Batman de 1943

descarga (7)

Desde que Cristhoper Nolan decidiera rodar el Murciélago más famoso de la historia a la gran pantalla, no han sido pocos los que mediante la trilogía que cerró el director de origen británico el 2012 se han convertido de manera accérima al caballero oscuro y a su mitología, generando un auténtico fenómeno fan. Las productoras, y el Sello DC han decidido que cuando el viento sopla a favor no está de más darle aún más protagonismo, y aún a día de hoy seguimos teniendo proyectos dentro de la animación, con gran cantidad de adaptaciones e inclusive una película hecha a través de Lego (Lego Batman: La película).  Por si no fuera poco hace unas semanas se ha anunciado el fichaje de Ben Affleck como el substituto de Christian Bale para hacer de Bruce Wayne, en la película que pretende realizar un crossover (esta palabreja en realidad quiere decir juntar dos protagonistas de dos mundos diferentes, como la infame Alien y Predator hacía) lo que ha desatado un mar de airadas quejas entre los seguidores, que no ven como buenos ojos a Ben Affleck para el papel.

Pero lo que pocos saben, es que los inicios fueron duros. Y no es para menos. Quien se lo iba a decir a Bob Kane, cuando en colaboración con Bill Finger decidieron realizar en viñeta un pequeño detective que se vestía como un  murciélago. Sí, como detective (de ahí viene el nombre de Dc, Dectective Comics) y no como un superhéroe. Porque al principio, en las primeras viñetas del  hoy superhéroe, nuestro protagonista en realidad se encarga de resolver casos que se parecen más a la intriga y al suspense  y a combatir personajes que parecen sacados del cine negro, más que enemigos  típicamente conocidos ahora como villanos. Pero poco a poco, gracias al gran éxito de la tira, el superhéroe fue evolucionando, al igual que su mitología. No tardo en añadírsele personajes como el Joker o un compañero llamado Robin.

batman-1943-serial-poster

Poca gente sabe, que el 1943, se decidió llevar las historias de nuestro huérfano protagonista a la pantalla. Batman se convirtió en un serial de unos 15 episodios, de duración diversa. Si uno busca, los puede encontrar perfectamente en Youtube, http://www.youtube.com/watch?v=U91qLJ-fdZ4. Observando la estética del serial, uno puede comprobar que a nuestro protagonista aún se encontraba muy distante de la visión que tenemos hoy en día de él. La obra venía de la Columbia pictures y en realidad tenía una función propagandística. En el 1943 el mundo estaba en plena guerra mundial y el cine de Hollywood estaba totalmente comprometido con la situación bélica de aquellos años. Es curioso porque la conexión entre superhéroes y gobierno se ha repetido en diversas ocasiones, como la figura de Iron Man, de la Marvel, que nació bajo el conflicto de la guerra del Vietnam y sus primeros enemigos son malvados comunistas que quieren derribar el mundo del capital. Una imagen bastante alejada a la que da Robert Downey Jr en sus películas sobre el superhéroe.

Como no podía ser de otra manera, uno de los enemigos de este serial de 1943 es precisamente un malvado japonés (en realidad se trata de un occidental disfrazado) que se encargará de hacerles pasarlas canutas a nuestros héroes. Aún así, los comentarios ofensivos hacia los asiáticos y japoneses están a la orden del día. No sólo eso, sino que también hay diversas frases que aluden a apoyar la intervención militar del gobierno el conflicto, así como alguna que otra perlita más. De todas maneras el estilo del serial no es muy diferente a otros que estilaban por aquella época, con un tono de espías, tecnología absurda a la par que descarriada (como la máquina de lavar cerebros), así como otras escenas que recuerdan al cine negro. En este último aspecto la obra es bastante curiosa, porque vista con los ojos de un contemporáneo, a uno le puede dar la sensación de que el personaje está desubicado, que está en un tiempo que no le pertenece. Aunque ciertamente es falso, porque el protagonista ya había nacido cuatro años antes.

images (3)

La serie estaba estructurada como muchas otras que sucedían por aquellos años. Se rodaba deprisa y mal para ser sinceros. El presupuesto tampoco era demasiado holgado y no se podía contar con que tramas o efectos especiales fueran de primera calidad. Lo que sí es interesante es comprobar como el cliffchanger o una especie de este ya hacía su acta de aparición, pues la tensión del capítulo hacía que se dejara a medias al espectador para engancharlo hacía el siguiente. Como curiosidad, Lewis Wilson, el hombre que hacía de Batman, apenas tenía veintitrés años, pero es que Douglas Croft, el actor de Robin, sólo tenía catorce añitos.

Eso sí, sino hubiera sido por este serial, nuestro protagonista dificlmente habría sido como hoy lo conocemos. De hecho la mítica Bat cueva aparece por primera vez en esta obra, y no en los cómics. Por lo demás, en vez de Batmobil nuestros protagonistas van en Cadillac y los trajes que llevan son aún más de cartón piedra que los que llevarían veinte años despúes, Adam West y compañía.

Kyrios

This entry was posted in Ciclo Directores, Ciclo Directores, Cine and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s