Una Historia casi Divertida (2010)

descarga

It’s Kind of a Funny Story (Una Historia casi divertida, 2010) es una película que deja un sabor agridulce una vez ha terminado y salen los títulos de crédito. Está claro que está rodeada de buenas intenciones, ¿Pero sobran por sí mismas para hacer una buena película? El guión está repleto de temas que tienen unas grandes posibilidades, pero finalmente la película acaba derivando en un desarrollo esquemático que no termina de cuajar. Y por supuesto, el tono Indie del filme acaba cansando demasiado ya que huele a leguas a producto prefabricado.

Efectivamente, Una Historia Casi Divertida es una película Indie de cabo a rabo, que parece en muchas ocasiones, pensada exclusivamente para triunfar en festivales como Sundance. Muchas de las características del cine indie aparecen con insistencia en el filme, pero con un deja-vu que recuerda a los peores ejemplos. Caso de la acusada voz en off, de las ensoñaciones que rompen con el eje principal narrativo o las histriónicas decisiones que toma el guión en la construcción de muchos de los personajes (más allá de que la acción transcurra en un Hospital Psiquiátrico).

La película nos presenta a un personaje (que se presenta en realidad él mismo) interpretado por el joven actor Keir Gilchrist, quien a pesar de que había trabajado anteriormente en algunas películas, se hizo famoso internacionalmente con esta película. El personaje es un joven adolescente como cualquier otro, pero eso sí, se encuentra más deprimido de lo normal. En realidad la película no tiene la intención de desarrollar un personaje mentalmente inestable o verdaderamente enfermo, sino que el quid del filme es presentarnos un personaje que está transcurriendo la adolescencia, y diseccionarnos toda la problemática que esta conlleva mediante  diversas situaciones. Un buen día, nuestro protagonista ante multitud de pensamientos cercanos al suicidio, decide ingresar por su propia voluntad en un hospital psiquiátrico.

Aquí nos encontramos ya con la primera cosa sorprendente es que el guión no respeta demasiado la lógica convencional. Nuestro protagonista (que es menor) es internado sin el conocimiento de sus padres, y además es ingresado en el ala de adultos al estar cerrada la juvenil. Elementos discordantes como estos irán apareciendo a lo largo del metraje, e irá minando la confianza del espectador ante el relato, que no sabe nunca como tomarse estas faltas ante el argumento.

19762325.jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxx

La película, como decía, trata de analizar los problemas de la adolescencia, mediante un enfoque tragicómico (aviso a navegantes, a pesar de la inclusión en el reparto de intérpretes como Zach Galifianakis las dosis de humor están siempre muy mesuradas, y como veremos el filme no aborda un humor exagerado o basto, sino que busca más bien la sonrisa simpática o el gesto amable). Las novias y amoríos, la amistad, el futuro y los padres son los problemas que cualquier adolescente tiene en su lista y los que desarrolla la película. Y en cierta medida, el filme consigue hacer evolucionar muy correctamente varios de estos puntos, e incluso la película se amolda a esta visión adolescente (que trata de acercarse y emular mediante la introspección mental de nuestro protagonista, resuelta fílmicamente con ensoñaciones o secuencias oníricas; por ejemplo, cuando nuestra protagonista canta y empieza a imaginarse una versión propia del grupo Queen) pero en ocasiones se queda a medio camino, y la sensación final es de un cruce entre una película sensiblera y como ya dijimos, un producto prefabricado pensado exclusivamente con poner la mira en un público “Indie”.

Podríamos decir que la película tiene un guión que no desarrolla nada realmente excepcional, pero el ambiente en el que transcurre la acción sí lo es (un Hospital Psiquiátrico). El guión trata al incluir una retahíla de personajes secundarios inestables (locos algunos de ellos) de crear una atmósfera singular con la que ganarse rápidamente al espectador (y a la crítica) pero estos personajes secundarios sólo funcionan en muy contadas ocasiones y en realidad torpedean bastante el filme, sobre todo porque tienen un carisma paupérrimo (prácticamente todos son personajes sin enjundia: el judío, el indio, el grandullón…apenas son clichés andantes).

Como no podía ser de otra manera, la historia incluye también una historia de amor, que también deja bastante que desear, por esquemática y porque la resolución se ve venir a distancia, aunque al menos sirve para presentarnos a la actriz Emma Roberts, quien realiza una correcta interpretación (a veces por encima del personaje protagonista).  En definitiva, Una Historia casi divertida es una película que trata de tocar unas teclas diferentes (más cercanas a la nostalgia) en parte, a la gran mayoría de filmes actúales para adolescentes (algo que se agradece enormemente) pero también resulta una película fallida en varios aspectos.

This entry was posted in Análisis Fílmico, Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Una Historia casi Divertida (2010)

  1. Buena reseña no puedo comentar más por que no la he visto , pero por lo que has dicho no me dan muchas ganas de verla xD

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s