United 93

descarga (4)

 

 

Difícil realizar una reconstrucción de los hechos que tuvieron lugar en el avión United 93, que fue uno de los que desgraciadamente tuvieron un importante papel en la fatídica jornada del 11 de septiembre del 2001. Paul Greengrass, realizador especialmente célebre por su saga sobre el Mito de Bourne, es el director que tiene la tarea de radiografiar aquel día. La película, que recibió bastante polémica por tratar una herida aún abierta en aquellos momentos, pues la película se realizó tan sólo cinco años después de la catástrofe.

United 93 (United 93, 2006) opta por la reconstrucción oficial de los hechos (hay quien dice que el avión fue derribado por los propios militares, y obviamente la película omite cualquier posibilidad). Y hay que apuntar, que algunos elementos que introduce el director hacen que la película apeste a cierto tufillo patriótico, que trata de dejar a las víctimas del avión como auténticos héroes norteamericanos, cuando probablemente la película habría de haber aprovechado el drama humano que ofrecía la verdadera historia. Detalles que no podemos dejar de olvidar, como que el único extranjero que se encuentra en el avión, ruso para más señas, se opone a totalmente a la rebelión contra los terroristas (siendo aplacado por los propios pasajeros). Detalles que convierten a United 93 es una película más que cuestionable.

fotograma-de-united-93

Hay dos maneras de enfrentarse a la propuesta de Greengrass. Una es aceptar que se trata de una ficción y de que en sus minutos de metraje encontramos secuencias llenas de tensión y de gran interés (especialmente en el último tercio del filme). Por otra parte, si por el contrario escogemos United 93 como un retrato verosímil de aquellas jornadas saldremos decepcionados. También es cierto que el director del filme imprime a muchas de sus secuencias de un tono documental, que tratan de dotar a la película de una atmósfera realista. Como muestra de esto tenemos la primera secuencia del filme, que nos muestra el día antes de los terroristas, en una escena que pretende acercarse a la vena costumbrista para describir la situación real de los terroristas. Sin embargo esta primera escena es una mera artificialidad, que además no sirve para profundizar el drama de estos personajes, a los que Greengras margina conscientemente. Sus rezos sólo sirven para completar un fresco pintoresco del que la película nunca saldrá.

Por lo demás, la estructura de la película sigue el mismo esquema todo el metraje. La película diversifica sus líneas de acción en tres áreas diferentes. Una de ellas, y evidentemente la más importante, es el vuelo del United 93. Las otras dos son complementarias y son las zonas de transmisión e información, donde vemos a los responsables de la aviación y defensa militar del país enterarse de lo que está pasando ante los ataques terroristas. En realidad estas zonas de acción fuera del avión sirven para que el espectador reviva aquellos momentos y se identifique con el observador externo, que es incapaz de actuar dentro del avión.

Sin embargo United 93 tiene un problema, y que es incapaz de dosificar bien los tiempos. Su estructura escalada sirve para sus últimos momentos, pero antes el espectador ha tenido que aguantar enormes secuencias que aportan entre poco y nada a la película. Algunos han sido aún más críticos y han asegurado que la primera hora de la película es ver gente gritando. Sinceramente era difícil que el director fuera capaz de crear un relato fílmico con sólo las secuencias entre bastidores que supone la primera parte de la película. Porque para ser serios, United 93 tiene poco que contar en estos compases.

images (7)

La película consigue aumentar de revoluciones a medida que el protagonismo lo va consiguiendo el avión que da el título a la película. Aún así, y como ya comentaba, la película no persigue un desarrollo dramático, sino que utilizando la coralidad de los personajes (como es obvio no hay caras conocidas dentro del reparto), nos ofrece momentos de tensión y poco más.

Greengrass opta por primeros planos con tal de atraer emocionalmente al espectador hacía la identificación con las víctimas del atentado, pero al no haber podido desarrollar sus perfiles con mejor precisión, el resultado es inane. Sumado al ya comentado estilo documental, la conclusión es que United 93 sólo consigue emocionar por momentos.

 

 

 

 

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s