El Experimento del Dr. Quatermass (1955)

descarga

The Quatermass Experiment (El Experimento del Doctor Quatermass, 1955) es un filme de ciencia ficción con acento británico. La película tuvo el suficiente éxito como para que la productora presionara a su director, Val Guest, para que realizara una secuela (algo que como vemos, no es exclusivo de nuestro tiempo) cosa que le llevó a realizar Quatermass II (Quatermass 2, 1957). La película, fue una de las primeras producciones de la mítica compañía Hammer, que gracias al éxito comercial de este filme pudo desplegar su propia aventura cinematográfica, realizando gran parte de películas englobadas dentro del género de terror y el fantástico.

El Experimento del Doctor Quatermass es pura ciencia ficción de los años cincuenta. Tenemos a nuestro personaje principal, como indica el propio título del filme, el doctor Quatermass, interpretado por Brian Donlevy, quien es un eminente y prestigioso científico. Al igual que en las sagas de ciencia ficción de los años de la guerra fría, la trama de la película nos muestra como jugar a ser Dios puede ser un error que condene a la humanidad entera.

Cartel (1955) The Quatermass Xperiment 6

Todo empieza con una secuencia arquetípica, dos jóvenes cariñosos (y practicando cariño) en un bosque. Cuando de repente, ven un cohete aterrizar a la tierra dejando una estela fulgurante detrás suyo. Llegan las autoridades y nuestro protagonista empieza a dar las primeras explicaciones al espectador. Todo se trata de un experimento privado del propio profesor (algo que sorprende, porque desde luego no es lo más lógico del mundo ir enviando cohetes al espacio sin consentimiento gubernamental). Las autoridades se enteran de que aún hay un superviviente en la nave, con lo que acelerarán el proceso de rescate. Y aquí la película empieza a dar muestras de una singularidad que se hará patente a lo largo del filme.

Y es que como muchos otros filmes de la ciencia ficción de los años cincuenta (y aún hoy en día) todo vale. La ficción se impone de manera desmesurada a la ciencia. En nuestro caso, son más de un comentario los que producen cierta vergüenza ajena entra el espectador avispado. Un ejemplo muy claro lo tenemos en este inicio de filme. El doctor Quatermass declara que se ha de esperar tres horas a que se enfríe el cohete, porque abrirlo ahora supondría una inmediata explosión. Sin embargo, cambia de idea cuando se entera de que hay supervivientes dentro, y decide abrir la compuerta. Eso sí, tomando una previsión super eficaz, como es la de incluir un grupo de bomberos que tire agua para enfriar la cápsula. Detalles como estos serán constantes en el filme, una tónica habitual por otra parte del género mismo. Y no son sólo detalles de término científico, sino que se pueden extrapolar a demás aspectos. Por ejemplo resulta poco creíble que sea tan fácil raptar una persona de un hospital (más si esa persona tiene una extraña enfermedad proveniente de otro planeta) sin que haya un mínimo de seguridad (no digo un ejército, pero es que ni siquiera hay un guardia).

La primera parte de la película es precisamente comprobar que le ha transcurrido al único superviviente de la nave, y la búsqueda de los otros dos tripulantes. El piloto es ingresado en un hospital porque se encuentra en un estado cercano al Shock y no contesta ni responde a estímulos externos. Una primera parte en realidad bastante aburrida, que remontará con la segunda parte.

Quatermass-Vilàs-Cinéfagos

Sin embargo, ya nos vamos encontrando con una característica especial del filme. Y es que perfectamente la película podría haberse titulado “The Fucking Idol Mr. Quatermass” o “Quatermass: The Biography”. Lo cierto es que prácticamente todo el metraje del filme gira en torno al protagonista principal. Lo vemos debatir sobre sus experimentos, gritar incluso a la policía o debatir la manera de eliminar su propia creación. Y este excesivo protagonismo acaba desgastando la película, que se consume de igual manera que el propio ego del personaje (que por cierto, no es poco).

En la segunda parte de El experimento del Dr. Quatermass el filme consigue elevar el vuelo. La película nos muestra una invasión alienígena que en cierto sentido nos puede recordar otros filmes del género, como Invasion of The Body Snatchers (La invasión de los Ladrones de Cuerpos, 1956) precisamente dirigida un año después que el filme de Val Guest, después que el piloto superviviente se convierta en un monstruo andante, cuya iconografía por otra parte nos recuerda a la del monstruo de The Thing from Another World (El Enigma de otro Mundo, 1951). De hecho, los mejores puntos del filme los encontramos en la inclusión de algunos detalles escabrosos, que avanzan en In Crescendo a lo largo del filme (como los brazos arbóreos del monstruo) hasta acabar en el monstruo Definitivo, que resulta ciertamente espantoso.

This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s