Más Extraño que la ficción (2006)

descarga (49)

A Stranger Than Fiction (Más extraño que la ficción, 2006), película dirigida por Marc Forster con guión original de Zach Helm, se la ha asociado en diversas ocasiones con la misma línea de trabajo que la de Charlie Kaufmann y Michael Gondry. Y es cierto que la película de Foster tiene líneas relacionadas con la obra de Kaufmann, como es el proceso metaliterario que aparece en la película, así como la reflexión que realiza sobre la creatividad del artista, que podemos encontrar en películas como Adaptation (Adaptation, el Ladrón de orquídeas, 2002) dirigida por Spike Jonze y con guión de Charlie Kaufman, donde Nicolas Cage interpreta a un guionista de Hollywood que está pasando por una crisis artística o con la obra de Gondry, por ejemplo en Be Kind Rewind (Rebobine por Favor, 2008) , donde el cineasta mismo escribe el guión, y donde se desarrollan a lo largo de la película una serie de guiños metacinematográficos. En definitiva, Foster no es ajeno a todos estos artistas que rompen la cuarta pared teatral (o cinematográfica) para acercarse al espectador, y lo que a hecho en Más extraño que la ficción es acercar popularmente estos hallazgos artísticos.

Además de estos referentes, algún que otro crítico, como Javier Ocaña, ha señalado que en realidad el eje de la obra no deja de ser una adaptación contemporánea o mejor dicho, actualizada, de la célebre obra de Miguel de Unamuno, Niebla. Porque al igual que en la obra del escritor vasco, nuestro protagonista se entrevista con el propio autor, con el que mantiene un problema existencial. Todo empieza cuando el personaje interpretado por Will Ferrell, un gris inspector de hacienda, empieza a oír la voz en off de una persona que parece ser la narradora de su vida. Este hecho le transformará radicalmente la vida, incluso cambiará la manera en cómo ha vivido toda su vida, recuperando los antiguos sueños perdidos, etc…

descarga (50)

Sin embargo, Más extraño que la ficción no tiene un trasfondo tan profundo como la obra de Miguel de Unamuno, los guiones de Kaufmann o las películas de Gondry. De hecho, y pese a la capa de pretenciosidad que imprime Marc Forster, el mecanismo con el que trabaja la película es bastante sencillo. Para muestra tenemos el inicio de la película,que trata de llevar al espectador por un redil planificado, con la utilización de una voz en off explicativa o las sobreimpresiones que nos describen el modus vivendi de nuestro personaje. Parece como si a pesar de la extravagancia del guión, Forster no quisiera perder a ningún espectador por el camino, con lo que aligera gran parte de la carga intelectual que se le presupone a prori al filme.

Pues Más extraño que la ficción no deja de ser un entretenido espectáculo, simpático todo el tiempo, sobre todo en cuanto juega con los recursos formales como la voz en Off y los toques cómicos, algo que Will Ferrell domina a la perfección. En cuanto la película se pretende trascendente, fracasa estrepitosamente.

haroldcrickserenadinganapascal

La película introduce una línea de amor totalmente prescindible, que sin embargo es uno de los ejes de la película. El personaje de Will Ferrel se acaba enamorando de la protagonista que interpreta Maggie Gyllenhaal. Ella, es definida por el trazo grueso del filme, que nos la presenta como una anarquista rebelde, con todos los tópicos que esto conlleva. De hecho, el mensaje principal de la película está en consonancia con la propia filosofía New age con la que Forster coquetea. A través del amor, nuestro personaje entiende que hay cosas más importantes que su trabajo sobre el que ha girado toda su vida, cosa que es elogiable, pero la simplificación del mensaje convierte a la película en un producto bastante infantiloide. Para ejemplo paradigmático tenemos la secuencia en la que nuestro protagonista entra en la tienda de música para hacerse con una guitarra.

Por otra parte, el final en Más extraño que la Ficción no parece llegar nunca. La película, que cree realizar un discurso más profundo de lo que realmente está realizando, se entretiene parsimoniosamente en darle mil vueltas al mismo asunto. Ya nos habíamos enterado de que nuestro protagonista era un ser gris, sin vida y futuro, y que a lo largo de la película evoluciona. El debate final del filme, intentando teorizar sobre la muerte del protagonista es un accesorio cansino que se alarga injustificadamente.

En conclusión, una película agradable y con algunos toques interesantes, pero que no está al nivel de las películas de la que ella misma bebe. Un constante quiero y no puedo.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s