El Empleo (1961)

descarga

Seguramente Il Posto (El Empleo, 1961) es la obra maestra del cineasta italiano Ermanno Olmi. Con guión conjunto del propio Olmi y Ettore Lombardo la historia a se ubica en la Italia de los años sesenta, nación que ha iniciado un proceso de modernización e industrialización después de pasar los duros años de la posguerra. El Empleo ganó el premio al mejor director en los premios de David de Donatello en el 1961 y la Espiga de Oro en el festival de Seminci de 1962 celebrado en Vallalodid.

A pesar de que ya han transcurrido más de cincuenta años desde que se estrenara el filme, la película sigue totalmente vigente e incluso ha cobrado con el tiempo una nueva pátina que aún le da más valor por anticipar uno de los males contemporáneos como es el de la Búsqueda de una vida estable. La película puede adscribirse al nuevo Cine italiano, una corriente profundamente renovadora dentro del cine mundial (y sobre todo en el contexto europeo) que quedó enturbiada por la importancia que el neorrealismo había tenido en el país de la bota (de hecho para algunos historiadores el Neorrealismo ya puede considerarse una corriente de los Nuevos Cines).

La película nos presenta la historia de un joven llamado Domenico e interpretado por Sandro Panzeri (que realiza una grandísima interpretación). Pertenece a una familia humilde y necesitada de una nueva vía de ingresos, por lo que el joven muchacho se ve abocado a la búsqueda de un trabajo. Esta circunstancia forma el eje de la película, y todo alrededor del filme girará en torno a esta búsqueda. La película se ambienta en Milán como otras películas del cineasta, como podrían ser Un certo giorno (Un cierto día, 1969) o La Circonstanza (La Circunstancia, 1971). De hecho el filme presenta una gran carga autobiográfica[1] pues como nuestro protagonista principal, Olmi trabajó en una compañía de Milán durante diez años.

il-posto

Nuestro protagonista encuentra un trabajo, pero antes deberá pasar por multitud de pruebas de selección, junto con otros compañeros. El Empleo se dedica a realizar una radiografía abrumadora sobre estos infinitos procesos que degradan totalmente a los trabajadores que se presentan para la selección. El filme nos deja múltiples secuencias en las que Olmi se explaya. Por ejemplo, con los planos en los que vemos a los trabajadores agrupados en una misma sala, esperando ansiosos a que les avisen para ir a realizar las pruebas, una imagen que no está demasiado lejos de la de un matadero. Pero sobre todo, donde se retrata mejor la absurdez de todo el proceso es en la entrevista delirante que le realizan a nuestro protagonista, y en la que este ni siquiera puede aguantar la risa ante la ristra de absurdas preguntas que le hacen.

images (83)

En Medio de este proceso de selección, nuestro protagonista se enamora de una de sus compañeras que también se presenta para la selección, y que interpreta Loredana Detto. Entre ambos surgen una bonita amistad que Olmi rueda con inocencia, aunque sin que acabe fructificando en una relación.

La gestualidad es ciertamente importante en El Empleo. Nuestro protagonista interpretado por Panzeri encarna un personaje tímido e introvertido que expresa más sentimientos con sus contenidos gestos que no con sus diálogos. Olmi también nos muestra este mutismo en la familia del protagonista, y en diversas secuencias vemos como se establece una curiosa conversación hecha exclusivamente con mímica.

El mutismo también llega a las formas del filme. Olmi no recurre en exceso a la música, que aparece en pocas ocasiones a lo largo de la película. Por el contrario, El Empleo recurre a largos silencios que tienen un trasfondo importante en el filme. Por ejemplo, gracias a ellos Olmi denuncia con más intensidad la alienación que sufren los protagonistas o el aislamiento del trabajador (en este segundo sentido, son más que significativos los planos que nos muestran a nuestro personaje, una figura empequeñecida, divagar por el pasillo de la oficina).

Sin duda alguna, la secuencia final es la parábola perfecta de lo que el filme ha ido desarrollando a lo largo del metraje. Uno de los trabajadores en la oficina fallece, y es el desencadenante para que surge el arribismo y los propios trabajadores se despedacen entre ellos con tal de conseguir el puesto vacante (nuestro protagonista será un testigo de excepción en este proceso). Es decir, el filme nos muestra como la clase trabajadora está totalmente alienada por los valores burgueses de prestigio y ascenso social, y no es capaz de asumir las degradantes condiciones económicas en las que el propio trabajo  le sume.

[1] Bert Cardullo, European directors and Their Families, Ed. Scarecrow Press, Maryland 2012, pp. 76

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s