Sábado Noche, Domingo Mañana (1960)

descarga (8)

La naturalidad que encontramos en Saturday night and Sunday morning (titulada en castellano como Sábado noche, domingo mañana, 1960) es muy característica del movimiento Free cinema, dentro del que podemos englobar la película. Impensable habría sido que en el cine clásico de Hollywood se hubiera tratado un tema tan polémico como el que lo hace el film de Karel Reisz (un hombre que se encuentra en dos relaciones, una de ella con una mujer casada), y menos con la cotidianeidad y los sentimientos tan a pie de calle con los que juega la película, desmitificando cualquier historia grandiosa para acercarse a la vida de a pie del espectador común.

Por si fuera poco, recibió ese mismo año el premio BAFTA a mejor película británica, y es que al igual que pasó con la Nouvelle vague en Francia (ambos movimiento son cronológicamente bastante correspondientes) estos cines tuvieron también un motor propio dentro del gobierno de cada estado, que veía una manera productiva de ensalzar su cultura dentro de un marco de renovación, por no hablar de que muchos de estos filmes salían más baratos que las grandes producciones, que eran las habituales (al igual que muchos filmes iniciales de la Nouvelle Vague, Sábado Noche, domingo mañana está rodado en blanco y negro, lo que disminuye bastante los gastos).

Pero además, Sábado Noche, domingo mañana, es el ejemplo de que en general, en el Free cinema hay una vertiente política mucho más acentuada que en la Nouvelle Vague. Como otros ejemplos que no sean esta película, podríamos citar la mítica If…(1968) de Lindsay Anderson, que ganó la palma de oro del festival de Cannes, y que se trataba de una gran crítica al sistema institucional educativo de Gran Bretaña (en la película los protagonistas eran unos jóvenes encabezados por el actor Malcom McDowell, que después de sufrir muchos abusos por parte de sus superiores y de soñar repetidamente con la libertad, decidían subirse a una azotea del instituto para disparar a cualquier ser viviente) o The loneliness of the long distance runner ( la soledad del corredor de fondo, 1962) de Tony Richardson, una película que exponía un protagonista principal que se había desarrollado en los suburbios, al margen de la ley, y con un final absolutamente anticlásico.

descarga (9)

En Sábado Noche, domingo Mañana nos encontramos con un caso similar. Nuestro protagonista, interpretado por Albert Finney es un joven perteneciente a la clase obrera, que ya desde la primera secuencia, mediante su propia voz en off, expresa su absoluto rechazo a las circunstancias que le ha tocado vivir. Se encuentra explotado en la fábrica por sus superiores, y sin embargo, no podemos definir claramente a nuestro protagonistas como un obrero con conciencia de clase. El Personaje de Finney no pertenece a ninguna clase (o por lo menos eso dice él), y aspira a apartarse de la sociedad (rechaza hasta el final de la película el acomodamiento que según él supone el matrimonio), a la que considera adormecida (señalando entre otros males, a la alienación que supone el medio televisivo). En realidad, más bien Reisz parece retratarnos la historia de un personaje que intenta luchar por su cuenta, y que sólo consigue el desencuentro con el resto de personajes. En cierto sentido, la película es la historia de cómo un hombre choca irremediablemente contra un muro (la sociedad), una y otra vez.

descarga (10)

Sin embargo, la película no trata de embellecer su personaje, no mostrárnoslo como un arquetipo digno de admirar. En los primeros compases su condición moral es más que dudosa y más que un héroe urbano nos encontramos ante un antihéroe.

Karel Reisz no embellece la estética de su relato. Los objetos y personajes están totalmente en sintonía con el argumento del film. Fábricas, obreros trabajando (incluso nuestro protagonista se corta en un determinado momento del film), suciedad. En efecto, una de las constantes de la película es el realismo que la película intenta transmitir. Realismo que no sólo se atañe al ámbito de su iconografía, sino que traspasa completamente el argumento. Sabado Noche, domingo mañana nos habla de una historia humana, de un personaje que duda y que comete errores a sabiendas de los efectos negativos que repercuten en sus acciones.

Por otra parte, formalmente encontramos algunas secuencias de gran interés. La puesta en escena está muy relacionada con el realismo buscado. Por este mismo motivo, algunos han intentado definir el estilo de la película como un anti-estilo[1], cosa que sería realmente un error. En muchos fotogramas la cámara toma una libertad propia, con planos que intentan definir la esencia de la película. Planos aéreos donde podemos ver a nuestro personaje engullido en la masa (o intentando huir de ella) o la mítica secuencia que sucede en la noria, donde la cámara trata de mimetizarse como un personaje más, que se ha montado a la atracción volante a la que se han subido los protagonistas.

 

[1] Samantha Lay, British Social realism: From documentary to Brit-grit, Ed. Wallflower Press, Londres 2002

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s