Bronco Billy (1980)

descarga (1)

El Western es el género norteamericano por excelencia. Es seguramente, la mayor muestra cultural que la joven nación ha donado, de momento, al mundo. Y uno de los iconos más grandes en este ámbito fue la estrella Clint Eastwood (si bien sus películas entraban en un territorio alejado del western clásico, con el conocido subgénero como el Spaggueti Western). Por este motivo, una película como Bronco Billy (Bronco Billy, 1980) dirigida por el propio Eastwood (cuando aún no había rodado sus obras maestras) resulta cuanto menos sorprendente, porque deconstruye, o mejor dicho, parodia el género, en una película que si bien no es perfecta, si tiene momentos de interés.

La primera secuencia de la película ya resulta ejemplarizante.  Escuchamos la canción folk de Ronnie Milsap, que define perfectamente la película. La letra dice: ¨Everybody loves cowboys and clowns.You’re everybody’s hero for just a little while”. Mientras, Eastwood, como director, nos muestra la función de una pequeña carpa de circo, donde observamos a los protagonistas que la película seguirá durante el metraje. Eastwood interpreta a Bronco Billy, un vaquero de circo, un artista, que junto a otros compañeros, subsiste con una especie de función en la que evoca los viejos tiempos del western. A este grupito se le añadirá Sandra Locke (pareja de Eastwood durante aquellos años, y seguramente si no fuera por este hecho no la veríamos en la película, porque su interpretación deja bastante que desear, de hecho fue nominada a los premios Razzie) y la película nos mostrará las andanzas y desventuras del circo.

images (1)

Bronco Billy, pues, realiza una mezcla entre la parodia y la añoranza por unos tiempos que ya nunca vendrán. La película resulta efectiva cuando se adentra en territorios cómicos. Sardónico es ver a Eastwood y compañía hacer literalmente el indio con tal de conseguir un plato de lentejas (en la primera secuencia ya vemos que la grada está medio vacía y que el tiempo de los vaqueros ha pasado inexorablemente). El propio personaje que interpreta Bronco Billy tiene algunas secuencias memorables, como cuando aconseja reiteradamente a los niños tomar verdura y rezar oraciones con tal de crecer adecuadamente.

Sin embargo subsiste un interesante matiz en el personaje de Eastwood (los demás, exceptuando el de Sandra Locke, podríamos decir que son meras comparsas, acompañamientos para el héroe principal). Primero hemos de quitar los tópicos que giran en torno a su figura, y que resultan bastante típicos e incluso inherentes en su forma de actuar (como la absoluta seguridad con la que se enfrenta al peligro o su liderazgo tiránico sobre los demás). Y es que como revela el propio personaje a mitad del metraje, en realidad Eastwood nunca ha sido un auténtico vaquero, sino que hasta muy avanzada edad era un simple zapatero de Nueva Jersey. Como comentará el mismo al personaje de Locke, una de las grandezas del circo es precisamente que uno puede sentirse totalmente libre.

images (2)

La película opone claramente el mundo del Western, rabiosa y puramente norteamericano, con los tiempos modernos. Para Bronco Billy, es decir, para Eastwood como director,  el pequeño ecosistema que se han forjado nuestros protagonistas es seguramente el único reducto donde aún subsisten los valores esenciales de los Estadounidenses, que se perdieron con la creación de las ciudades (todos los personajes que provienen de ahí son siempre negativos, como la familia del personaje de Locke, que sólo busca el dinero). Bronco Billy es un canto a lo rural, a lo tradicional e incluso puede que también a lo conservador (como podemos observar en el personaje que interpreta Eastwood, el cual por cierto, trata a las mujeres con bastante desdén). Y es que en el fondo de la película, hay cierta tonadilla a la típica frase de esto en mis tiempos no pasaba. No seré yo quien juzgue si la actitud del director es correcta o no, pero si me hago eco de esta situación.

También es cierto que está actitud queda bastante matizada por el humor de la película. Un ejemplo bastante claro lo tenemos en una secuencia en la que Bronco Billy se acerca a unos niños, como si fuera un héroe. Mientras le vemos dar algunos consejos a los niños (nunca hay que hacer novillos) de fondo observamos la bandera Estadounidense (por cierto, en un encuadre casi imposible que acentúa la condición cómica de la escena). Bandera que por cierto también aparece en el final de la película, como resultado de la nueva carpa que nuestros protagonistas ha conseguido finalmente.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s