Animatrix

descarga

Que había que exprimir hasta la muerte la gallina de los huevos de oro lo sabían muy bien los que decidieron producir Animatrix, película que aprovecha de manera casi vergonzosa el tirón comercial que supuso Matrix. Realizada en el 2003, al igual que las secuelas que vinieron después de la película original (como Matrix Reloaded y Matrix Revolutions), Animatrix es un proyecto que cuenta con diversos directores que ofrecen un cortometraje ambientado en el universo creado por los hermanos Wachowski. Hasta nueve cortometrajes que forman Animatrix, y que desgraciadamente más de la mitad resultan bastante absurdos. Y como estamos en fechas tan señaladas, no voy a realizar una crítica al uso.

El primer cortometraje lo abre El vuelo de Osiris dirigido por Andrew R. Jones (el único cortometraje realizado por un norteamericano), y la verdad es que mala decisión la de colocar este cortometraje el primero. Que viendo el nivel general tampoco es que desentone, pero se trata de una obra muy regular y simplona, más de relleno que una obra lo suficientemente interesante como para ser la que abre la película. El vuelo de Osiris es el único cortometraje que está realizado con una técnica de animación más cercana a la película de Final Fantasy (sin llegar nunca al nivel técnico de aquella) que al resto de cortos que configuran la película y que llevan el estilo manga por bandera. Una historia de acción muy simple y que bordea el aprobado sin conseguirlo. Curiosamente fue estrenada en salas comerciales junto con El cazador de Sueños de Lawrence Kasdan.

El segundo y tercer cortometraje forman un pack completo, titulado como El segundo renacimiento y dirigidos por Mahiro Maeda. Seguramente son los únicos cortometrajes que valen la pena rescatar, si quitamos de ellos la introducción lisérgica trasnochada para Hippies del comienzo. Se centran en explicar a manera documental el paso previo para que se diera Matrix, incluyendo razones económicas, sociales..Un universo creíble, que desgraciadamente fracasa cuando le entran los ramalazos mangas/anime que hacen que la historia se vuelva inverosímil.

Animatrix - Capitulo.08 - Historia Del Detective de Shinichiro Watanabe

Seguimos con Historia del chico dirigida por Shininchiro Watanabe es el tercer cortometraje. Una de las historias que aparenta ser más profunda, pero se queda en la superficie de su argumento. De hecho como no tiene unos pilares decentes, su resolución queda manicorta.

Llegamos al ecuador de la película, con Programa, un cortometraje que dirige Yoshiaki Kawajiri (uno de los directores con una filmografía más consistente). Desgraciadamente, Programa es una obra bastante arquetípica, que se sirve del mundo de Matrix para ofrecer una secuencia de acción (entre samurais) más vista que el tebeo. Se ve porque no hay nada ningún elemento disonante, pero cortometrajes como este los hay a decenas.

Y llegamos al desastre absoluto con Récord Mundial, de Takeshi Koike. El cortometraje de Koike es el paradigma de como la influencia del manga puede destrozar una obra. La exageración alcanza unos niveles demenciales. Se nos cuenta la historia de un corredor profesional que es capaz de romper el mundo simulado de Matrix con su esfuerzo físico. Entre otras lindezas podemos comprobar cómo a los corredores japoneses de manga se les revienta la pierna (con sangre que sale a borbotones) cada vez que tienen una lesión (tal y como lo imaginan). Y aún así bate el récord mundial de cien metros lisos. Olé tus cojones.

Más allá es un cortometraje que nos entrega Koji Morimoto. Aburrido, sin más. Animación clásica (si hablamos del mundo japonés) para una historia que no tiene miga.

Llegamos al penúltimo y seguramente el mejor de todos. Historia del detective está realizado por Watanabe, que repite en la dirección. Una historia que recoge el mundo del cine negro para mezclarlo con la ciencia ficción.

Y Peter Chung nos entrega el último cortometraje, que seguramente es el peor de todos. Una argumento absurdo que se combina con una animación absolutamente lamentable. La guinda que le faltaba a semejante pastel.

 

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s