progenitores era poder casar a su hija con algún príncipe europeo con la intención de conseguir un heredero que agrupara varios países. Pero con el paso del tiempo, Juana padeció un mal que marcaría el resto de su vida: no profesaba la religión católica tan fervientemente como lo hacían en su época; no asistía a misa, no rezaba y se mostraba contraria a la comunión. Su madre enseguida le tuvo cierto recelo debido a esta decisión y parte de la corte mostró su descontento con su actitud. Su padre Fernando no pensaba como su corte y le mostró un amor incondicional, convirtiéndose en el único sustento moral.

La joven Juana, princesa de Castilla y Aragón.

La joven Juana, heredera de Castilla y Aragón

Tras muchos años y muchas reuniones de los consejeros y asesores de sus padres, el 20 de octubre de 1496 Juana contrajo matrimonio con Felipe, Archiduque de Flandes y heredero al trono. Dicha unión fue contraída en contra de la corte de Flandes.

Pese a ser una unión hecha con la intención de unir vínculos políticos, los consortes se enamoraron locamente. Vivieron en Flandes, donde nacieron sus tres primeros hijos Leonor, Carlos e Isabel. El matrimonio vivía en paz, en un ambiente ideal para Juana, pese a que la princesa todavía se mostraba reacia a ir a misa y a confesarse. Fueron los mejores años de la princesa.

Los problemas para Juana empezaron a llegar a partir de 1501, cuando sus dos hermanos Juan e Isabel murieron prematuramente y la princesa fue entonces declarada como única heredera al trono de Castilla y de Aragón. De forma obligada Juana se trasladó con su familia a Toledo, donde tanto ella como su marido Felipe juraron como herederos a los tronos de Castilla y Aragón. Tan sólo un año después, su querido esposo Felipe, se vio obligado a desplazarse a Flandes a resolver unos asuntos políticos, hecho que sumió a Juana en una gran tristeza llegando incluso a sufrir una depresión, puesto que, además, estaba esperando su cuarto hijo, al que tuvo que dar a luz sin su marido.

En 1504 la reina Isabel I murió, desheredando a su hija Juana de todos los poderes monárquicos debido a sus enfrentamientos por el tema religioso antes mencionado. Pese a ello no nombró en ningún momento a su yerno que fue proclamado rey de Castilla como Felipe I “el Hermoso”. Pero justo medio año después de su nombramiento, Felipe I murió y los problemas de Juana volvieron a aparecer. La reina consorte quedó muy afectada por el hecho, entró en depresión y olvidó por completo sus modales y su vida de reina. Además algunos miembros de la corte la acusaron de envenenar a su marido para provocar su muerte. Juana vagó con el cuerpo de su marido durante ocho largos meses en que trasladó a su difunto desde Burgos hasta Granada. El séquito que acompañaba la reina empezó a acusarla de “sufrir gran locura” ya que consideraban una pérdida de tiempo y un hecho sin sentido. Además Juana hablaba a menudo con su difunto marido, al que según contaba oía por las noches.

La princesa Juana llorando la muerte de su marido. Completamente vestida de negro

Juana, totalmente de negro, llorando la muerte de su marido Felipe

Por eso en febrero de 1509, por orden de su padre Fernando II de Aragón, fue encerrada a la fuerza en Tordesillas para evitar que formara una coalición en contra suya, pero el motivo real fue la locura que supuestamente sufría su hija.

Juana pasó 46 años encerrada en un palacio-prisión por orden de su padre y posteriormente de su hijo Carlos I. Los 20 primeros años los pasó junto a su hija menor, pero 14 años después, ésta fue casada con el príncipe de Portugal y marchó de Tordesillas para no volver jamás. Juana perdió entonces en 1525 a su único sustento moral.

En Tordesillas, Juana vivió un auténtico calvario; fue humillada, obligada a servir a sus guardianes e incluso vejada sexualmente. Su depresión se agudizó: padeció psicosis, melancolía severa y esquizofrenia. El 12 de abril de 1555 a los 75 años de edad Juana falleció en total anonimato, sola y sin nadie a su lado.

La locura de Juana en Tordesillas

Juana “la Loca” en Tordesillas

Así pues, esta fue la tormentosa existencia de una joven chica llamada a ser una gran reina, que tras la muerte de su amado marido sufrió un calvario que acabaría con su persona pero no con su vida. Juana tuvo la mala suerte de nacer en un momento poco indicado y en una época en la que las mujeres no eran importantes en la vida monárquica. La historia pocas veces recuerda su verdadera historia, tan solo se ha recordado su locura y la curiosidad que dicho hecho levantó.

Algunos documentos hallados posteriormente determinan que Juana no sufrió problemas mentales severos hasta que fue encerrada y con el paso de los años. La conspiración de su padre y posteriormente de su hijo la convirtieron en “la Loca”. Una mujer llamada a gobernar que por culpa de las ambiciones fue convertida en un monstruo a ojos de la población. Su padre se anticipó a su nombramiento como reina y evitó lo que hubiera sido un hecho en contra de su voluntad.

Sepulcro de Juana junto a su marido Felipe en la catedral de Granada

La princesa Juana reposa con su marido en la Catedral de Granada

Juana merece un episodio más importante en la historia, que por gusto o por curiosidad la gente no quiere incluir. La pobre princesa merece un homenaje que yo personalmente he querido darle escribiendo su verdadera historia.

Aleix Romea Negre, historiador

Advertisements
This entry was posted in Historia and tagged , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

6 Responses to La verdadera historia de Juana “la Loca”

  1. kyrios24 says:

    La segunda imagen es por cierto uno de los cuadros más hermosos que pintó Francisco Padilla, un artista al que no se le ha hecho mucho caso porque al igual que Juana, nació en una época que no era la suya.

  2. 91 says:

    yo pensaba q se volvió loca a causa de los frecuentes deslices de su marido…si no recuerdo mal creo q murió de sifilis, ¿no?

  3. sabrina paola sanchez says:

    Juana no debio nacer enesa epoca ella era inteligente q es su epoca no fue valorada, yo la admiro

  4. Rocío says:

    Os dejo un corto/ documental hecho con todo el cariño y respeto. Espero que os guste. https://www.youtube.com/watch?v=GuW4c83tn8k

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s