Ciclo Joe Dante: Gremlins 2: La nueva Generación

descarga

Joe Dante rodó tuteado por el rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg la célebre película Gremlins, en el año 1984, que aunque ciertamente tenía una calidad discutible cosechó un gran éxito de taquilla y logró convertirse en un icono de aquellos años ochenta. El caso es que seis años después, en el 1990, el mismo Dante rodó una secuela bastante radical, en la que los famosos bichos volverían a hacer acto de aparición, pero de una manera mucho más cruenta que como lo habían hecho años antes.

Desgraciadamente el guión es un punto muy flaco de la película. Y es que no se anda con rodeos, el mítico anciano que mantenía el secreto del gremlin original muere, con lo que el barrio donde vivía será totalmente reconstruido para gloria de una multinacional, que de paso adquiere a los Gremlins…con lo que el espectáculo está servido. Para ser sinceros Dante no anda con rodeos alguno, mostrando la acción al poco tiempo. Tampoco en la estructura encontramos algo original o destacable, la película avanza de manera lineal y los pasos del Gremlin (no mojarse en agua, no comer después de pasada media noche) son tan llanos como el desarrollo de la película.

gremlins2_2

El punto fuerte de la obra está en la personalidad de la película. Normalmente las secuelas acostumbran a ser refritos sin interés, que explotan la mitología creada en la primera entrega de la película, mientras que en Gremlins 2, se explota una gran cantidad de detalles que dotan a la película de una gran singularidad. Y eso se puede comprobar desde el mismo inicio, en que el director trata de descolocar al espectador, haciéndole creer que se ha equivocado de película y enseñándole una secuencia animada de los Looney Tunes (con Bugs Bunney y el pato Lucas), que en absoluto tiene nada que ver con la película, pero que Dante realiza por pura diversión. También en mitad de la película cambia la voz de los actores e interrumpe la película como si hubiera tenido un problema el proyector, mientras dos Gremlins se dedican a hacer el indio en la supuesta tela blanca que hay detrás de una pantalla de cine.  Este recurso es en realidad una especia de revisión, pues ya grandes directores como Orson Welles o William Wyler lo habían empleado en algunas de sus películas.

Se puede establecer una perfecta relación de hecho, entre los Looney Tunes y el humor de la película. En realidad Dante presenta para la obra una serie de gags que explotan muchos recursos diversos, pero que principalmente se centran en sus gremlins desquiciados. Les dota de una ambivalente mezcla entre una mentalidad adulta y una actitud totalmente adolescente, con lo que queda una mezcolanza más que curiosa. En realidad los gremlins son más inteligentes que muchos de los monstruos que pululan por la serie B, con lo que Dante juega con este aspecto. Por no hablar que hace que muchas veces sus personajes adoptan comportamientos humanos pero en cuerpos de monstruos y realizando acciones distorsionadas (Gremlins que hablan, emplean tecnología, se visten de mujeres, de obreros o asesinan por diversión). Esa es la esencia que hace que sus seres fantásticos sean tan singulares y no tengan comparación alguna con ningún otro ser parecido en el panteón mitológico del cine.

Gremlins_2_The_New_Batch_1484_Medium

Por otra parte, el director se sirve de otros muchos detalles para enriquecer la película, que son los que hacen que pase de una simple película de monstruitos a algo más. Al igual que sus seres fantásticos, el director también adopta un interesante punto de vista en el que sobre todo prima su humor más gamberro. El director no tiene reparo en mostrar escenas en las que los personajes humanos no salen precisamente beneficiados (la escena de la cocinera que realiza un programa de televisión bajo los efectos del alcohol). Con lo que la película tiene un tono bastante curioso. Por una parte parece destinada a un público infantil, pero por otra la actitud de los Gremlins y sus acciones salvajes nos hacen recordar que no es precisamente una película apta para los más pequeños. En cierto sentido el tono del film es como el propio Gizmo (el Gremlin original, el que es un cacho de pan) que por una cara parece tener un sentido angelical, mientras que por la otra cara de la moneda la película parece convertirse en el lado más negativo de este, cuando se moja. También hay otros guiños bastante interesantes, como el que Dante realiza sobre Christopher Lee, uno de los actores míticos de la Hammer, que ha interpretado entre otros personajes al mismísimo Drácula y pese a que la película desaprovecha su figura en un pequeño papel le da un homenaje bastante nostálgico.

Y es que si una cosa demuestra la película es la absoluta cinefilia que tiene Dante. En gran parte del metraje se observan una gran cantidad de guiños hacia otras películas, como Rambo o el fantasma de la ópera.

Aunque sin duda alguna, la mejor secuencia de la película (y bastante sintomática del carácter de Joe Dante) es la del crítico de cine. En ella un crítico de cine dirige un programa en la que cita la primera entrega de la película (la del 1984) y la pone a caldo, mientras de fondo podemos ver como unos Gremlins se acercan y asesinan al crítico estrangulándolo. Dante mata a sus críticos en su propia película.

Kyrios

This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s