It Follows (2014)

descarga (80)

No queda muy claro dónde queda el Hype en It Follows (It Follows, 2014) y donde empieza la película. Fue presentada en el Festival de Sitges y Cannes del pasado año, y a pesar de no recibir ningún galardón, si consiguió el beneplácito de parte de la crítica, que ha visto una renovación del género de terror en el filme del debutante David Robert Mitchell.

En realidad, el filme no presenta nada radicalmente nuevo, sino que sigue basándose en el terror más primitivo. Y tampoco podemos decir que se consiga adaptar ese terror instintivo a nuestro marco contemporáneo, sino que la película prefiere coquetear postmodernamente con otras etapas culturales. De hecho, It Follows es durante gran parte del metraje, un homenaje al cine de terror de los años ochenta, con homenajes más que evidentes. Como alguna que otra crítica ha apuntado, la película de David Robert Mitchell parece no hacer referencia a una época determinada, ni siquiera la actual (más que podamos obtener alguna referencia en tanto a algún dispositivo electrónico).

En muchos momentos del filme, observamos a nuestros jóvenes protagonistas sentarse en torno a la pantalla de televisión (de tubo), mientras ven películas de ciencia ficción clásicas, un claro homenaje a la película de John Carpenter, Halloween (La Noche de Halloween, 1979), pero no se quedarán ahí estos guiños. La propia concepción de la población, el marco rural donde transcurre la película, también parece hacer acto de alusión a aquella población ficticia de la película de Carpenter, y yendo más allá, en términos de pura puesta en escena, el filme pivota también en torno al concepto del dentro y fuera de campo, que resultaba básico en La Noche de Halloween. Si recordamos con atención, evocaremos a Michael Myers, un asesino que más que despiadado y sanguinario, conseguía atemorizar a nuestra protagonista femenina, interpretada por Jaime Lee Curtis, gracias a este recurso. Apareciendo y desapareciendo del campo de visión de la protagonista, y ende, del propio espectador. Exactamente lo mismo pasa en It Follows pero en vez de un asesino, tenemos un serie de espíritus fantasmales.

El filme gira en torno a una propuesta argumental, que en apariencia, dista mucho de la propia La Noche de Halloween. En realidad, y a pesar de lo que podría parecer en los primeros compases, el filme parece desentendrse del subgénero slasher, para volver la mirada hacía ese cine de terror, que como ya decíamos, es aún más primitivo. Ya no existe el asesino en serio humano, ni siquiera el asesino en serio con dimensión sobrenatural (caso de Michael Myers) sino que el mal aparece representado en el filme de una manera mucho más dispersa y etérea. El Argumento gira en torno una especie de maldición sexual, que se transmite de manera venérea y que produce una especie de persecuciones fantasmales de primer orden. Esto sí que ya podría hacernos recordar la propia concepción del cine de terror slasher, que utilizaba el sexo como un arma licenciosa y peligrosa, pues cada vez que una pareja tiene relaciones sexuales en pantalla, acostumbra a haber una asesinato de por medio. Es de esperar, que It Follows no aplique esta regla por actitud reaccionaria, sino por pura recreación histórica. Lo cierto es que queda un componente sobrenatural más que evidente. Nuestra protagonista, interpretada por Maike Monroe, tiene relaciones con un extraño joven, y este le hará una revelación espantosa. A partir de entonces, la película sigue la misma pauta, un juego muy similar al del escondite, la caza al ratón.

Screen-Shot-2015-02-13-at-9.17.41-AM-620x400

Seguramente, lo más positivo del filme lo encontramos en la originalidad de la propuesta, así como el efectivo terror que se destila en algunas secuencias, la ambientación del filme o la gran interpretación de Maike Monroe.

It Follows se cree mucho más lista de lo que en realidad es. Y en muchas secuencias, la vergüenza ajena se apodera irremediablemente del espectador. Para empezar, el director no es capaz de crear una atmósfera totalmente convincente, y el resultado es que en muchas de las ocasiones en que nuestra protagonista es perseguida, la sensación de terror e inquietud se vuelven más en un sentido cómico que en otra cosa. Además, el argumento no deja demasiadas complejidades, y una vez se ha destapado la mecánica, el resto del filme funciona siguiendo el mismo esquema. Es bastante difícil de negar que en líneas generales, nos encontramos con una película burda, que no sabe cuidar demasiado de los momentos clímax. Para comprobarlo, sólo tenemos que fijarnos en la secuencia final de la piscina, una de las escenas más estúpidas de todo el género de terror, donde el ridículo cómico aparece con fuerza o sino también podríamos pensar en la muerte de uno de los protagonistas, siendo asaltado salvajemente en su habitación.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s