Arte para Dummies 9: Nazis y Octavio Augusto

El Arte como herramienta política es seguramente una de las funciones más extendidas y antiguas de las que se conocen. Todo régimen político, sea una monarquía absoluta, una democracia o una dictadura se aprovecha del arte como una reivindicación de su programa ideológico. La función propagandística del arte es seguramente la más presente desde la antigüedad y evidentemente sigue vigente en la actualidad.

Por ejemplo, uno de los casos más paradigmáticos es el del Arte Nazi. La cúpula nazi, una vez obtenido el poder, empleo una etiqueta despectiva para referirse al arte que no concordaba con su programa ideológico. En el 1937 en Múnich se realiza la exposición de Arte degenerado (Entartete Kunst)[1], un día después de que Hitler inaugurara la exposición de Gran Arte Alemán. Era evidente donde quería poner hincapié el programa de Hitler. Todo artista que no comulgara con el nuevo poder, recibía la etiqueta de degenerado, por insultar al sentimiento alemán o por formar parte de una raza contaminada como la judía (aunque contradictoriamente, sólo un tanto por ciento muy pequeño de los artistas que expusieron en la farsa del arte degenerado eran de procedencia judía). Paradójicamente, la exposición de Arte degenerado fue una de las más visitadas de toda la historia, superando a la del Gran Arte alemán.

En contra del arte moderno y de las vanguardias artísticas, El régimen de Hitler pretendía volver a un clasicismo primitivo. No deja de ser curioso que otro régimen fascista, el Italiano, si protegiera uno de los movimientos de las primeras vanguardias más exitosos (incluso entre las clases populares, algo ciertamente extraño en este tipo de arte de Vanguardias) como fue el movimiento Futurista. Esta persecución brutal sobre todo elemento que resultara discordante tuvo también sus gotas hipócritas, como el hecho de que muchos de los grandes dirigentes nazis fueran a la vez grandes coleccionistas en privado de grandes obras de artistas supuestamente degenerados.

Se habla mucho sobre los artistas que fueron considerados degenerados por el régimen, como Otto Dix (uno de los genios que más arte crítico hacia sobre los temas militares, pues vivió en sus propias carnes el drama de la primera guerra mundial), Edward Munch o Marc Chagall, pero no sobre los que estuvieron amparados bajo el régimen nazi. Y lo cierto es que sólo echando un vistazo rápido a las obras de artistas como Arno Brecker  Josef Thorak en la escultura o Albert Speer en la arquitectura, nos daremos cuenta cuales eran las intenciones estético e ideológicas del Nazismo.

765763064-arno-breker-olimpiada-1936-bandera-del-cruz-gamada-esvastica

Esculturas realizadas por Arno Breker para la Olimpiada de Berlín de 1936. Porque estética e ideología van casi siempre prácticamente de la mano. El movimiento reaccionario del nazismo pretendía denostar los intentos de figuración abstracta que habían empezado a surgir (Kandinsky, uno de los pioneros de la abstracción hubo de exiliarse del país), volviendo a la estatuaria antigua y clásica. Breker, uno de los artistas nazis por antonomasia, ejemplifica muy bien el contenido ideológico del nazismo. Sus esculturas representan en su totalidad personajes musculados al máximo, descomunales, con una fuerza asombrosa, capaces de cualquier gesta. Ya en la época fue acusado de ser un simple plagiador del arte clásico griego. Cuando fue recibido por Hitler, que le entregó la medalla de plata (la primera, por temas políticos, fue a un artista italiano) le exclamó si aquel era el artista que hacía sus trabajos según los griego[2].

descarga (19)cone7-31-6

De izquierda a derecha: Dibujo de Dalí en Homenaje a Arno Breker, la inscripción pone: “Arno Breker digne de L’empeur Trajan”, y la escultura de Salvador Dalí a la derecha, realizada por Arno Breker. Que Dalí fue un personaje que coqueteó con el fascismo está más que comprobado, y no resulta extraño comprobar cómo fue uno de los pocos artistas que una vez terminada la segunda guerra mundial seguía elogiando a Breker.

Lógicamente, una vez caído el régimen Nazi, se produce algo que es totalmente inherente a la Historia del Arte. Los artistas que habían colaborado con el poder quedaron relegados a una situación marginal, mientras que los artistas que habían sido tildados de degenerados consiguieron mayor reconocimiento. De todas maneras, las tesis artísticas de escultores como Breker son más que cuestionables, no así las de otros como Adolfo Wildt, otro escultor marginado por haber colaborado en algún momento puntual con el Fascismo italiano (realizando diversos retratos escultóricos de Il Duce; uno de ellos fue tiroteado por los partisanos) que tiene una obra mucho más interesante que la de Breker.

520

Retrato de Arturo Ferrarin por Adolfo Wildt (1929). Wildt es un artista ciertamente inclasificable como demuestra este busto.

Dejemos el Arte nazi para comprobar cómo el Poder siempre ha intentado mostrar su Ideología en el arte desde tiempos antiguos, como podría ser la misma Roma. Y sí hay un momento en que Roma cambia completamente de rumbo artístico en un momento concreto determinado, es con la ascensión al poder de Octavio Augusto, después de la definitiva batalla de Actio en el 31 a.C, donde derrotó a su rival Marco Antonio.

Octavio se presentó como uno de los herederos del César. Una de las primeras obras que acomete, conjuntamente con los demás miembros del Segundo Triunvirato (una alianza entre Marco Antonio, Octavio Augusto y Marco Lépido) fue en el 42 a.C la creación de un templo en el Foro al Divi Iulis. Una de las primeras empresas que se realizan en los albores de la construcción del Imperio es la divinización de los personajes más importantes del nuevo plan político, que una vez muertas podrán consagrarse como divinas, algo más impensable en tiempos de la República. El propio Octavio Agusto sería divinizado una vez muerto.

El cambio político se aprecia en la escultura y los cambios que introdujo Augusto.  El propio Octavio ya se había hecho retratar en su etapa juvenil, cuando aún no había alcanzado el poder. Prácticamente no existen los bustos de un Octavio viejo, a pesar de que debió morir con setenta y siete años[3].

augustus-2-sized

Retrato de Octavio Augusto de Joven. El Retrato, que muestra a un joven Augusto, se entronca con la estética de las demás esculturas de la tardo república. Octavio aparece representado con un gesto incluso compungido, muy lejos de la idealización a la que sería sometido años más tarde.

Octavio Augusto en realidad no era su nombre auténtico, y lo estamos utilizando incorrectamente, porque para cada época en la que gobernó utilizó un nombre diferente. En un primer momento había pensado en llamarse Rómulo, pero tenía unas connotaciones demasiado monárquicas y desecho esa posibilidad (una de las obsesiones de la última etapa de la república era en que los senadores veían conspiraciones monárquicas por todos los lados). Augustus era el nombre ideal para esta nueva etapa que se abría. Relacionado con el campo semántico de lo noble y sagrado o con augure, engrandecer,aumentar.

El Nuevo Augusto ya no tiene la intención naturalista del retrato republicano, ni de esculpirse tal y como es, sino como él se ve o se quiere ver a si mismo. En el nuevo retrato, Octavio ya no era joven, pues ya había transcurrido tiempo desde sus primeros retratos, aunque el se esculpe con una juventud idealizada, prácticamente divina. Una actitud de dignidad atemporal y distante. [4]

Roman_-_Portrait_of_Emperor_Augustus_-_Walters_2321

[1] V.V.A.A, Arte desde 1900, Ed. Akal, Madrid 2006, p. 281

[2] INFIESTA, J.M, Arno Breker, Ed. Nuevo Arte Thor, Barcelona 1982, p. 46

[3] TOLLINCHI, Esteban, La Metamorofosis de Roma: Espacios, figuras y símbolos, Ed. Universidad de Puerto Rico, Puerto Rico 1998

[4] Para consultar más sobre el tema, léase el maravilloso libro de ZANKER, Paul, Augusto y el Poder de las imágenes, Ed. Alianza Editorial

This entry was posted in Arte and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s