The Battery (2012)

descarga

The Battery (The Battery, 2012) es una pequeña joya. Seguramente tendrá sus detractores, porque no es una película arquetípica dentro del subgénero al que se adscribe. Pero precisamente sus virtudes se encuentran en saber hallar un nuevo camino o en dotar de una nueva perspectiva a una temática que parecía prácticamente exhausta, como es la Zombie. No es de extrañar, por otra parte, que esta renovación venga precisamente desde una película totalmente independiente (El director del filme, Jeremy Gardner, realizó el guión y a la vez interpretó uno de los papeles protagonistas principales).

The Battery no es la típica sangría Zombie. No es un filme que nos cuenta una historia de acción envuelta con el mensaje cliché de supervivencia o el desarrollo del lema Homo homini lupus. De hecho no nos encontramos con un grupo de personajes, sino que todo se reduce a dos caracteres que son interpretados respectivamente por dos actores noveles (como ya decía, además uno de ellos es el director de la película) como son Jeremy Gardner y Adam Cronheim. Gran parte del eje de la película se centra precisamente en la dicotomía que supone la lucha de caracteres tan significativa que existe entre los dos.

El argumento es totalmente aleatorio. A diferencia de las películas de Zombies, cuyos guiones generalmente escogen el momento de máxima acción, el filme de Jeremy Gardner se centra en dar la vuelta a este concepto. Tal y como hizo Albert Serra con Honor de Cavalleria (Honor de Cavalleria, 2006) cuando trató de contar los tiempos muertos que acontecían en la obra más famosa de Miguel de Cervantes, The Battery tiene la intención de desmitificar completamente la idea fantástica del apocalipsis zombie. Y es que, lo más lógico no es encontrarse con constantes grupos de zombie mientras son ametrallados, sino deambular completamente de casa en casa o de lugar en lugar. Y eso es precisamente lo que nos encontramos en el filme, un auténtico deambular, que se refleja en la estructura del guión, que alcanza las más altas cotas de itinerancia. Por este motivo, en el filme aparecen escenas totalmente cotidianas, que habrían resultado imposibles en un filme cualquiera de acción, como aquella en la que nuestros personajes simplemente realizan un acto tan intrascendente como es el de lavarse los dientes.

images

Efectivamente, no existe un objetivo en la película. El relato clásico se ha fragmentado al extremo. Nuestros protagonistas se dedican, como decía,  a ir de una a casa a otra, y en muchas ocasiones Gardner se dedica a mostrarnos panorámicas paisajistas del escenario donde la acción (la nada) está teniendo lugar. Aún así, y a pesar de que nos puede parecer que de esta manera no hay narración en el filme, en realidad el guión nos presenta diversos debates, que en gran medida aparecen representados por la banda sonora de la película, que es a todas luces excelente. La Soledad y el Aislamiento son los ejes principales de la película. No es casual, que uno de los personajes, el más melancólico y pesimista, que interpreta Adam Cronheim esté permanentemente escuchando música con sus auriculares. Como le reprocha su compañero en un momento del filme, trata constantemente de aislarse del mundo mediante la música. ¿Pero quién no lo haría ante semejante panorama en el que han de sobrevivir los personajes? The Battery nos muestra lo que la mayoría de filmes del subgénero no hacen, como es la del más absoluto vacío que existe en estas circunstancias tan extremas, en las que ni siquiera la música es capaz de ayudar a tapar el sonido de una vida a la que no estamos acostumbrados. El mismo debate lo encontramos trasladado a los diálogos de los dos personajes, que son totalmente triviales y en los que en realidad subyace una desesperanza total.

The Battery combina muy efectivamente el género Zombie con el Road Movie. La angustia de algunas secuencias (especialmente en su parte final) con el contraste entre dos personajes radicalmente diferentes (la practicidad de la supervivencia contra el romanticismo idealista). Hablando precisamente de secuencias, la final nos ejemplifica perfectamente como es la película. Nunca un filme de estas características había concedido tanto tiempo a una acción tan puramente intrascendente (como comer y reír) y que sin embargo, contiene tanta potencia detrás  (la muerte, que planea más que nunca sobre los dos personajes).

En Aspectos técnicos, queda evidenciado el hecho de que The Battery es un filme claramente independiente, como nos muestra su fotografía (no sólo básica, sino parece que sin intención estética detrás), pero queda suplido por elementos comentados anteriormente.

Advertisements
This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s