Heavy Metal (1981)

MV5BMzYzNTU1MjEzNF5BMl5BanBnXkFtZTYwMTQ0OTU5._V1_SY317_CR3,0,214,317_

Heavy Metal (1981) es una película que se ha convertido en un icono de la animación más gamberra y contracultural. La película,  está compuesta por diversas historias que apenas tienen una relación argumental entre ellas, y se ha convertido por méritos propios en lo que popularmente conocemos como película de culto.

Aunque el célebre compositor Elmer Bernstein sea uno de los nombres que aparece en la lista de créditos, la película está salpicada de diversos temas musicales que hacen honor  al género musical con el que comparte título la película. Un claro síntoma de por dónde van los tiros y cuál es el principal público al que va dirigido el film. La película por cierto, está producida por Ivan Reitman, productor canadiense de renombre que además de apoyar personalidades tan insólitas como David Croenenberg, también haría incursión en la dirección cinematográfica, realizando películas tan populares como los Cazafantasmas (1984).

heavy_metal1

La película está clasificada como animación para adultos. Y está claro que una de las cosas que más impacta a medida que avanza el metraje es la gran cantidad de alto contenido erótico, violencia y jerga malsonante que nos muestra el film. Y sin embargo, habríamos de tener en cuenta a que nos referimos cuando hablamos de animación adulta. Porque por ejemplo películas como Wall-e (2008) que aparentemente están dirigidas a un público infantil, contienen en realidad, un mensaje mucho más profundo y elaborado que el presente. En realidad Heavy Metal es una película profundamente adolescente, sinos referimos a su tono. La mayoría de historias contienen un espíritu gamberro propio de los Cómics de la serie EC coetáneos a la película (que también está basada en este mundo). No hay realmente una profundidad compleja en los diversos episodios, sino que el gancho del film es conectar con este público mayoritariamente adolescente, que por contradicción con los valores paternos, disfruta con la juerga intrascendente de la película.

Que esto no significa que la película no tenga episodios de gran valor. El hilo argumental de ellos es difuso, y se encuentra en una especie de material circular de color fosforescente, que es el culpable de corromper a diversos personajes de la película. A partir de ahí, viajaremos por mundos y lugares variados, que corresponden a diversos estilos artísticos, pues cada capítulo estuvo diseñado por equipos de dibujantes situados alrededor del continente europeo.

La primera historia es una de las más interesantes. Con una voz en off de nuestro protagonista, se nos muestra un futuro distópico ubicado en un New York totalmente azotado por la pobreza. Aunque nuestro protagonista sea un taxista (y además un antihéroe de pies a la cabeza), el referente de esta historia es mezclar el cine negro y detectivesco (con la suma de la voz en off el resultado es que nuestro protagonista parece un Phillip Marlowe futurista) con el cine de ciencia ficción, creando un resultado bastante singular. La estética de esta historia es además muy jugosa, pues nos muestra un dibujo sucio  (con zonas granuladas) y totalmente contrario a la belleza académica, que permite hacer hincapié en las deformidades de un mundo cosmopolita conquistado por la desidia y la corrupción como el que nos muestra la historia. Además, para acabar nos encontramos con un final realmente amargo, que rompe con los tópicos.

Heavy10

Sin embargo, la segunda historia muestra el lado más resultón de la película. La historia es una aventura medievalizante de capa y espada, con regustos a Conan el bárbaro, que muestra una completa incapacidad para contar una historia adulta. Por más que en esta segunda historia encontremos múltiples escarceos sexuales (dos en un día como comenta el protagonista) o una cierta violencia en las escenas de acción, la vacuidad asola el relato. No hay nada realmente complejo y la historia podría pasar perfectamente como un claro ejemplo paradigmático de los defectos más notorios de las historias pulp. Ni siquiera es capaz de funcionar como un correcto entretenimiento, por más que se empeñe mostrando reiteradas escenas de peleas y combates.

Después de dos historias bastante trascendentes y poco reseñables (la de los esqueletos bastante deudora además del estilo más popular de los cómics de la EC) nos encontramos con una extravagante historia entre las relaciones sexuales que existen entre una mujer y un robot intergaláctico. Sin duda, la más gamberra, ácida y pasada de tono de todas las historias, y seguramente la más cómica de todas. Si es capaz de seguir encandilando hoy en día es gracias a unos jugosos díalogos que ponen en evidencia  la perversidad de los guionistas (-¿está bien me casaré, pero sólo siguiendo el rito judío…por cierto, estás circuncidado?-)

 

Kyrios

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s