Team America: La policía del mundo

Team_America_La_policia_del_mundo-857802658-large

 

Team America World Police (Team America: La policía del mundo, 2004) fue el último escupitajo en forma de película que mandaron Trey Parker y Matt Stone al establishment norteamericano, precisamente en un año, 2004, en el que el conflicto bélico en oriente medio estaba recrudeciéndose por ambas partes. Los creadores de la popular serie televisiva, South Park, elaboran una película que no deja títere sin cabeza. La película está realizada mediante una curiosa animación construida a partir de diferentes marionetas, con la que se sirven ambos directores para ofrecer una pátina de crítica aún más salvaje, que sería casi imposible realizar con personajes de carne y hueso (no hay más que recordar las numerosas secuencias de acción).

Team America nos presenta la aventura de un escuadrón de élite norteamericano, que tiene el simple objetivo de acabar con cualquier amenaza terrorista que se presente en el globo terráqueo. En realidad, una delirante parodia de los grupos militares (incluso paramilitares) estadounidenses, que tantas veces han actuado fuera de sus propias fronteras. Como si un grupo de rangers deseosos de aventuras se trataran, los directores nos presentan un grupillo de personajes que encarnan la más absurda locura. La canción que acompaña a este mismo escuadrón ya es bastante sintomática de las intenciones sarcásticas de ambos directores (America, Fuck yeah). Sin duda el golpe es certero y bien dirigido. El gobierno norteamericano, que muchas veces actúa como si se tratara del único gobierno con derecho en el mundo en ejercer su propia autoridad mundial, a manera de policía, queda retratado en esta sátira. Sólo hace falta ver la primera secuencia, ubicada en París, para darse cuenta de que la ciudad francesa acaba después de la actuación de los estadounidenses mucho peor de lo que estaba antes. Incluso llegan a bombardear el Louvre, con tal de acabar con todos los miembros terroristas, ¿A fin de cuentas, a quien le interesa el arte cuando está en juego la seguridad mundial?

descarga

El problema, es que la postura de los directores no es lo bastante racional o inteligente como para realizar una película que sepa coordinar adecuadamente los golpes. Aquí no nos encontramos como en un filme de Costa-Gavras, sino que Matt Stone y Trey Parker están más acostumbrados a la parodia más propia de una película con el adjetivo movie detrás, que la de realizar una obra seria y con conciencia. Por decirlo de otra manera, los directores se dejan llevar por los instintos más primarios en vez de optar por un análisis de la política exterior estadounidense, aunque en ocasiones se apela a ella. Sin duda las acciones violentas de nuestros protagonistas hacen referencia al clima bélico estadounidense en plena efervescencia después del atentado del 11-S (este mismo atentado será aludido continuamente en la película; así como a las ficticias armas de destrucción masiva que el  gobierno de Bush trató de buscar desesperadamente) pero todo queda en suspensión y quizá la brocha gorda no permite otros detalles más sutiles. El esperpéntico final funciona en clave de comedia, pero nos deja entrever que la película podría haber sido mucho más ácida en ciertos aspectos.

La estructura de la película copia la de los filmes modernos de acción para introducirnos en la piel de un personaje, un actor fracasado, que acabará convirtiéndose en espía de los Estados Unidos para descubrir los malvados planes de los terrorista. Pronto se darán cuenta de que el líder terrorista que está detrás de todo es el malvado Kim jong-il, el antiguo mandatario de Corea del Norte. Los directores se sirven de arquetipos (caída y redención del héroe, subtramas amorosas, personajes secundarios intrascendentes) para desarrollar la parodia, sin que la trama tenga más interés.

images (2)

La película tiene algunos puntos cómicos notables. El propio Kim Jong-il aparece representado como un enemigo clásico de las películas de la saga James Bond, incluso adoptando sus propias armas,  como en una secuencia en la que envía a un comisario de la ONU a los tiburones. Sin duda el líder norcoreano es una de las figuras con las que la película saca más partido… También podemos citar los desastrosos efectos de los Team America en cada país al que entran, sembrando todo tipo de destrucción a su paso. La referencia cinéfila a la saga Star Wars que tiene lugar en Egipto es también uno de los momentos más memorables.

No podemos olvidarnos que la película tiene también una importante vena crítica dirigida a gran parte de los actores y actrices de Hollywood. Además, la crítica va muy dirigida, porque está relacionada con la conducta de ciertos actores que de puertas para afuera parecen estar comprometidos con el activismo y muchos de ellos se muestran contrarios a la política exterior de los Estados Unidos, como es el caso de Sean Penn, quizá el líder más visible de todos ellos, pero también Tim Robbins, Susan Sarandon, George Clooney, Matt Damon…

Kyrios

 

 

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s