American Sniper (El Francotirador, 2014)

descarga (62)

El Señor Eastwood ya no está para muchos trotes. Normal teniendo en cuenta su edad, pero lo cierto es que desde Gran Torino (Gran Torino, 2008) no rueda una película realmente notable. American Sniper (El Francotirador, 2014) no es más que la confirmación de la decadencia.

Y no es sólo ya por simples temas políticos. Que obviamente, en un filme como El Francotirador se hacen más patentes que nunca. La película está basada en la propia autobiografía de Chris Kyle, uno de los soldados con más lista de bajas en su trayectoria en Irak (durante la invasión norteamericana posterior a los atentados del 11-S). Era lógico pensar que la película iba a tirar por unos derroteros patrióticos. Pero incluso quitando la ideología más rancia del filme, el producto final dista bastante de estar bien acabado. Es decir, como filme de acción sólo funcionan algunas secuencias aisladas, y como drama le sucede tres cuartos de lo mismo (incluso cayendo en lugares comunes bastante obvios).

Lo mejor del filme lo encontramos en su primera media hora inicial. Sí Eastwood sólo hubiera hecho un mediometraje con esta primera parte nos hallaríamos con una obra excelente. La película arranca en el propio conflicto, con la primera víctima que según el propio Chris Kyle hubo de ejecutar. Nuestro soldado, que interpreta Bradley Cooper, se coloca en una torre elevada y espera pacientemente hasta que cree hallar una terrorista. Antes de apretar el gatillo (Evidentemente nosotros sabemos que lo hará, porque sabemos quién es Chris Kyle, aunque es innegable que el director sabe introducir un poco de suspense) se recurre a un flashback, que pretende explicarnos los motivos que han traído a nuestro protagonista a la guerra.

images (87)

Aquí ya empezamos con las simplificaciones, aunque se permiten en estos primeros compases. Tal es el caso de la infancia de nuestro personaje, que aparece definida en un par de secuencias (literalmente hablando). Posteriormente el filme nos muestra la madurez de Chris Kyle y como decide alistarse al ejército. Y aquí llegamos a uno de los puntos más calientes de la película.

Nuestro personaje se encuentra viendo la televisión cuando de repente ve un atentando hacía la embajada norteamericana. De repente se ilumina y decide alistarse al ejército, como dice textualmente él mismo “Para defender a mi país, que es el más grande del mundo”. Lo cierto es que Eastwood no sabe qué hacer con las motivaciones del personaje. No le sale convertirlo en un estúpido que se alista porque realmente es imbécil y no tiene ni idea de lo que es la guerra, aunque desde luego el filme apunta a ello a lo largo de la película, con los discursos vacíos del protagonista. Pero tampoco le sale criticar a su país, con lo que la invasión norteamericana es tratada sólo de puntillas y realmente sin tomar partido.

Y eso es algo realmente extraño en un tipo como Eastwood, al que ya la crítica le debería resbalar totalmente. Sin embargo el filme parece estar realizado con el objetivo de contentar a todo el mundo (todo el público occidental me refiero, claro está). No hay un discurso político, aunque este parece implícito en el desarrollo de la guerra y el conflicto bélico. Por momentos Eastwood no parece mojarse demasiado. Sabemos que nuestro protagonista es un patriota, pero poco más quiere señalarnos sobre el conflicto bélico y la invasión de Irak.

american-sniper

Posteriormente el filme se convierte en una caza a la terrorista un tanto monótona (incluso con un malo final que parece sacado de videojuego y que idiotiza el filme un tanto). El filme alterna el contexto bélico con el dramático, que aparece cuando nuestro protagonista vuelve a casa durante los intervalos de relevo. El montaje no es demasiado original, y la película destapa su verdadera vena, en la que hace hincapié durante largos momentos, y es en el drama familiar y la relación que se establece entre el personaje de Bradley Cooper y su mujer, interpretada por Sienna Miller. Tampoco funciona demasiado la parte dramática, aunque es evidente que el filme quiere enseñarnos que las heridas de un soldado siguen profundamente abiertas aún después de haber vuelto de la guerra.

Lo único realmente destacable del filme es la interpretación de Bradley Cooper, que realiza perfectamente el papel de Macho Alfa dominante. El actor domina de manera sublime la gesticulación e incluso modular la voz para ofrecer una más que perfecta encarnación del personaje.

La secuencia final es la traca. Es el proceso de canonización final. Nuestro personaje aparece redimido como un héroe involuntario. En tanto en cuando nuestro protagonista no ha tomado decisiones políticas (algo falso, pues se alistó voluntariamente en la guerra) consigue librarse de la quema política. Pero como salvó a muchos de sus compañeros de la muerte se convierte en mártir. Las imágenes reales del entierro, las banderolas norteamericanas y demás  que aparecen en los créditos ya serían para realizar una crítica aparte.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s