Arte para Dummies 3: ¿Icono..que?

Erwin_Panofsky

Fotografía de Erwin Panofsky. Al igual que muchos otros Intelectuales en su momento, Panofsky hubo de emigrar con la llegada de los nazis, por su ascendencia judía.

Había citado en el anterior artículo a Erwin Panofsky, un célebre historiador del arte. Hoy profundizaremos más en una de las metodologías científicas que él (en complementación con otros historiadores) se encargó de desarrollar. Me refiero a la Iconografía. En realidad, Panofsky hablaba de Iconología, pero por contaminaciones del lenguaje, lo que ha quedado finalmente es lo que nosotros denominamos como Iconografía (más o menos lo que le pasa a la Etnografía y a la Etnología, que son empleadas indistintamente). Lo veremos a continuación, aunque hay que adelantar que es una cuestión ciertamente confusa.

Lo cierto es que la palabra no es nada nueva y se viene utilizando ya desde el Siglo XVI. Su empleo más conocido se lo debemos al artista grabador Cesare Ripa. Ripa, un artista de Perugia, realizó un libro de imágenes titulado Iconologia. En esta obra, publicada el 1593[1] el teórico intentaba elaborar un corpus que sirviera de utilidad para futuros artistas. Es decir, realizó una serie de grabados, que pretendían convertirse en imágenes alegóricas, para que el artista fuera capaz de emplear dichas imágenes en el contexto que fuera necesario. Más en concreto, si el artista necesitaba la imagen de por ejemplo, la prudencia, siguiendo la obra de Ripa colocaría una mujer con un espejo, una serpiente y un ciervo (esa es Para Ripa, la imagen que significa prudencia). Toda la Iconologia de Ripa se conformaba con esta colección de imágenes alegóricas, que pretendían dotar un marco común al artista.

images

Imagen de la Prudencia- Cesare Ripa. Como podemos ver, la importancia de Cesare Ripa se encuentra más en lo inteligente de su propuesta y no en la validez artística de sus grabados.

El término fue evolucionando (no hay espacio para pormenores) y cogería un significado importante (después de quedar en prácticamente en el olvido en algunos períodos) con el historiador Emile Mâle. Literalmente el propio Mâle dijó sobre la Iconologia de Ripa que: “Empecé a leerlo con la mayor atención, y no tardé en apercibirme de que, con el Ripa en la mano, podía explicar la mayor parte de las alegorías que adornaban los palacios y las iglesias de Roma[2]. Mâle fue un historiador del arte, que empezó a darse cuenta de que la lectura de las imágenes, como simples diccionarios, no servía para entender los períodos artísticos que estudiaba. La palabra Iconografía había reducido drásticamente su signficado.

En el 1912, el panorama que triunfaba en el modelo académico de la Historia del arte era el del formalismo más ortodoxo, como seguidores del modelo atribucionista de Giovanni Morelli[3]. Por eso, la conferencia que realizó Aby Warburg , en ese año en la Palazzo Schifanoia de Ferrara[4],  Sobre la Astrología y el Renacimiento, resultó un auténtico Shock. Los Historiadores congregados, no podían entender como Warburg mezclaba un concepto tan profundo y alto para ellos como el renacimiento[5] como algo tan bajo como la astrología. Hoy en día sabemos que la Astrología tiene una importancia capital en toda la edad media.  Además la tesis doctoral de Warburg, sobre el Nacimiento de Venus de Boticceli, puso de manifiesto que para entender la obra del artista había que realizar una indagación que iba más allá de simples conjeturas formalistas y típicas del pensamiento Post Hegeliano. Warburg puso de manifiesto que la poesía de Poliziano era imprescindible para entender la obra de Boticelli. Por otra parte, y aunque no viene al caso, Warburg fue uno de los primeros en demostrar que la relación entre paganismo y renacimiento era un mito.

Pero vayamos a la etimología de Iconografía y saquemos por fin algo en claro.

¿Qué es esta palabra que a los neófitos les puede sonar tan realmente extraña? Si nos basamos exclusivamente en la procedencia etimológica de la palabra, no sacaremos nada en claro. Iconos significa imagen en griego, mientras que Graphein se transcribiría Escribir. La escritura de las imágenes. Sin Embargo, esta definición nos dice más bien poco sobre lo que significa realmente. Lo cierto es que el problema principal de la iconografía ha sido la lectura simplificada y el reduccionistas que desde medios no especializados se ha producido, vulgarizando la palabra hasta extremos insospechados. Por su parte, Iconologia se acera más al término real, pues podemos definir como la “Interpretación de las imágenes”.

Fue Panofsky, que siguiendo la escuela del gran maestro Aby Warburg, le dio un auténtico sentido a la iconografía. Para el historiador, esta ciencia no debía quedarse simplemente en la capa más formalista del arte, sino buscar el sentido más trascendente, subyacente de todas las obras de arte. La historia del Arte deja de ser un estudio aislado (no existían los estudios interdisciplinares en los inicios del Siglo XX) para complementarse con otras disciplinas como la Historia, los estudios culturales o la filosofía.

Reduciendo enormemente el pensamiento de Panofsky, podemos sacar tres niveles de análisis Iconográfico. Lo haremos con un ejemplo que nos ayudará a entender que buscaba realmente el investigador con este proceso.

En el primer nivel nos encontramos con el análisis Preiconográfico. En este nivel, nos encontramos con una mera descripción (exhaustiva) de las imágenes, algo que cualquiera, sin necesidad de un determinado dominio del tema, puede realizar. En este caso escogeremos una obra de uno de los pintores más célebres de la Historia, Rembrandt.

descarga (10)

Rapto de Ganimedes (1635)-Rembrandt.

Dentro de este primer nivel, nuestro deber sería analizar la obra describiendo los elementos que observamos en ella. Por lo tanto, empezaríamos por señalar que en primer plano observamos a un niño siendo raptado por un águila, que atrapa al niño con su pico. Señalaríamos también la gestualidad de los personajes (por ejemplo, comentar que el niño está llorando y se orina encima). De fondo pasaríamos a hablar del paisaje y el marco en el que se desenvuelven las figuras. Como vemos, el primer paso dentro del análisis iconográfico es la simple lectura de las imágenes.

Pasamos al segundo nivel, donde aumenta la complejidad…y la polémica.  Este es el denominado Iconográfico. Aquí nos encontramos con lo que pasaría a ser una descripción de las imágenes, pero ligado con su contenido temático. En este caso, habríamos de referenciar que el tema de la obra es el Rapto de Ganimedes, que se liga con un contenido mitológico, que proviene de la literatura clásica, en concreto de las Metamorfosis de Ovidio. Rembrandt capta el momento con más tensión dentro del relato, aquel en que Zeus, metamorfoseado en un águila, secuestra al joven Ganímedes (representado como un niño). Normalmente, los libros más simples y superficiales se quedan en este nivel. Pero esto sería un error, porque no revelaría el auténtico sentido de la obra de arte.

En el tercer nivel nos encontramos con el análisis más complejo, el Iconologico. Es cierto que nos encontramos con una pintura de temática mitológica, pero no podemos quedarnos con este hecho anecdótico.

Podemos comparar perfectamente, el Ganimedes de Rembrandt con el dibujo que realizó Miguel Ángel sobre la misma temática, porque nos ayudará a entender perfectamente el concepto de Rembrandt sobre el mito clásico. Mientras que para Miguel Ángel, el mito es mostrado de una manera que resplandece, captando el momento exacto de la lucha y con un Ganimedes tipicamente Miguelangelesco para Rembdrant es precisamente lo contrario. Y ambos, indiscutiblemente, están retratando el mismo mito. Muchos[6] han demostrado que Rembrandt trata el tema de una manera cercana a la “Deshoricización” o incluso la comedia bufa. Ganimedes no es un héroe para el pintor holandés, que retrata al supuesto héroe clásico como un bebé incapaz de defenderse que llora y se orina encima.

Y ¿Por qué este tratamiento hacía el mundo clásico? Rembrandt ejemplifica con esta obra su concepción sobre este mundo. No es casualidad que sea uno de los pocos cuadros en los que el artista se centra en un tema mitológico y que además lo haga de manera tan inusual. Rembrandt se sentía bastante alejado de este mundo clásico (se ha rastreado su biblioteca y se ha podido comprobar que el artista tenía poco interés por el mundo clásico; de hecho, no han sido pocos los que han querido dibujar a nuestro pintor como un hombre apegado a su Biblia, de la cual sacaba prácticamente todos sus temas) al que debería sentir como bastante ajeno a su mentalidad nórdica. Este cuadro seria una manera de constatar esta visión de incredulidad ante el heroismo clásico. Resumiendolo en pocas líneas, Rembrandt no veía héroes en la mitología pagana, porque sus únicos ejemplos los encontraba en el Antiguo y nuevo testamento.

descarga (11)

Rapto de Ganímedes (1533) –Miguel Ángel (Dibujo).

También es verdad, y acabaremos con esto, que la gran presencia que se ha dado al método iconográfico es por circunstancias diversas. Y una de ellas es que Panofsky trabajó en una de las universidades con más influencia de los Estados Unidos, como fue Princeton.  A diferencia de otros Historiadores, Panofsky tenía la plataforma perfecta para publicitar sus ideas.

[1] LLORENTE, Juan Esteban, Tratado de Iconografía, Ed. Akal, Madrid 1995.

[2] MÂLE, Emile, El Barroco. El Arte religioso del Siglo XVII, Ed. Ediciones encuentros, Madrid  1985, p. 337

[3] Giovanni Morelli fue un Historiador del arte, que inauguró el Atribucionismo. Con un método totalmente positivista, Morelli identificaba autores mediante algunos rasgos que consideraba insociables a ciertos artistas. Por ejemplo, se fijaba en como pintaba las manos determinados artistas para identificar otras obras del mismo.

[4] MAHÍQUES, Rafael, Iconografía e Iconología, Ed.Encuentro, Madrid 2008, p. 136

[5] Por influencia de historiadores com Jakob Burchardt, La Cultura del Renacimiento en Italia, el pensamiento de los Historiadores de inicios del siglo XX sobre el renacimiento estaba profundamente marcada. Se pensaba que el Renacimiento era una época donde la individualidad había empezado a sobresalir (a diferencia del pensamiento comunitario de la edad media), y donde las élites empezaban  a resucitar una especie de paganismo. Hoy en día las teorías de Burchardt están prácticamente descartadas.

[6] Desde la perspectiva Marxista, el historiador Hadjinocolau recoge bien las confrontaciones que ha tenido la interpretación de la obra.: HADJINICOLAU, Nicos, Arte y Lucha de Clases, Ed. Siglo Veintiuno, Buenos Aires 2005, p. 187

This entry was posted in Arte and tagged , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s