Juerga hasta el fin

descarga (8)

Juerga hasta el fin es una película que engaña. Uno cree que se trata de una simple película veraniega más, en la que se reúnen unos cuantos ídolos amilanados para celebrar la enésima película sobre  múltiples absurdos gags que revelan una inmadurez creciente mientras se sirve de autoreferencias que no hacen más que acrecentar el ego de un puñado de afortunados. Y en gran parte es así, pero la película está repleta de numerosos detalles y de un guión tan jocoso (como dar la vuelta a la tortilla a todos estos tópicos de Hollywood) que hace que nos encontremos con una de las mejores comedias comerciales norteamericanas en años.

El culpable es en gran medida Seth Rogen, un hombre que está llamado a convertirse el padre de la comedia norteamericana del futuro próximo, casi presente (¿será esta la primera de otras?). Después de haber colaborado en diversas ocasiones con directores con un gran potencial cómico, como Judd Apattow, Kevin Smith o David Gordon Green, el actor esta vez se pasa a la dirección por primera vez en su carrera, y a fe que cumple con creces su trabajo. También es el culpable del guión de la película, en colaboración con Evan Goldberg, que también codirige la película.

25075

Desde toda la vida los actores han estado maltratados por la sociedad, que los ha considerado como seres de una clase social más baja. Matizo, evidentemente ha habido diversas épocas históricas. En la antigua Grecia la cosa era más o menos así y sólo los grandes dramaturgos eran admirados (recordemos al gran Sófocles). En el mundo romano sucedía igual, y sólo tenemos que recordar las comedias de Plauto, en la que los espectadores podían interrumpir la función perfectamente cuando no les convencía y es que ¿Qué tipo de persona puede ser peor que una que continuamente ofrece una cara diferente? El cambio viene con el invento del cine y el star system, en el que los actores pasan a convertirse en grandes ídolos adorados por las grandes masas. No cuento esto como simple anécdota, sino porque la película sabe hacerse perfectamente un eco de toda la mentalidad en común que comparte la gente sobre los actores de Hollywood, y sólo hay que fijarse en el prólogo principal para darse cuenta de la sátira que se realiza sobre la farándula situada en Los Ángeles: Seth Rogen llega acompañado de Jay Faruchel  a una Fiesta organizada por James Franco,  ambientada en un auténtico piso de lujo (quien no ha envidiado las mansiones en las que habitan los artistas de Hollywood). Después de conocer a las más glamourosas estrellas (una acertada parodia en la que podemos ver grandes cameos como los de Michael Cera o la cantante Rihanna) Jay Faruchel quedará hastiado por la personalidad de tal fauna. Hay que remarcar sin dudarlo la interpretación de Michael Cera, en la que supuestamente el actor se interpreta a sí mismo como si fuera un auténtico yonqui juerguista pasado de rosca, que no teme tomarse todo tipo de substancias ilegales. Sí como lo oyen, el actor que en gran cantidad de papeles ha interpretado a personajes de carácter totalmente introvertidos y que sufren por amor, se convierte en la ficción (¿o era en la realidad?) en un auténtico monstruo. Su muerte por otra parte, marcará uno de los tonos de la película y es el de no autocensurarse en ningún momento. No se puede decir que haya escenas gore, pero la película no se para en ningún momento cuando es el turno de masacrar sin remedio a todo tipo de famosos.

foto-juerga-hasta-el-fin-2-003

El fin del mundo está próximo, pero los actores no lo saben. Una de las principales bazas del guión es que los protagonistas no interpretan personajes ficticios (en teoría) sino que supuestamente se encarnan a ellos mismos. Es decir, James Franco es James Franco, Seth Rogen es Seth Rogen y todos los actores que les acompañan sucede de igual manera. Esto lo utilizará el guión para explotar situaciones cómicas de gran interés, y es que la película juega de una manera muy inteligente a realizar pasos adelante y atrás entre la ficción y la realidad. No son pocos los gags o diálogos que están basados en las situaciones que hace referencia a las situaciones reales de los protagonistas o de otras películas del mundo del cine. De hecho, y pese a que el doblaje al español es bastante correcto, hay mucha gente que se perderá si no entiende que muchas de las referencias que hablan los personajes están referidas a películas o a sucesos relacionados con los actores. Un gran ejemplo es el atrezzo del actor James Franco, en el que podemos ver referencias a películas suyas, como la cámara de 127 Horas o la pistola utilizada en Flyboys.  Tampoco es casualidad que se reúna al grupo entero que realizó supersalidos, una película clave del género de humor reciente. Por otra parte, se ahonda en los clichés de los personajes protagonistas, como la fama de niño bueno de Jonah Hill, la actitud fiestera y vanidosa de James Franco o la personalidad de Seth Rogen. También hay que decir que la película explota de manera muy certera otro tipo de formatos, como las confesiones a cámara que nos recuerdan a muchos otros realities de la televisión, así como la película de Superfumados 2 que ruedan en vídeo los propios protagonistas o el exorcismo de Jonah Hill, una más que evidente parodia a una de las películas míticas de la historia del terror.

foto-juerga-hasta-el-fin-6-

Por lo demás, el humor está basado en la sal gruesa que caracteriza a las películas de la factoría Apatow, pero con un resultado que dignifica bastante a la película, y es que el nivel de inteligencia está por encima de otras películas como Lío Embarazoso. Por otra parte, los toques fantásticos que se añaden a la película hacen que el nivel de esta crezca de manera exponencial. En este sentido no es absurdo decir que la película es una especie de una Evil Dead 2 suavizada y cruzada con una película de Apatow.

Y de los actores poco hay que decir, sólo nombraremos a la lista de invitados. Jonah Hill, Seth Rogen, Craig Robinson, Jay Baruchel, Danny McBride y James Franco. Sencillamente, la flor y nata de la comedia norteamericana contemporánea.

Ah, y el final, simplemente un canto a la locura más absurda.

7/10

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s