El Segundo Nombre (2002)

descarga (6)

Paco Plaza dirigió en el año 2002 la película El Segundo Nombre (El Segundo Nombre, 2002) una película que adaptaba una novela del escritor Ramsey Campbell. El guión lo adaptaron Fernando Marías y el propio director. La película supuso el debut del cineasta, quien se iría labrando un hueco dentro del cine de terror, género al que pertenece esta obra.

El Segundo nombre es una película bastante extraña. Sigue la senda que podemos rastrear en toda la carrera de Paco Plaza, y que también se advierte en la del cineasta español y coetáneo Jaume Balagueró, especialmente comprobable en películas como Frágiles (Frágiles, 2005). Cine de género español, que deja de un lado los referentes patrios (como pudiera ser el cine de Paul Naschy o Jesús Franco) para buscar unos códigos que se influencian del cine de terror internacional, más en concreto el británico (podemos ver nexos entre la factoría clásica de la Hammer). No es casualidad que gran parte del reparto sean actores europeos (Craig Hill, Denis Rafter, Craig Stevenson).

El Segundo Nombre es una película fría (no sólo desde su estética), a la que le cuesta arrancar. Paco Plaza no enseña las cartas, sino que utiliza la película como un puzle que el propio espectador debe recomponer paso a paso (en ocasiones esto resta valor al filme, pues como se verá hacía el final de la película, el eje argumental resulta bastante inverosímil). La obra nos introduce en la vida de una protagonista interpretada por Erica Prior, quien recibe la trágica noticia del suicidio de su padre, justo el día de su cumpleaños. El personaje de Erica ve que algo no cuadra, con lo que decide investigar por su cuenta.

descarga (7)

Como decía, las investigaciones que realizará nuestra protagonista se acercan al citado Puzle que se debe reconstruir con tal de poder entender que ha sucedido. Paco Plaza demora en exceso los tempos de las pistas para provocar una sensación de confusión al espectador, que en ocasiones se siente impotente ante una trama que parece no tenerlo en cuenta. A todo esto se le añade una estética que marca gran parte de El Segundo Nombre.

La voluntariedad estética que viene dada por la voluntariedad del director de rehusar de las referencias patrias se nota desde el primer momento. Ya sea por el hecho que a priori parece casual de que no encontremos casi ninguna de las primeras secuencias que transcurran durante el sol, sino que constantemente se alude a referentes del género. Por ejemplo, Nuestra protagonista traba en una especie de gabinete donde hay todo tipo de animales con deformaciones (secuencias que nos pueden recordar el cine expresionista alemán), la trama principal de la película gira en torno a la conspiración y a una secta de asesinos que se remonta ni más ni menos que a la antigüedad. Incluso el retorcido final de la película se puede relacionar con mucho otros filmes del género.

Además, los personajes de la película parecen deambular en un mundo extraño donde son todos apariencias. Sin duda aquí influye el hecho de que la película presente una secta conocida como los Ammitas, que existen desde tiempos inmemoriales, y que actúan como un grupo de poder en la sombra. Nuestra actriz Erica Prior aporta una interpretación perfecta, construyendo un personaje que ve como su mundo se derrumba a cada segundo (a lo largo de la película será testigo de secretos que cambiarán para siempre su vida) y la película acierta transmitiendo esas sensaciones de ansiedad y agobio al espectador. No hay amigos en el mundo que nos presenta Paco Plaza, porque al igual que en The Body Snatchers (La invasión de los ultracuerpos, 1956) de Don Siegel, cada persona puede ser un enemigo camuflado. De hecho, para enfatizar este mensaje Plaza nos presenta un personaje totalmente negativo y grosero, que sin embargo responde a un agente de la ley. Ni siquiera de la policía puede fiarse nuestra protagonista.

descarga (8)

El problema es que El Segundo Nombre no construye unos cimientos adecuados, y en el tramo final el castillo que ha construido el director se viene finalmente abajo. El tema de las sectas acaba derivando en algo realmente poco creíble. El hecho de que exista una sociedad asesina de primogénitos que haya subsistido durante tanto tiempo resulta ya bastante chocante, pero aún lo es más de la manera como lo presenta el filme, con un final que a pesar de impactante, peca efectivamente de efectista. Las justificaciones que realiza el cura a nuestra protagonista advirtiéndole de la realidad de los hechos es una buena muestra de la desconexión con la realidad a la que llega el filme.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s