Arte para Dummies 10: Intereses encontrados en el Arte

Pollock vio las Señoritas de Avignon en el MoMa en el 1937. La pintura le afectó profundamente, y de ella dijo que era terriblemente importante para él[1]. Hoy en día es de hecho una de los obas más importantes del arte occidental del pasado siglo, y una de las piezas estrella más atractivas del MoMa (Museo de Arte moderno de Nueva York). Sin embargo, lo cierto es que cuando Picasso terminó la obra, después de múltiples jornadas de trabajo (es una de las pinturas más estudiadas en cuanto a su preparación por parte del artista), poca relevancia se le prestó por parte de sus coetáneos. De hecho es interesante rastrear la vida de esta obra, porque nos depara más de una sopresa.

La obra en realidad fue realizada en el 1907. Picasso, se había trasladado a la que por aquel entonces era aún la capital internacional del arte, París. No mencionaremos la importancia de la obra en el Arte, que es muy grande, porque de momento no nos interesa. El caso es que Picasso la exhibió primero a un círculo muy reducido, como fue el de sus amigos, entre los que se incluían algunos artistas célebres, con lo que la escasez de comentarios fue más que evidente. Hasta el julio de1916 la obra no vuelve a tomar cierta relevancia, cuando es exhibida en el salón D’antin en una exposición semi-privada, donde recibe una recepción crítica bastante baja[2]. En el 1924, Jacques Doucet la adquiere por un precio de saldo (algo que disgustó al artista), y la obra deja de tener aún más vista pública, después de que para poder ver la obra sea necesario contactar previamente con el propio Doucet, con lo que su exhibición al público se ve totalmente obstaculizada. De hecho la propia obra fue propuesta por Jacques Doucet como legado para el museo del Louvre, pero el museo rechazó por completo. Una vez murió Doucet, en el 1935, el director del MoMa, Alfred Barr, pidió expresamente a la viuda de Doucet la obra para una exposición de Cubismo y Arte abstracto que se pretendía estrenarse el año siguiente, pero ella se negó. Finalmente, la viuda vendió el cuadro a un marchante  en 1937 y de ahí pasó definitivamente al MoMa, a interés directo de Alfred Barr.

images (2)

Como vemos, la obra estuvo 30 años siendo prácticamente marginada. Entonces, ¿Por qué se nos pretende vender el discurso de que la obra fue la más rompedora del momento, y que tuvo un impacto muy decisivo en el arte del primer tercio del siglo XX? Lo que queda claro después de haber repasado la trayectoria vital del cuadro desde su nacimiento hasta su adquisición por el MoMa, es que la obra no había tenido demasiado interés por sus coetáneos, pasando por detrás de muchas obras del mismo Picasso. Como influencia general, difícilmente las Señoritas de Avignon pudieron ejercer alguna.

Sin embargo, fijémonos ahora en lo se vende desde el MoMa sobre las Señoritas de Avignon. En el texto que se enseñaba en la galería, antes Del 2013 se podía leer The result of months of preparation and revision, this painting revolutionized the art world when first seen in Picasso’s studio. Sabemos que esto es una gran mentira. En el 2013 esa cartela se eliminó para dar paso a una mucho más cercana a la realidad. Resultaría interesante saber a qué se debió este cambio que resulta evidente que no es fortuito.

El problema es que se tiende a pensar que los Museos son entes abiertos cien por cien al público y que piensan de una manera totalmente objetiva y científica, cuando lo cierto es que las luchas de poder están a la orden del día, y que son estos  intereses los que hacen mover a estas instituciones. Al MoMa, lo que realmente le interesa es mostrar Las Señoritas de Avignon como una de las obras maestras de la pintura occidental del siglo XX, por el hecho de que se encuentra precisamente en su museo. Por lo tanto, desde este punto de vista, y siguiendo con este razonamiento es lógico que intenten vender la obra como una de las piezas más importantes, no sólo de su museo, sino del arte moderno. Ahora bien, esto genera unos problemas evidentes, ¿Dónde queda entonces la objetividad de la Historia del Arte? Directamente, muchas veces queda disuelta en este mar de intereses encontrados.

¿Por qué nunca veríamos una gran colección de Pollocks en un museo de segunda categoría? Normalmente se contestaría esta pregunta desde un punto exclusivamente crematístico, es decir, muchos museos pequeños no pueden permitirse comprar los costosos seguros que de estas millonarios obra se pide para su traslado. Y evidentemente hay una parte de razón en este planteamiento. Pero también es cierto que un Pollock, que es un artista de Clase A, nunca (o excepcionalmente) irá a parar a una entidad de Clase B o menores. No le interesaría al propietario de la obra, porque eso significaría una pérdida de prestigio considerable. Una exposición que se realiza en el MoMa, que hoy en día es el buque insignia del arte moderno, no va a pasar a una entidad de segunda categoría, como podría ser un museo de provincias.

Vayamos ahora a hablar de otro caso paradigmático, como es el del artista contemporáneo chino, Ai WeiWei (conocido también por ser el hijo del célebre poeta Ai Qing). Su figura nos demuestra como gran parte del arte contemporáneo y sus enfrentamientos pueden reducirse casi exclusivamente a un ámbito político.

Ai WeiWei es un artista con un doble perfil. Su obra se centra en la crítica del sistema político chino, y podemos ver un claro elogio a las “libertades” del mundo occidental. Esta obra ejemplifica bastante bien parte de la ideología de su obra:

images (3)

Siguiendo la tradición del Arte Pop, de quien Andy Warhol es su mayor exponente, Ai Wei Wei se dedica a colocar este estampado de un producto comercial en un jarrón chino de gran antigüedad (como hacía Warhol con sus serigrafías). El artista busca la confrontación con el sistema político Chino, que evidentemente se encuentra a las antípodas de dejar perder la tradición en contra de una marca comercial que es el símbolo por excelencia del sistema capitalista norteamericano. Por otra parte, la formación de Ai Wei Wei está muy influenciada por la estancia que realizó el artista en Nueva York durante su juventud, donde se empapó del Pop y también del arte conceptual (Duchamp es también una de sus referencias constantes).

¿Dónde se exhibe Ai WeiWei? Efectivamente, ya dice bien el refrán que nadie es profeta en su tierra, y el artista chino no podía ser una excepción. Es en tierras occidentales, donde Ai WeiWei goza de una representación más evidente.  Es más, recientemente se han realizado exposiciones en territorio Norteamericano y Europeo, como la que tuvo lugar en Alcatraz y…sí, también en Barcelona. Dos exposiciones megalómanas, que no dejan de tener un componente político, más que evidente.

No deja de ser curioso que una de las mayores exposiciones que ha realizado el Centro de la Virreina en Barcelona, haya sido la exposición de Ai WeiWei. Una de las exposiciones del año en cuanto a proporción económica se refiere (supuso un desembolso brutal en comparación con las exposiciones que normalmente se colocan en la Vireina) que generó además un gran número de visitantes (el nombre de Ai WeiWei es por sí mismo un gran estímulo). Por si fuera poco, cierto político de importancia escribió una introducción al catálogo más que jugosa.

También es verdad, que lejos de este perfil de adalid de las libertades, o de publicista, tal y como le definió Adrián Foncillas[3] en un artículo periodístico, se encuentra el Ai WeiWei comprometido. De hecho, en el 2008, cuando se produjo el terremoto de Sichuan, Ai WeiWei junto a otros activistas montaron una comisión de investigación para descubrir que irregularidades se habían producido con la construcción de escuelas. Se descubrió que se habían levantado con un material defectuoso, lo que había provocado que el número de víctimas aumentara. En el 2009, Ai WeiWei volvió a utilizar un ente museístico occidental, como era el Haus der Kunst de Munich, donde exhibió unas 9.000 mochilas y con un lema escrito en cada uno de ellas Ella vivió feliz durante 7 años en este mundo[4]

Por todo ello, el artista fue condenado y encarcelado durante varios meses. Hecho que volvió a aprovechar el artista para colgar muchas imágenes en la red, durante esa estancia en prisión (El artista es también muy conocido por su perfil mediático). Como vemos, hay muchos intereses en la hora de valorar el arte de este artista Chino, porque no sólo se está reconociendo una capacidad estética o estilística, sino que detrás hay un discurso mucho más importante. El Político.

[1] WIGAN, Donald, Jackson Pollock, Ed. Parkstone Press, Nueva York 2011, p. 63

[2] WALZ, Robin, Modernism, Ed. Routledge, Nueva York 2013, p. 3

[3] http://www.elperiodico.com/es/noticias/dominical/weiwei-arte-contra-poder-hombre-contra-estado-3660430

[4] ROTHENBERG, Julia, Sociology Looks at the Arts, Ed. Routledge, Nueva York, 2014, p.135

 

Información extraída en parte en las clases de Vicenç Furió del Máster en Estudios avanzados en Historia del Arte.

This entry was posted in Arte and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s