Encuentros Paranormales

Encuentros_paranormales-705182495-large
Desde que La Bruja de Blair se estrenará en el año 1999, no fueron pocas las películas que adoptaron su estilo de cámara en mano y presunta veracidad de los hechos. De facto, La Bruja de Blair inauguró lo que hoy conocemos como Found Footage, un recurso cinematográfico según el cual la película supuestamente existe y se trata de un metraje encontrado (como indica su nombre en inglés) y lo que se revela precisamente dentro de esta es realmente cierto.Desde el 1999 se explotó este recurso, pero hay que señalar que ha sido en los últimos años cuando de manera sistemática se ha explotado el found footage en decenas de películas, muchas de ellas de escasa calidad. No es casualidad, que precisamente el found Footage vaya unido a un género de cine: El terror. Los directores del género encuentran en este recurso una herramienta barata (normalmente las películas de este género y estilo cuentan con presupuestos bastante bajos) que además resulta efectiva en el tipo de target sobre el que están destinados este tipo de cintas.

Hay que señalar que la primogénita de todas, la bruja de Blair, ya fracasaba en sus intentos de generar terror, dejando unas sensaciones irregulares. Así pues, las múltiples películas que han seguido el mismo molde han acostumbrado a fracasar de manera estrepitosa, en gran parte porque los productores y directores de dichos films saben que con muy poco se puede conseguir un resultado muy favorecedor, aunque también es importante apuntar que nadie, exceptuando un par de ejemplos como Paranormal activity (y señalar esta es hacer un poco de trampas, porque se trata de una película amparada por el rey Midas de Hollywood, Steven Spielberg) han conseguido la aureola de éxito que consiguió El proyecto de la Bruja de Blair.

Sin embargo, Encuentros Paranormales, rodada en 2011 por los Vicious Broters (sobrenombre artístico con el que se dan a conocer dos jóvenes directores que se encontraron por la red) ha conseguido lo que parecía imposible, es decir, realizar una película de terror aceptable con el recurso del found footage y no morir en el intento. De hecho, la película también ha gozado de un interesante éxito de público que ha permitido la creación de una secuela que pese a que Los Vicious Brothers no dirigen, si guionizan (la dirección pasa a John Poliquin, un amigo de los dos).

39e0c-encuentros4

Encuentros paranormales no ofrece una historia novedosa. Tampoco realiza una puesta en escena magnífica (como sí hacía la reciente Expediente Warren de James Wan) ni nos enseña unas interpretaciones reveladoras. Tampoco el guión de la película es perfecto, sino que revela algunas lagunas básicas.

Sin embargo, la película consigue funcionar en muchos de su momento, gracias principalmente a dos aspectos: Por un lado su ambientación, y por el otro su dominio del tempo.

Pero primer hagamos una pausa para repasar el argumento de la película. Nada más empezar, el productor ficticio de la película nos cuenta que lo que veremos a continuación no se trata de una falsa película, sino que son imágenes reales (aunque es cierto que entre la interpretación de dicho actor y la manera como pronuncia su discurso inicial, uno nunca se cree esta patochada), montadas por su equipo (con lo que se nos explica de donde viene el montaje del film). Dichas imágenes proceden de un programa creado por Lance Preston (interpretado por Sean Rogerson), al estilo de cazadores de fantasmas, donde unos jóvenes en compañía de nuestro protagonista se dedican a grabar supuestos efectos paranormales para después comercializarlos por televisión.

grave-encounters7

Como se puede hacer una idea el lector, el lugar que visitarán nuestros personajes en la película difiere sustancialmente de los anteriores en un simple detalle: Está maldito. El lugar es un tema recurrente en los temas de miedo (no sólo las películas) como es un manicomio en el que un doctor malvado hacía experimentos con sus pacientes (los lectores más avispados se harán una idea). Una de las grandes bazas de la película es que pese a que la acción tarda en hacer su acto de aparición (y con acción me refiero a apariciones fantasmales) la película sabe mantener de manera muy digna el tempo narrativo de la obra. Primero realizando una disección consciente de los clichés de los programas a los que Sean Rogerson representa, parodiando momentos típicos (como la preparación ficticia de sustos, así como poses que parodian a dichos programas que lo único que hacen es vender humo), con alguno que otro toque de humor que resulta bastante convincente. Por otra parte, el pastel tarda bastante en descubrirse, y pese a que la pareja de directores nos va dejando muchas pequeñas pistas, hasta muy avanzada la película no abren la caja de truenos, con lo que consiguen un efecto desesperante que hará que los más delicados se devoren las uñas. Evidentemente, una vez que los espíritus han hecho acto de presencia la tensión irá diluyéndose, pero sabe mantener el tipo hasta el final (el bochornoso desenlace empieza en el cuarto de hora final), en que si es cierto que ahí la película baja mucho el listón que había mantenido hasta el momento.

Por otra parte, está la ambientación del film. Con un amplio edificio el cual representa un manicomio, se consigue una recreación bastante tétrica que dota a la película de una atmósfera bastante inquietante. Si quieren pueden pensar en el hospital del tórax. El caso es que los largos pasillos, sus grises y monocromas paredes así como los cuchitriles donde supuestamente vivían los pacientes o sus ventanas valladas consiguen crear auténtico respeto. En gran parte la ambientación también se relaciona con un giro de guión, en el que se nos da a conocer que el lugar puede cambiar a su antojo sus diferentes habitaciones. De esta manera la película consigue dotar un elemento sobrenatural a su ambientación.

6/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s