The Roost (El cobertizo)

descarga

Extrañísima (y floja) película la que nos entregó por aquel entonces el novato Ti West con The Roost (El Cobertizo, 2005). Una obra que pese a que se nota en cada instante que pretende transgredir las convenciones del género de terror, acaba cayendo en el ridículo más absoluto. A pesar de sus singularidades, típicas de director joven que pretende impresionar, el filme no anticipa el talento de Ti West.

También hay que decir que El Cobertizo tiene un presupuesto de película independiente y poco más y eso condiciona totalmente la película, ya sea por su fotografía rudimentaria o por los abusivos Fx que cantan en cada momento en que son empleados en el metraje (como cantan los murciélagos). El Cobertizo ya inicia su andadura de una manera singular, con una extraña presentación.

El intérprete Tom Noonan en blanco y negro aparece en nuestras pantallas, para introducirnos en una especie de Cuentos de la Cripta. Como si fuera un maestro de ceremonias de estos programas de terror episódicos, el personaje nos introduce en la siguiente historia, que tampoco tiene demasiado de especial: Nuestros protagonistas se dirigen a una boda, pero desgraciadamente se desvían en el camino, para terminar en un sitio donde nunca deberían haber llegado. Nunca queda muy claro si esta introducción realizada por Noonan (actor que  por cierto volvería a colaborar con West en la mucho mejor The House of the Devil) está realizada para mostrar algo diferente a una película de terror (desde luego, si le quitamos este curioso prólogo la película aún habría sido mucho más anodina y vulgar) o por completar un metraje que se veía escaso de minutos (aún contando estas escenas la película apenas tiene una hora y cuarto de duración.

images (2)

Poco más tiene que ofrecernos la película argumentalmente. Es cierto que Ti West cuida para que sus personajes jóvenes no sean los tópicos clichés andantes que sólo resultan ser hormonas con patas (inteligentemente los vemos conversar sobre algunos temas interesantes en el principio del filme) pero en el momento del terror, es decir, cuando West tiene que poner toda la carne en el asador, el filme flojea terriblemente.

Para empezar la película introduce equivocadamente los momentos de tensión. De golpe y porrazo nos encontramos con los villanos de la película, que resultan ser una especie de murciélagos asesinos que son capaces de devorar a un ser humano en cuestión de segundos. Cualquier explicación que busque un espectador mínimamente decente será frustrada, porque el filme termina y seguiremos buscando cualquier lógica. Pero la cosa no termina ahí porque se supone que los joviales animales contagian a sus víctimas, convirtiéndolas en una especie de Zombies que tienen todas las propiedades de los personajes que diseñó George Romero. También en este sentido el espectador se queda sin ninguna explicación.

Habría funcionado si la película hubiera ofrecido un mínimo de entretenimiento (porque con semejante argumento era la única posibilidad por donde podía tirar la obra) pero el problema es que la propuesta de West en el desarrollo de su acción no dista en ningún momento con cualquier otra película Random de terror coetánea. La puesta en escena también se ve mermada por la escasez de presupuesto de la película y lo notamos en muchas de las secuencias. Por ejemplo, durante muchos de los momentos en los que nuestros protagonistas sufren los ataques de los murciélagos el director rueda con unos planos generales fijos que seguramente resultaban económicos, pero que estropean toda la tensión posible por su monotonía.

 descarga (1)

Por si fuera poco la fotografía, a cargo de Eric Robbins trata de emular un estilo parecido al que da el efecto de ver en vídeo(algo por cierto bastante típico en esta generación de cineastas del terror, y sino sólo hay que ver la futura trilogía de VHS) pero que da una sensación de estar ciertamente poco preparado. Ante el caos general el director vuelve a introducir la línea principal con Noonan al frente, pero lo único que provoca esto es una sensación de confusión, por las referencias casi imaginarias que realiza el personaje (el cual nos avisa de que su malvado jefe está llegando, con lo que la cámara, que entonces suponemos que es una cámara en mano con un par de reporteros detrás, sale huyendo de la casa para acabar cayendo ante no sabemos que).

En conclusión, El Cobertizo es una película totalmente irregular, con muy pocos momentos de brillantez. A pesar de tener algún elemento que West introduce para tratar de crear una película original, el resultado deja bastante que desear.

 

 

 

 

 

 

 

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s