Operación Ogro (1979)

Operaci_n_Ogro-513170768-large

Operación Ogro (Operación Ogro, 1979) es una película que dirige el cineasta italiano Gillo Pontecorvo, en una coproducción italiana, española  y francesa (en el reparto vemos esta mezcolanza de nacionalidades y de hecho la pegadiza banda sonora la compone ni más ni menos que Ennio Morricone). La película, está basada en el libro de Eva Forest (Julen Agirre)  que a su vez se basa en un hecho político reaal y de primer nivel, como fue el asesinato del almirante Carrero Blanco a manos de la banda terrorista ETA. Aún así, Pontecorvo no utiliza el puro documental para retratar Operación Ogro, sino que además de una vena de cine Thriller, la película incluye una visión sobre el proceso histórico del momento muy determinada por el autor.

Algo que no sorprende de primeras, porque todo el cine de Gillo Pontecorvo se observa desde esta óptica. Y es que más que en otros cineastas, la militancia dentro del partido comunista de Pontecorvo determina totalmente su arte, un arte político y politizado, que tiene la voluntad de mover la conciencia del espectador que ve la película, hacía sus propias posiciones ideológicas. No estaría de más en este sentido recordar otras películas del cineasta, como podrían ser  Queimada! (Queimada!, 1969) y especialmente La battaglia di Algeri (La batalla de Argel, 1965) donde el cineasta nos mostraba el conflicto colonial que sucedió entre Francia y Algeria. Ya en aquella película, Pontecorvo tomaba una cierta postura política, justificando las acciones del comando revolucionario. Por otra parte, al igual que en La Batalla de Argel en Operación Ogro encontramos la reivindicación de una cultura que se encuentra oprimida por el sistema, en nuestro caso, hablamos evidentemente de la Vasca. De hecho, la película desarrolla en diversos tramos una visión en la que nuestros protagonistas vascos confrontan su modus vivendi con los madrileños, incluso aunque sean ciudadanos de a pie.

CM Capture 4

Operación Ogro nos presenta a diversos personajes que forman parte de la banda terrorista ETA. Xabi, interpretado por Eusebio Poncela,  es el protagonista principal de la película. Es cierto que hay que matizar un poco esta afirmación porque Operación Ogro es una película bastante coral, donde el protagonismo se diluye bastante entre los diversos personajes (los miembros del comando) pero también es cierto que la película utiliza dos recursos narrativos donde el personaje de Xabi es fundamental. Para empezar, el inicio de la película utiliza un flashforward mostrándonos el futuro, cinco años después de que haya sucedido el atentado y ahí vemos a nuestro protagonista comentar con otro personaje la situación dentro de los marcos democráticos en los que se desenvuelve ETA. Pero además, el final de la película nos muestra el tramo final de nuestro protagonista y las reflexiones de este personaje entorno a todo lo que ha vivido.

Pero más allá de estos recursos, en el personaje de Xabi es donde recaen con más empaque las teorías políticas con las que envuelve Pontecorvo la película. Los debates además no son únicos, sino que funcionan en diversas direcciones. Uno de los que se plantea es la justificación de un acto tan violento como el de cometer un asesinato. Pontecorvo da diversas pistas sobre la justificación de la acción violenta, poniendo como ejemplo que sólo es legitimo en un estado dictatorial y fascista, y por tanto enalteciendo en cierto sentido el acto que cometió ETA. Sin embargo, una vez instaurada la democracia, Pontecorvo plantea mediante el personaje de Xabi la inutilidad de la subsistencia de una banda terrorista. Evidentemente el cineasta se pone siempre al lado de los ataques que se realizan desde diversos frentes contra el estado fascista. Por eso no es extraño comprobar una secuencia en la que un sindicalista y un miembro de ETA se unen con tal de escapar de la policía. La lucha de clases es objeto de unión, y prioridad básica para el cineasta. También hay que decir que Pontecorvo está más interesado en aportar una visión personalista sobre el asunto que en utilizar la historia.

images (34)

Por otra parte, aparece el propio debate dentro del comando, cuando Xabi mismo pone la acción violenta por delante del grupo mismo, pese a que este ya haya deliberado votando democráticamente.

Aún así la película obvia estructuras puramente documentales (sólo utilizándolas en algunos momentos puntuales, como en un fundido en negro en el que una voz en off nos explica lo que ha sucedido en un determinado lapso de tiempo), para entrar en terrenos más estrictamente del cine de ficción. Me gustaría en este sentido exaltar la maravillosa escena del atetando, que está rodada con un pulso digno de las mejores películas del género, creando una tensión que va in crescendo hasta el clímax.

En otros aspectos técnicos resaltar a Marcello Gatti que es el responsable de fotografía y ayuda a reconstruir un Madrid Gris, áspero, que se debate entre la opresión y la regeneración, así como a Ennio Morricone, que ayuda a crear una atmósfera singular con una pieza que por cierto, musicalmente utiliza una forma muy parecida a la que encontramos años más tarde en Inglorious Basterds (Malditos Bastardos, 2009) titulada Rabbia e tarantella

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s