Leyenda Urbana

descarga (14)

 

Las leyendas urbanas forman parte del folclore moderno y de la sociedad contemporánea. Su relación está ligada intrínsecamente al crecimiento urbano de las ciudades, con especial atención al siglo XVIII y el XIX, en que la demografía urbana crece de una manera mucho más exponencial. Algunas se datan precisamente en este tiempo, y son bastante más antiguas de lo que se cree (la típica carta que a uno le envían y que si no es reenviada el receptor sufrirá consecuencias nefastas, ya la encontramos en algunos círculos franceses hace dos siglos, posteriormente la encontramos reconvertida y remodernizada en vía Mail)

Leyendas urbanas las hay de todo tipo, pero sin duda las más interesantes son las que vienen a substituir las antiguas fábulas morales así como los cuentos tradicionales. Al fin y al cabo, ¿de que nos hablaba el cuento de la caperucita roja que recoge el escritor francés Charles Perrault? Claro y meridiano, si la niña no obedece las órdenes de su madre, acabará siendo devorada por el lobo, que no deja de ser el reflejo del mal. Este tipo de enseñanzas, que ya vienen del antiguo escritor Esopo (el famoso griego que ya en su tiempo nos hablaba de la constancia de la tortuga ante la inconstancia de la Liebre) se codifican en gran parte en nuestro siglo, mediante las leyendas urbanas.

leyenda-urbana

Cuenta la historia que un joven galán que día sí y día también frecuentaba discotecas y lugares de mal vividor, que se acostó con una muchacha a la que había encontrado en uno de estos lugares. Después de pasar una noche entera teniendo relaciones sexuales sin protección, el joven se levanta sin que haya ningún tipo de indicio de saber dónde está la muchacha. Sorprendido, se encuentra en el espejo del baño y escrito en pintalabios rojo una frase que reza: Bienvenido al mundo del Sida. Esta leyenda, que en los años ochenta era tremendamente popular (no es casualidad que era el momento en que mayor temor había por el contagio), no dejaba de cumplir la misma función que el cuento de Perrault, sí te metías en ambientes oscuros y en lugares que no debías, probablemente serías castigado.

Muchas de las leyendas urbanas no dejan de ser precisamente un reflejo de los miedos más primarios (por esto muchas veces las leyendas urbanas acostumbran a defender un mensaje reaccionario, incluso xenófobo o racista, sólo hace falta pensar en las múltiples leyendas urbanas basadas en la comunidad china). Una de ellas es recogida en la película de Leyenda urbana, dirigida en el año 1998 por Jaimie Blanks. La leyenda habla de que un grupo de latinos (en Méjico la leyenda pone a los malos como chalados estadounidenses que bajan la frontera) que patrullan la carretera con las luces apagadas, si alguien se atreve a avisarles mediante ráfagas, será perseguido hasta la muerte por ellos.

La película de Blanks no deja de ser un slasher cutrón (y la verdad que si hubiera tirado por la comedia de una manera mucho más directa y no tan ambivalente habría conseguido un mayor recibimiento de crítica) que se sirve de las diferentes leyendas urbanas para confeccionar una película que tiene un guión absolutamente delirante. Y es que resulta imposible creerse algo de la película, así como los múltiples agujeros (insostenibles con que el espectador lo piense durante un solo momento) que ofrece la trama. Por lo demás, lo visto mil veces aunque en ocasiones, como ya comentaba, se ve algún destello de intensidad (como el cómico asesinato a base de mentos y cocacola), que queda reducido por absurdeces (más de tres ocasiones contadas en que la película cambia de presunto asesino de un momento al otro) así como por un socorrido suceso de asesinatos que irán acortando la galería de personajes (como viene siendo habitual en el slasher.). Sin duda lo inverosímil es lo que define la película.

Leyenda_urbana_3

Efectismo a raudales, la película de Blanks tuvo un éxito eso sí, brutal de público en los Estados Unidos, lo que posibilitó la realización de diversas secuelas que han ido degenerando incluso aún más que la película principal (en la tercera entrega aparece la leyenda urbana de Bloody Mary, Verónica en su versión española).

2/10

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s