ABC’s Of the Death

the-abcs-of-death

26 directores que dirigen 26 cortos diferentes con una  temática en común: el Terror.¿ La cosa promete verdad? Pues el resultado es totalmente desesperante. La verdad es que Abcs of the death, que una traducción al español sería “Los Abcs de la muerte” es un proyecto totalmente fallido. El argumento de sencillo es ramplón, a cada director se le encarga un corto que tenga relación con la letra del abecedario que le toca. La realidad, es que hay directores que con la letra del abecedario hacen lo que le da la real gana, vamos, que en realidad la letra es un simple pretexto para que en cuatro minutos los directores ofrezcan algún producto de interés. Cosa que por otra parte, no acostumbra a suceder.

Tampoco crean que la película intenta crear un hilo de conexión que tenga interés. Si en Body Bags (1993), una película de diversos relatos de terror, tenemos como maestro de ceremonias a John Carpenter el cual se encarga de introducirnos los diferentes films, ABCs of the Death recurre a un diseño de producción que más que una película seria o de calidad, nos remite a obras de serie B o proyectos televisivos como Masters of Horror.

descarga (4)

El problema principal es que la película anuncia a los diversos directores como nuevos maestros del terror. Y la verdad es que no cuela, porque si repasamos la trayectoria de algunos directores veremos que algunos apenas han dirigido una película. La mayoría de los cortos dejan bastante que desear, y apenas hay uno o dos que destaquen. Evidentemente hacer un repaso de los veintiséis cortos sería bastante absurdo, pero lo mejor es destacar a los que si ofrecen algo valioso, porque realmente son pocos.

Adam Wingard, un hombre que estrenará en breves su película en España, You’re Next, la cual ha recibido unas críticas muy favorables en Estados Unidos es el encargado de realizar uno de los mejores cortometrajes de la obra. A Wingard le toca la letra Q, una letra con la que poco jugo se puede sacar, así que decide elaborar una historia que pone de relieve el concepto metacinematográfico, en la que el propio director aparece mientras se devana los sesos por tratar de elaborar una historia que contenga dicha letra. Sin duda uno de los relatos más interesantes y que sitúa a Wingard como un hombre bastante conocedor del género, al que no le entra al pánico al jugar con los límites del relato, además de demostrar un interesante sentido del humor. Precisamente estas características positivas son las que han alabado los críticos norteamericanos en su You’re Next.

descarga (5)

También hay otros relatos interesantes, que esta vez se toman mucho más en serio a sí mismo, como Dogfight de Michel Sarmiento, que opta por un estilización de su relato muy cercano al videoclip, con la utilización de cámara lenta y una música instrumental muy propia donde podemos ver una historia que aunque resulta bastante simple (una simple pelea), es efectiva.

descarga (6)

El plano subjetivo con el que nos deleita durante los cuatro minutos Andrew Traucki (un director australiano que siempre ha ambientado sus películas en el mar y que hace lo mismo en este cortometraje) también resultan bastante curiosos, seguramente porque es un cortometraje que se aleja bastante de la naturaleza de los demás proyectos. En la obra de Traucki no hay ningún elemento de violencia y es la sorpresa la que da la campanada

images (2).

También encontramos un par de figuras interesantes, como el director español Nacho Vigalondo, que realiza el primer cortometraje  y que se queda bastante en tierra de nadie, con una historia que contiene una buena idea (A de apocalipsis) pero bastante desaprovechada.

Pero en general, las demás obras son bastante resultonas. La mayoría opta por intentar escandalizar al espectador abusando de una violencia que resulta en muchos casos bastante desagradables (por lo gratuito que resultan bastantes imágenes) así como algunas ideas que demuestran que nuestros directores necesitan urgentemente la ayuda de un psiquiatra. Y es que escandalizar sin tener algo potente detrás con lo que sustentar resulta un efecto bastante inconsistente. Basta con mencionar (y no entraré en argumento, porque créanme que es mejor no saberlo) al indonesio Timo Tjahjanto, y su escatológica obra. Podríamos hablar de los japoneses y sus ideas totalmente retorcidas, pero eso sería otra historia, lo sé, suena a tópico, pero si quieren alucinar váyanse a la F y vean con sus propios ojos lo que es el auténtico terror.

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s