Oscars 2014: una mirada a las candidatas

ellen-degeneres-leads-flashmob-in-2014-oscars-promo

El domingo 2 de febrero se dará el pistoletazo de salida. A las 8 de la tarde en Los Angeles (2 de la mañana en España) los famosos saldrán a lucir sus mejores galas, los periodistas sus análisis diversos y medio mundo del cine, como mínimo, se girará para el gran evento: los Oscars de este año.

Cambio de presentador (de McFarlane y su “We Saw Your Boobs” pasamos a la “ácida” Ellen DeGeneres) no hace cambio de académicos, eso es seguro. Sin embargo, podemos decir que la gala de este año supera en expectación a la anterior edición en calidad. Repasemos una a una las grandes favoritas de la academia de este año:

Doce Años de Esclavitud (Steve McQueen)

Una de las grandes favoritas. McQueen sabía lo que hacía cuando, unos meses después de estrenarse “Django Desencadenado”, anunciaba su nuevo proyecto. Lo único que había en común entre ambas era el tema: la esclavitud. A partir de aquí, los fans del director sabían que era un producto completamente oscarizable.

Tiene 10 candidaturas, y lleva arrasando desde el festival de Toronto, donde dio el gran boom. No es de extrañar. El estilo de McQueen es raro dentro de la Academia, rompiendo esquemas de los últimos años. Aquí hay planos fijos y duros, grandes secuencias con muchos personajes en un mismo plano y un poso dramático muy fuerte…e incluso quizás demasiado buscado, ya que hay momentos en los que la cinta abusa del subrayado.

Apuesta: Se puede llevar cuatro Oscars (Mejor Película, Mejor Vestuario, Mejor Actriz de Reparto y Mejor Guión Adaptado). De estos, el asegurado es el de Mejor Película y es muy posible que gane el Mejor Guión Adaptado.

Lupita Nyongo’o también tiene sus números como Chitewel Ejiofor, pero no es lo mismo un BAFTA que un Oscar, y sino que se lo pregunten a uno de los actores de “Hijos de los Hombres”.

Pregunta: ¿Por qué no está nominada a Mejor Fotografía?

Gravity (Alfonso Cuarón)

Desde Venecia veníamos con la cantinela de que Gravity iba a ser algo especial. Quien la haya visto en 3D lo corrobora: es una epopeya muy llamativa. Nadie negará la calidad visual de la cinta de Cuarón tanto como los agujeros y los parches que tiene este en el guión. Sin embargo, hay que decir que del guión también sale toda la acción que creemos que ha parido el director, y eso es un mérito muy grande.

Cuarón de momento ha arrasado a nivel de dirección con una obra completamente artesanal (quitando efectos especiales) en la dirección, aunque debería agradecerle a Michael Snow la invención del brazo de axis que ha popularizado el cineasta mexicano.

Apuesta: El de Mejor Director está asegurado si la Academia no se empeña en premiar a su niño mimado David O. Russell. También tiene tres Oscars más merecidos por Mejores Efectos Sonoros, Mejor Mezcla de Sonido y Mejores Efectos Visuales.

Pregunta: ¿Por qué se la premia a Mejor Montaje siendo una cinta completamente artesanal? ¿Eso no la da más mérito en otros campos?

La Gran Estafa Americana (David O. Russell)

En Hollywood el director es el niño mimado, pero aquí lo hemos visto todos. La película de David O. Russell no podía haber llevado mejor nombre. A nivel de guión es una de las películas más huecas y más desordenadas de su carrera. Y, por mucho que lo tapen actores y banda sonora, poco tendría que hacer Russell…si los premios los dieran aquí.

En opinión de un servidor, la cinta está muy sobrevalorada. Quizás es por eso que, como cita la tradición con los Oscars, algún académico intente darnos la contraria y mostrarnos que la película es mucho más buena de lo que debería ser.

Apuesta: Jennifer Lawrence tiene muchas papeletas para llevarse el premio a Mejor Actriz de Reparto. El de Mejor Director se podría dar a Russell, pero sería un gran error.

Otros premios con opciones son Mejor Montaje y Mejor Guión Original (no debería llevárselo). Y ojalá hubiera Mejor Banda Sonora No Original, porque habría sido premiada de calle.

Pregunta: ¿Por qué está esta cinta y no “Inside Llewyn Davis”? En fin…mejor dejémoslo, que me contesto sólo.

Dallas Buyers Club (Jean-Marc Vallée)

Es la gran sorpresa de este festival. Después de “Bestias del Sur Salvaje”, la Academia ha decidido poner en la lista a la cinta de uno de los enfants terribles que proceden de fuera de América. El canadiense ha conseguido, además, sacar las mejores versiones de Jennifer Garner, Matthew McConaughey y Jared Leto, consiguiendo un trío que sostiene la cinta.

La película deja buenas sensaciones y es una pena que no se hubiera trabajado un poco mejor el guión porque podría haber sido de las mejores que se presentan al festival. Aún así hay que alabar el enorme resultado de la cinta, ya que dentro de su desorden consigue emocionar más que otras cintas nominadas a Mejor Película.

Apuesta: Los números para el Oscar de McConaughey son muy altos, teniendo sólo un rival serio en la pelea por Mejor Actor. Dos Oscars están asegurados, y son los de Mejor Actor Secundario (enorme Jared Leto), y Mejor Maquillaje…con tan sólo cerca de 300 dólares de presupuesto.

Pregunta: ¿Qué habría pasado con esta cinta si se hubiera trabajado un poco más?

El Lobo de Wall Street (Martin Scorsese)

Si con “Gravity” hubo polémica, la cinta de Scorsese no ha sido menos. “El Lobo de Wall Street” es el proyecto más tarantinesco del director italoamericano. Además, la epopeya de Jordan Belfort se ha hecho ecos en medio mundo, siendo una de las más comerciales de este año. Y es que reconozcámoslo, nos gustan los granujas y Belfort es uno de los peces más pequeños en el estanque.

Cinismo y humor negro, sin duda, para un DiCaprio que se transforma a lo grande en una cinta cuyo patrón es este: drogas, sexo, fiesta, timos. Así, en un ciclo interminable, esta cinta ha conseguido que estemos muy enganchados a la gala. Y eso tanto los detractores como los fans más acérrimos.

Apuesta: McConaughey tenía un rival por ser el Oscar a Mejor Actor y ese es Leonardo DiCaprio, quien espera el suyo tras su injusticia por “Django Desencadenado” (¡le sustituyó Cristopher Waltz!). Eso no habrá pasado inadvertido para la Academia. Por el resto, poco que hacer más allá de Jonah Hill como Mejor Actor de Reparto.

Pregunta: ¿Habría sido menos excesiva la película y haber triunfado más? Yo creo que no.

Her (Spike Jonze)

La otra tercera sorpresa ha sido el proyecto de Jonze. Ha habido mucha polémica, llamándola incluso “cine cupcake” en algún portal que otro. Sin embargo, la mayoría está de acuerdo: “Her” es una obra tremenda cuyo fondo es mucho más agresivo y cruel que su forma, completamente inocente. Y eso es un mérito para Jonze tras trabajar con Charlie Kaufmann, uno de los guionistas de la pasada década.

También hay que decir que esta pequeña cinta se ha hecho enorme gracias a Joaquin Phoenix y a Scarlett Johansson, quienes están fuera de las nominaciones a los Oscars. Habrá que ver, pero la Academia no puede hacer el longuis este año con la cinta de Jonze como hizo el año pasado con “Moonrise Kingdom”.

Apuestas: Jonze merece el premio a Mejor Guión Original y el público presiona mucho. Sólo “Blue Jasmine” puede toserle en esa categoría y de lejos. También tiene sus opciones a Mejor Banda Sonora y a Mejor Dirección de Arte.

Pregunta: ¿Por qué no están ninguno de los actores protagonistas ni Jonze entre los nominados?

Nebraska (Alexander Payne)

Sorprendió mucho en Cannes, aunque no se hizo aspavientos de ella. Luego llegaron los Globos de Oro y sus nominaciones la impulsaron a verla en la taquilla. Sinceramente, la cinta de Payne es la mejor que ha hecho en su carrera. No ha necesitado más que actores de segundo nivel y un guión magnífico de Bob Nelson para consolidarse entre el público a pesar de su tono bajo.

La cinta retrata una América profunda débil, decadente, casi más parecida a la España del Lazarillo de Tormes que a la realidad falsa de los pueblecillos estadounidenses felices y cálidos. Y alegra ver eso, porque esta comedia (o dramedia) tiene el reconocimiento que necesita.

Apuesta: Ojo, que Jane Squibb podría ganar el premio a Mejor Actriz de Reparto aunque sus opciones sean mínimas. En cuanto a las opciones serias, la mejor baza está en el Guión Original.

Pregunta: ¿Debería estar Will Forte a Mejor Actor de Reparto?

Philomena (Stephen Frears)

La cinta de Stephen Frears debería darse una alegría por estar entre un elenco tan duro de nominadas. Sin embargo, sus bazas tiene con una historia que engancha y que tiene un resultado mejor de lo que aparenta.

También deberíamos decir que las monjas son los nuevos nazis, pero eso lo saben aquellos que han visto el tráiler. Los spoilers, en todo caso, dan igual: el viaje, Dench y Coogan son lo mejor que tiene esta cinta a su favor.

Apuestas: No creemos que pueda aspirar algo más que a Mejor Actriz y a Mejor Guión Adaptado. Tiene más opciones en la segunda que en la primera, donde todo está vendido.

Preguntas: ¿Conseguirá algún Oscar y sorprenderá a la Academia?

Blue Jasmine (Woody Allen)

Y no podíamos dejarnos la película de Allen. Muchos la pusieron por las nubes, y es cierto que, si hubiera estado el año pasado, habría arrasado. Sin embargo, poco se puede decir este año con una cinta bastante buena.

La cinta es Blanchett en su mejor esencia, así como unos actores que cumplen de maravilla. Hasta Louis C. K. (no nos olvidemos de “Louie”) está bien. Una pena que el guión no sea perfecto, pero no hay muchas más quejas: Allen es de los mejores cineastas autores del mundo y eso se sabe.

Apuestas: Cate Blanchett lo ha ganado todo a Mejor Actriz y ahora le queda la mejor pasarela: los Oscars. El Mejor Guión Original también puede ser un terreno fácil, y lo sería…de no ser por el guión de “Her”.

Pregunta: ¿Tendría números Sally Hawkins si no estuviera Jennifer Lawrence entre las candidatas?

Capitán Phillips (Paul Greengrass)

No podía faltar la película que apoye al gran país que es Estados Unidos. En este caso es Paul Greengrass, director de la saga de Bourne, quien hiciera una cinta impactante (con cámara en mano, que está de moda) y con un Tom Hanks que este año se ha quedado fuera de las quinielas a Mejor Actor.

La cinta tiene un guión más o menos irregular, pero tiene sus opciones en la gala y nunca se sabe con esta clase de largometrajes cuál será el resultado.

Apuestas: Si Jared Leto no estuviera Barkhad Abdi sería el legítimo ganador. Una pena. También podría tener sus opciones en el Mejor Guión Adaptado.

Pregunta: ¿Y Tom Hanks?

This entry was posted in Cine and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s