Mud (2012)

Mud-723972853-large

Mud (Mud, 2012) es el tercer largometraje de Jeff Nichols,un director que ya deslumbró al mundo del cine, en especial con el estreno de Take Shelter (Take Shelter, 2011) y hay que decir que en ambas películas encontramos algunos puntos en común. Por ejemplo, el tratamiento minimalista de unos pocos personajes (En Take Shelter una familia y en Mud principalmente un trío o incluso dúo de personajes) o una atmósfera muy similar que nos muestra un pequeño mundo donde habitan elementos fascinantes.

En Mud, el argumento gira en torno a un par de jóvenes adolescentes, que un día descubren a un extraño personaje que se hace llamar Mud, y que vive postergado de la justicia en una pequeña isla y rápidamente este trío empezará a formar una especie de comunidad. Mud en realidad desea volver con su novia, Jud, que parece que se encuentra en esos momentos en el pueblo donde viven los dos adolescentes, con lo que pedirá ayuda a los jóvenes con tal de poder escapar de la isla (mediante la reconstrucción de un antiguo barco que misteriosamente se ha quedado anclado entre unos árboles) y marchar con ella.

mud-and-ellis

Mud tiene una vena aventurera que nos relaciona la primera parte del metraje con cierta literatura del género, como pudiera ser la Isla del tesoro de Robert Luis Stevenson, pero sobre todo, con la historia del náufrago, Robinson Crusoe de Daniel Defoe, con quien comparte algunas semejanzas (Mud es un personaje que tiene que vivir aislado de la civilización y cuyas consecuencias se pueden notar en la presencia física del personaje). Por otra parte, la fascinación que encontramos en esta primera parte de la película también la encontrábamos en Taking Shelter, con un argumento que rondaba el fantástico y que incluso planeaba hasta el final simbólico de la película.

En realidad, y a pesar de que muy pocos se han hecho eco de ello, Mud es una profunda reflexión sobre el amor, y más en concreto, sobre el amor destructivo. En la primera secuencia de la película, ya se hace hincapié  del desmembramiento familiar (con un encontronazo entre los dos padres, de los que el joven personaje será testigo a escondidas) que está teniendo lugar en la familia del personaje de Tye Sheridan, pues sus padres pretenden divorciarse y así se lo harán saber a su hijo durante la película. En realidad, el personaje de Sheridan trata de evadirse de este ambiente familiar negativo (unos padres que no profesan casi ningún tipo de afecto sobre su hijo) mediante la vía escapatoria que supone el ayudar a Mud a cumplir su misión, una clara función substitutiva. Porque ayudar a Mud, entre otras cosas, le permite abandonar repetidamente el núcleo familiar para estar el menor tiempo posible en casa. El propio padre le dirá a su hijo que tenga cuidado con las mujeres, porque nunca se sabe lo que desean (el padre dice esto en un momento de resentimiento máximo). Aún así, el dolor será el elemento cohesionador que permite a la familia sobrevivir, con un final ciertamente optimista.

Pero es que además, en la medida en que continuamente el personaje de Tye Sheridan ayuda a Mud, esto consigue funcionar en un plan metafórico, pues el joven adolescente lo que desea en realidad es que el amor triunfe finalmente, y si no lo puede conseguir en casa, por lo menos tratará de que funcione en el caso de Mud. Crucial es en este sentido es un diálogo que tiene lugar cuando el personaje que interpreta Reese Whiterspoon le pregunta al joven que porqué les ayuda (realmente la insistencia del chico es encomiable)  y este responde con la simple pero perfecta frase: Porque os queréis. Sin duda la relación más destructiva de todas es la que se establece entre Mud y Jud. La película poco a poco nos irá dando más detalles del pasado de su relación, y el espectador irá descubriendo que en realidad estamos ante una relación tortuosa, y que incluso finalmente terminará por fracasar.

maxresdefault

El propio personaje de Tye Sheridan está enamorado de una joven chica un poco mayor que ella, y que acabará rompiéndole el corazón al final de la película. Sin embargo, el plano final resulta simbólico en este sentido, cuando vemos a unas jóvenes saludar al protagonista, y el director nos muestra un plano de este sonriendo, con lo que se nos da a entender que el joven muchacho seguirá abierto en el futuro al amor, como por otra parte viene siendo lógico al ser tan joven.

También vale la pena destacar el cuestionamiento de la ley que hace la película, no sólo con el personaje de Mud, perseguido por la ley sino también con el desahucio de la casa donde vive nuestro joven protagonista principal. Película de grandes interpretaciones, como la que nos ofrece Matthew McConaughey en el papel de Mud, con un personaje idealizado (quedará en parte exculpado de sus crímenes por su espíritu romántico) o el del joven intérprete Tye Sheridan.

 

Kyrios

 

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s