You’re Next (Tú eres el siguiente)

Image

Sorpresa la que parecía dar en este difunto 2013 Adam Wingard con una película de terror de bajo presupuesto llamada “Tú eres el siguiente” (You’re Next). Lo curioso es que la película estaba rodada ya en el 2011, pero fue en el 2013 cuando cogió una relevancia mucho más grata de la que había tenido hasta el momento. También hay que preguntarse el porqué de este éxito.

Porque la sorpresa se volvió decepción. Nos vendieron Tú eres el siguiente como una película que iba a revolucionar el género de terror, en el que parece que las fórmulas están totalmente exprimidas y agotadas. La gente está ya cansada de ver siempre los mismos argumentos: Día de fiesta y celebración en una casa aislada del mundo. Asesino suelto que va mutilándolos uno a uno. Por otra parte, la crítica ensalzó a la película como una innovadora transgresión fílmica que venía a transformar los arquetipos en soluciones frescas y originales.

Para nada. No hay ni un ápice de novedad en la película de Wingard. No quiero decir con esto que sea una mala película, porque no lo es, pero no aporta ninguna solución novedosa a los cimientos del terror. Algunos han dicho que la película tiene elementos de humor y que se trata de una parodia de las películas de terror. Cierto que la película contiene elementos referenciales a otras películas clásicas del género, y que el sentido del humor está muy exacerbado en algunas secuencias de la película. De ahí a decir que esto es una ruptura con el cine precedente hay tres galaxias de distancia. Ya el señor Tobe Hooper en la secuela de su exitosa película de la matanza de Tezas, Masacre en Texas 2 (un slasher de cabo a rabo), realizada en el 1986 introducía un auténtico festival de gags y situaciones cómicas (con más o menos fortuna). Por otra parte el argumento de Tú eres el siguiente es calcado a cualquier otra película del subgénero que ya comentábamos de asesinos sueltos por el bosque.

images (3)

¿Qué nos encontramos en You’re Next? Para empezar una solución típica, después de un interesante prólogo nos encontramos con el típico argumento de familia acosada por un grupo de asesinos. Uno a uno serán  asesinados brutalmente. A mitad del metraje la película propone un giro bastante curioso, pero para nada revolucionario, cambiando a ciertos personajes de bando. Es verdad que Wingard tiene algunos toques cómicos que agilizan la película y que son realmente disfrutables (la batidora, el director indie de cine, el final etc..) pero no son la nota dominante de la película, sino más bien un aderezo sutil a la película, como pequeñas guindas. Es decir, en esencia el film es más o menos serio con el planteamiento que se propone. Pero tomarse el film en serio es harina de otro costal, porque efectivamente, como ya habrá intuyendo el lector, las situaciones más disparatadas van apareciendo de manera regular en la película, como una mujer que de repente se convierte en Rambo, sobradas violentas que no aportan demasiado al film, personajes mal construidos (la novia del culpable de semejante pastel está absurdamente creada como un ser pérfido y maligno pero suelta alguno que otra frase absolutamente demencial)…El guión no es capaz de sostener la película de manera verosímil, y esto hace que se vea como una película más de terror. No encontramos un análisis del género tan concienzudo como the  Cabin in The Woods.

Nadie niega que Wingard tenga talento detrás de las cámaras. De hecho es el que mejor se sale en esta producción, porque teniendo un guión que no es absolutamente nada del otro mundo, crea una película que consigue diferenciarse de las típicas películas de asesinos. Las escenas de acción no desentonan y además el director domina bien la tensión, especialmente en la primera mitad de la película en la que logra crear un ambiente muy especial. Con los asesinos rondando afuera y nuestras víctimas esperando impacientes dentro, es cuando Wingard demuestra sus mejores efectos, con una fuerza inusitada que contagia al espectador.

images (4)

Luego la película cambia de tercio y tira bastante por la borda. Como no hemos conseguido empatizar con los personajes, que vayan muriendo uno a uno no deja de ser un acto desagradable pero no traumatizante. El diseño con el que había afrontado Wingard sus malvados asesinos (con una caracterización simple pero efectiva) se destapa y se humanizan enemigos. No hay sorpresa ni turbación, sino sólo desilusión.

Wingard es elegante con todas sus secuencias pero aún no ha rodado su obra maestra. Démosle tiempo porque aún es joven y es capaz de hacer muchas cosas, pero desde luego You’re Next no es la mejor película de terror en años, ni siquiera lo fue del 2013.

6/10

Kyrios

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s