El Pico 2 (1984)

images

El Pico 2 (El Pico 2, 1984) es una película dirigida por el cineasta más polémico (e infravalorado) de la transición, Eloy de la Iglesia. El filme se trata de una secuela que sigue cronológicamente los hechos de la primera entrega, El Pico (El Pico, 1983). El Filme, como la primera entrega, fue un auténtico éxito comercial, además de una fuente de polémicas inagotable. Por otra parte, como veremos más adelante, el cineasta buscaba precisamente esta polémica en el espectador, y buena muestra de ello es el final del filme.

Este díptico es puro Eloy de la Iglesia. La película cuenta en el reparto con dos actores fetiches del cineasta, como son José Luis Manzano (quien participaría en otras películas del cineasta como Colegas o Navajeros) y el célebre actor José Luis Fernández, conocido popularmente como el Pirri, y que como en otras películas del mismo cineasta, realiza el mismo papel de personaje secundario que se encuentra en los márgenes de la ley y coquetea con las drogas.

Como Eloy de la Iglesia no pudo contar con el actor Javier García, que había interpretado el papel de personaje principal (compartiéndolo con Manzano) decidió cambiar el ambiente de la historia, que pasa del país Vasco a Madrid. Sin embargo, El Pico 2 recordará la primera entrega en diversas ocasiones, mediante el recurso de flashbacks que nos mostrará secuencias del primer filme.

descarga

En Madrid, el padre del personaje principal, que interpreta Fernando Guillén, decide utilizar algunas terapias médicas para combatir la drogadicción de su hijo, que sigue enganchado a las drogas (como ya veíamos en el primer filme). Hasta que finalmente nuestro personaje principal es encarcelado por algo que tuvo lugar también en el primer filme. Ahí la película cambia de tercio y nos presenta uno de los mundos suburbiales que más le interesaba al cineasta, como es el de la cárcel.

Lejos de la grandiosidad de las películas americanas, el filme nos presenta la degradación moral de estos ambientes. Por ejemplo no es habitual en esos filmes que la propia policía responsable de la seguridad de los presos corra despavorida para defender su propia seguridad, pero además el filme nos presenta personajes totalmente castizos, como es el caso del personaje que interpreta el célebre actor El Pirri, y que aparece durante esta parte del filme. Además de la magnífica radiografía que realiza el filme de la cárcel (donde el tráfico de drogas campa impunemente entre los presos y donde impera una auténtica ley de la jungla) el filme nos regala alguna secuencia magníficamente rodada (algo que sirve para debatir a los que acusan al cineasta de ser un mediocre realizador) como la pelea a cámara lenta entre el Pirri y un preso.

Porque es cierto que siempre que se habla de Eloy de la Iglesia se comenta su relación con el partido comunista, al que estuvo afiliado durante largo tiempo. Sin embargo es curioso, como admitiría él mismo[1], que en sus filmes el proletariado no es el protagonista principal, sino que más bien es lo que Marx definió como Lumpen. Y la cárcel de El Pico 2 es el escenario perfecto donde Eloy de la Iglesia desarrolla parte de sus tesis principales.

10626_01

Después de esta parte, el filme nos presenta el destierro de nuestro protagonista de su casa paterna, para acabar como un traficante más. Quizá una segunda parte más convencional, aunque acaba brillando al final.

El Final de El Pico 2 es puro Eloy de la Iglesia, y nos muestra claramente las fórmulas combativas del cineasta. Seguramente porque fue uno de los más críticos con la sociedad de la transición, ha quedado relegado a un segundo plano dentro del panorama cinematográfico, algo totalmente inaceptable. La película nos sitúa en un epílogo años después de que la tragedia haya llegado a la familia del personaje que interpreta Manzano. Sin embargo el personaje ha conseguido recuperarse del varapalo y ahora lo vemos con una familia formada. Sin embargo, donde realmente encontramos la valentía del cineasta es en señalar el hecho de que el personaje, que ahora forma parte de la guardia civil, es también un traficante de drogas. El poder se ha aliado definitivamente con aquello que en un principio perseguía.

Por último comentar la maravillosa banda sonora del filme. Lo cierto es que el cineasta siempre mimó su música y la elección de las canciones que realizaba para cada película. En líneas generales Eloy de la Iglesia siempre se ha apoyado en la música popular del momento. Para siempre nos quedará en el recuerdo las canciones del mítico grupo Burning que nos encontramos perfectamente empleadas en Navajeros (Navajeros, 1980). En El Pico 2, Eloy de la Iglesia se apoya en alguna que otra canción popular (como la de Paloma vuela que vuela que aparece tanto diegetícamente en el filme en la parte de la cárcel donde aparece interpretada por un recluso como extradiegéticamente en los títulos de crédito) así como en algún fragmento clásico que aparece en diversos momentos claves del filme (otra característica común en el cineasta, por ejemplo en Navajeros también nos encontramos con que la música clásica era empleada en las secuencias de acción.

[1] En la entrevista que le realizan los autores del libro: V.V.A.A, Conocer a Eloy de la Iglesia, Ed. Filmoteca Vasca, 1996

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s