Planeta prohibido (1956)

images (15)

Podrá gustar más o menos, pero lo que está claro es que la influencia de Planeta Prohibido dentro del género cinematográfico de la ciencia ficción ha sido innegable. La película de Fred M. Wilcox (un director en líneas generales bastante mediocre, esta es de largo su mejor película) demostró a miles de jóvenes que la ciencia ficción podía ser algo más que películas con guiones simples y llanos, donde la salsa de la película estaba en los monstruos y alienígenas de turno. Planeta prohibido demostró que el género podía llegar a incluso adultos ávidos de propuestas que explotarán todo el potencial de la ciencia ficción. No en vano Star Trek, la mítica serie de televisión seguiría el eco que propone la película (especialmente en su inicio, cuando vemos los planos ambientados en la nave) y directores como John Carpenter (en la noche de Halloween podemos ver un plano de esta película) o David Croenenberg admitieron que planeta prohibido había significado una gran influencia en sus películas. Stanley Kubrick, cuando revolucionó el género de la ciencia ficción con su magna obra 2001: Odisea en el espacio, se centró en películas como la obra de Wilcox, es decir, proyectos serios que dejaran el infantilismo habitual a un lado.

Planeta prohibido no es seguramente una película perfecta, pero propone una serie de premisas muy interesantes. El argumento de la película se centra en una pequeña nave tripulada que llega a un planeta que ha sufrido una hecatombe y donde sólo sobrevive un padre con su hija, y un robot que es utilizado como criado de la casa. La película va más allá del encontronazo típico entre la tripulación y el monstruo de turno. Recogiendo el argumento de la obra dramática de Shakespeare, la tempestad, la película ahonda en la psicología de sus personajes de una brillante manera que anticipa los futuros thrillers de ciencia ficción basados en el choque de diversos caracteres. Leslie Nielsen interpreta al jefe de la tripulación, que se enamorará de la sensual Anne Francis, que interpreta a la hija de Walter Pidgeon.

planeta-prohibido-robby-el-robot

La película juega con la sensualidad (la bellísima Anne Francis va siempre con ropa poco holgada) y con un argumento que mezcla la lucha por los instintos más primarios. Anne Francis no ha visto aún a ningún hombre debido al aislamiento al que se ve sometido en su planeta, mientras que toda la tripulación comandada por Leslie Nielsen no ha podido ver a una mujer desde que se embarcaron en el viaje espacial. El resultado estaba claro, la lucha de gallos en semejante corral es uno de los alicientes del guión, que eleva el drama de la película a unas cotas adultas poco vistas hasta el momento. La mejor metáfora que utiliza la película en este aspecto es el ataque del amigable tigre que posee Anne Francis, y que nunca se había comportado de una manera tan agresiva como cuando ve a su rival luchar por el amor de su dueña.

El guión también hace hincapié en la soberbia humana. El padre del personaje de Anne Francis, interpretado por Walter Pidgeon conoce unos secretos científicos muy avanzados que sólo él posee, debido a una antigua civilización alienígena que se ubicaba en el planeta actual. La figura del científico iluminado prototípica de la ciencia ficción se esboza en la película pero además se amplía con el descubrimiento final de las implicaciones del científico en la creación de un monstruo asombroso. La película de Wilcox no sólo se queda en la epidermis sino que llega incluso a retratar el subconsciente del investigador (además de manera literal).

Es cierto que visto hoy en día la película puede tener unos Fx que duelen a la vista. El bajo presupuesto de la película se nota, y evidentemente no para bien. El mítico robot del film, no deja de ser un actor disfrazado, mientras que los rayos láseres de las pistolas son trucos que vistos con nuestra óptica pueden pecar de ser demasiado naif. El planeta representado en la película está recreado mediante diversos decorados que simulan ser un paisaje desértico y que en realidad le dan un toque muy teatral al film en este sentido.

Un punto a favor de la película es la composición de la banda sonora, una de las primeras en demostrar efectos sonoros creados por ordenador. El resultado en la película es la sucesión de una música pesada y atmosférica que pese a que huye de leitmotiv musicales (de hecho apenas podemos decir que exista una verdadera melodía en casi ningún momento) logra crear una singularidad muy especial.

Anne-Francis

Las influencias argumentales de la película son muy visibles. La película anticipa la insubordinación de la tripulación espacial (aunque aquí sólo llega a insinuarse), el descubrimiento de una tecnología alienígena que sólo unos pocos son capaces de descifrar…incluso la figura del robot, que se convertiría en auténtico icono del film, siendo homenajeado en muchas películas posteriores.

6/10

Kyrios

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s